Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 21 de Enero de 2020

Otras localidades

CONSEJO DE MINISTROS CONSEJO DE MINISTROS Sigue la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros

Treinta años de historia interminable

La película icono del cine de aventuras aún sigue haciendo soñar a miles de niños

Fotograma de 'La historia interminable' /

Pocas escenas hay más míticas que Bastian volando a lomos del dragón blanco Fujur –ni siquiera el momento en el que el Halcón Milenario entra al hiperespacio-. ‘La historia interminable’ marcó un antes y un después en la historia del cine, en particular del cine fantástico y de aventuras. En una década en la que todos los niños soñaban con ser el amo del calabozo, jugaban con los Masters del Universo y soñaban despiertos leyendo las novelas de Reinos Olvidados, 1984 era el momento perfecto para estrenar la adaptación a la gran pantalla del libro que había cautivado el corazón de miles de niños y de adultos. ‘La historia interminable’, publicada en 1979 y escrita por el alemán Michael Ende, rápidamente se convirtió en una de las novelas más leídas del mundo. A pesar de haber sido calificada como un clásico de la literatura juvenil, el autor en numerosas ocasiones ha afirmado que su obra va más allá, siendo esta una crítica de la sociedad actual carente de imaginación, cosa que en sus palabras más que acercarnos a la realidad, nos aleja de esta.

El formato que presenta el libro es tan curioso como innovador, divido en dos partes diferenciadas (normalmente escritas en dos colores distintos), llegan a juntarse las dos en la misma página, narrando cada una los hechos de mundos diferentes. La primera, la vida de Bastian, un niño de nuestra época que encuentra el libro de ‘La historia interminable’ y lo lee con afán escondido en el desván de su colegio. El libro lo protagoniza un héroe llamado Atreyu, siendo así dos los protagonistas de la novela. Transcurriendo los hechos en los dos mundos a la vez, en algunos momentos el personaje de Bastian se diluye en Atreyu, mostrando una conexión muy especial.

La película

El espíritu del libro quedó perfectamente plasmado en la película homónima dirigida por Wolfgang Petersen y estrenada en 1984. Galardonada con el premio Goldene Leinwand, el Premio Saturno y los premios Bayerischer y Deutcher Filmpreis, fue un hito de su época que se remonta hasta nuestros días. Llegó a ser tal su popularidad que consiguió llegar a ser una trilogía –algo extraño en la época y bastante común en la actualidad-.

La película es y será inspiradora de miles de niños y mayores, icono absoluto del cine de aventuras, comienza con la historia de un desafortunado Bastian que sufre bullying por parte de unos compañeros de colegio. Un día huyendo de ellos entra a un anticuario en busca de refugio –tópico que usarían en películas posteriores como en ‘El guardián de las palabras’, siendo el refugio una biblioteca-. El anticuario alerta al niño sobre un libro, ‘La historia interminable’, no pudiéndose este resistir al misterio que rodea al tomo, lo roba. Busca refugio en el ático de su escuela en donde con ardor comienza a leer el libro.

La acción de la película se traslada al mundo de Fantasía, en donde el protagonista es un héroe llamado Atreyu con el que poco a poco, Bastian desarrollara una inseparable conexión. Con el fin de salvar al pueblo de Fantasía de ‘la Nada’ que poco a poco va consumiendo como un agujero negro todo aquel espléndido lugar, Atreyu se embarca en una increíble historia llena de amistad, superación y momentos inolvidables, un viaje en el que se encontrará por el camino personajes de todo tipo que se unirán en su empresa, como el icónico dragón blanco Fujur, protagonista en más de un sueño de aventuras infantil. Bastian es consciente de que no es capaz de dejar de leer la historia y que por momentos su propia identidad se diluye y funde con la de Atreyu, llegando a ser imposible de distinguir quien es el héroe que está salvando al pueblo de Fantasía y con él, a la Emperatriz Infantil, que representa el propio espíritu de Fantasía.

Efectos especiales

Lo más destacable son los efectos especiales, a manos de uno de los directores artísticos más famosos del cine, Colin Arthur, nació el inconfundible Fujur. En una época en la que en el cine la mayoría de los efectos especiales eran artesanales, ‘La historia interminable’ fue un referente para las películas de fantasía que vinieron después como ‘Legend’ –con un irreconocible y lozano Tom Cruise- o ‘Masters del universo’ –con el ya convertido en mito de las películas de acción Dolph Lundgren-. Todas las figuras del film fueron diseñadas y elaboradas artesanalmente, realizándose en primer lugar figuras de barro a modo de maqueta que luego se construían a tamaño real con yeso que a su vez, servían como molde para la espuma que ocultaba toda la mecánica interior de los personajes –como los ‘animatronics’ pero con movimientos mecánicos directos-. Los movimientos eran tan complejos que hacían falta unos 15 titiriteros para mover un solo personaje. Algunas de estas figuras aún continúan en la ciudad del cine de Baviera, como es el dragón Fujur, que hace las delicias de los más curiosos y de los fans más acérrimos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?