Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 09 de Diciembre de 2019

Otras localidades

En tiempo de crisis, auge de los extremismos

Los ciudadanos cansados de recortes, corrupción y formaciones políticas adocenadas en el tradicionalismo, buscan en estas nuevas formaciones el modo de canalizar su malestar

 

En tiempos de crisis económica de cansancio con los políticos tradicionales, las instituciones inoperativas, las corruptelas y malestar popular, es cuando los partidos clásicos demuestran su incapacidad para remodelarse .Se quedan anclados en posiciones acomodaticias del pasado y reiteran los slogans ya conocidos y manidos. Es cuando surgen otras opciones. Opciones radicales de izquierdas o de derechas que navegan en un mar común contra el capitalismo liberal y la globalización. Ignacio Molina es investigador principal para Europa del Instituto El Cano “bueno, pues a una decepción por el funcionamiento del sistema político, que votar no permite influir sobre la marcha de las políticas públicas y que no hay mucha diferencia entre unos partidos políticos y otros

Los de extrema derecha cargan contra la inmigración desatada, proponen blindar fronteras, llegan al corazón de los votantes exaltando lo patrio. Tal es el caso del partido de Le Pen en Francia ahora liderado por Mariane, hija del mítico Jean Marie que ha puesto en jaque al conservadurismo y el socialismo ahora en el gobierno.

Mira Milósevich es doctora en estudios europeos y escritora, colabora habitualmente con la fundación FAESPorque en el fondo del éxito de ellos está el rencor hacia la clase rica, hacia los capitalistas (en el caso de los extremismos de izquierda) o está el rencor hacia el extranjero, hacia el inmigrante (en los de derechas)”

En Suiza, adepta a los referéndums consultivos por cualquier asunto ha aceptado la propuesta de un partido de extrema derecha que ha sometido a votación limitar la llegada de inmigrantes incluso de la Unión Europea que está tomando medidas de castigo. Pero en Gran Bretaña uno de los tirones más importantes del UKIP el partido ultranacionalista de Farage, es blindar Gran Bretaña para los ingleses, los puestos de trabajo primero para ellos y solo regular la entrada de extranjeros para cubrir empleos que no quieran los británicos.  "Porque en el fondo -dice Milósevich- del éxito de ellos está el rencor hacia la clase rica, hacia los capitalistas (en el caso de los extremismos de izquierda) o está el rencor hacia el extranjero, hacia el inmigrante (en los de derechas).

 Y es que en épocas de crisis, recortes el malestar de los ciudadanos lo canalizan votando a estos grupos extremos. En Grecia la izquierda más alejada de la socialdemocracia se une en Syriza. En España los aglutina Podemos. La extrema derecha en Amanecer Dorado que se ha convertido en un dolor de cabeza para las autoridades. En Europa temen el auge de la extrema derecha

Pero ahora también se inquietan con los extremismos de izquierda. Porque entre unos y otros suman el 20% de los votos europeos. Es el peor presagio porque además de Francia, Reino Unido, Grecia o España, en Dinamarca el ultraderechista partido popular contrario a la UE también toma posiciones contra la inmigración. En Austria el euroescéptico y nacionalista FPO es la segunda fuerza política. En Finlandia la extrema derecha ostenta dos parlamentarios. En Italia los del cómico Grilo, se han quedado en minoría, gracias a una gran coalición en Alemania un partido que aboga por la salida del euro ha conseguid o el 7% de los votos.

Una extrema derecha que ha sabido rentabilizar la crisis, una extrema izquierda que hace lo propio con el cabreo popular de unos ciudadanos hartos de apretarse el cinturón de ver como sus políticos roban y se quedan impunes y como todo se justifica en aras de un futuro mejor….

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?