Sábado, 31 de Octubre de 2020

Otras localidades

INFORME DEL SENADO

Los interrogatorios de la CIA fueron “brutales e ineficaces”

El informe del Senado mantiene que la agencia engañó al Cogreso y la Casa Blanca

Pasillo del cuartel general de la CIA McLean (Virginia).

Pasillo del cuartel general de la CIA McLean (Virginia). / LARRY DOWNING (REUTERS)

La CIA llevó a cabo interrogatorios “brutales” tras el 11-S y mintió a los estadounidenses sobre lo que estaba haciendo y la eficacia de la información obtenida, según el informe elaborado por el Senado de EEUU.

Informe íntegro de la CIA / Handout (AFP)

Estos interrogatorios no aportaron ninguna información que evitara atentados terroristas, según el documento.

El informe, que ha costado 40 millones de dólares, ha sido elaborado por los demócratas del Comité de Inteligencia del Senado, que ha investigado durante cinco años más de seis millones de documentos internos de la agencia de inteligencia. Lo que se ha publicado es un resumen de 500 páginas, pero el documento completo tiene más de 6.000.

Prácticas brutales

Khalid Sheikh Mohammed, cerebro de los atentados del 11-S y uno de los presos a los que se le practicaron torturas / FILES (AFP)

En el informe, se detallan las técnicas que la CIA usó para torturar a los sospechosos de terrorismo. Los detenidos eran privados de sueño hasta por una semana. Con la aprobación del personal médico, los prisioneros fueron sometidos a “alimentación rectal”, una técnica que el director de interrogatorios de la CIA describió como ejercer “control total” sobre el detenido. El “waterboarding” de Khalid Shaik Mohammed, el cerebro del 11s, fue según miembros del personal sanitario “una serie de casi ahogamientos”.

Al menos 26 de los detenidos no cumplían los estándares para ser encerrados, según el informe. En 2002, un detenido murió de hipotermia mientras estaba encadenado a un suelo de cemento. Otro detenido fue encerrado durante 17 días en la oscuridad sin que nadie supiera que estaba allí.

Un prisionero fue esposado por las muñecas a una barra en el techo durante 22 horas durante dos días consecutivos. Al menos cinco detenidos fueron sometidos a “hidratación rectal” o alimentación rectal sin necesidad médica.

El interrogatorio del sospechoso de terrorismo Abu Zubaydah, que fue sometido a waterboarding al menos 83 veces, fue más brutal de lo que se sabía. Se le metió en una caja de un metro y medio y quedó inconsciente durante una de las sesiones en las que echó agua y burbujas por la boca.

Así hace la CIA los ahogamientos simulados, según este vídeo de AI. / AMNISTÍA INTERNACIONAL

Otros detenidos con las piernas y los pies rotos fueron forzados a sentarse en posiciones que les causaban dolor.

Las reacciones

“La historia nos juzgará por nuestro compromiso con una sociedad justa, gobernada por las leyes y por la disposición para enfrentar una verdad fea y decir ‘nunca más”, ha dicho la Senadora Dianne Feinstein, demócrata por California y presidenta del comité de inteligencia. En un comunicado ha asegurado que los detenidos fueron “torturados”.

El director de la CIA John Brennan por su parte, ha asegurado que el programa de detención e interrogatorios tuvo “fallos” y que la agencia cometió errores en el intento de obtener información de inteligencia tras el 11-S. Pero asegura que los interrogatorios “ayudaron a desmantelar panes de ataque, capturar terroristas y salvar vidas”. Además, añade que al informe le falta “contexto valioso” porque no se ha entrevistado a los agentes de la CIA que participaron en los interrogatorios.

El presidente de los Estados Unidos, Barak Obama / MANDEL NGAN (AFP)

El presidente Obama ha asegurado que los métodos que usó la CIA son contrarios a los valores de EEUU. “Estas técnicas hicieron un daño considerable a la posición de EEUU en el mundo y nos hizo más difícil perseguir nuestros intereses con aliados y socios”, he dicho en un comunicado.

Los líderes republicanos en el Senado han insistido en que lo métodos usados ayudaron a la captura de importantes sospechosos y a la muerte de Osama Bin Laden. “Los argumentos incluidos en este informe que digan lo contrario son simplemente incorrectos”, han dicho los senadores Mitch McConnell en un comunicado.

El ex presidente Bush también ha defendido la actuación de la agencia, a pesar de que según el informe le engañaron sobre el programa. EEUU ha aumentado la seguridad de sus embajadas y bases militares ante el temor de que la publicación del informe desate una oleada de violencia en oriente próximo.

Las claves del informe

Beatriz Barral

1. Las técnicas de interrogatorio eran más brutales y se emplearon más extensamente de lo que reconoció la agencia.

El informe describe el “waterboarding” como una “serie de casi ahogamientos” y sugiere que más prisioneros fueron sometidos a ello de los tres que ha reconocido la CIA.

Además, detalla como se privaba de sueño a los detenidos hasta por una semana, se les sometía a “alimentación rectal” médicamente innecesaria y se les amenazaba de muerte.

2. La CIA engañó al Congreso y la Casa Blanca sobre la efectividad y el alcance de las técnicas de interrogatorio.

La CIA dio información “falsa y engañosa” a congresistas, la Casa Blanca y el directo de inteligencia nacional sobre la efectividad del programa. Una revisión de los casos en los que la agencia mantuvo que obtuvieron información que no podrían haber conseguido de otra manera, pone en cuestión la conexión entre esa información y cualquier “éxito antiterrorista”.

3. La dirección de los programas de interrogación fue defectuosa y no hubo supervisión adecuada.

El informe cita insatisfacción entre oficiales de inteligencia sobre la competencia y el entrenamiento de interrogadores. Aquellos que violaron las política de la agencia, “raramente fueron castigados”.

La CIA impidió al supervisión del congreso, restringió el acceso a la información, rechazó responder a preguntas sobre el programa e “impidió la supervisión” del inspector general de la agencia dando información falsa.

4. La CIA engañó sobre el número de personas detenidas y torturadas.

El informe asegura que la CIA nunca dio un número exacto de cuántas personas tenía detenidas o eran sometidas a los brutales interrogatorios.

La agencia dijo que los detenidos eran “menos de 100 individuos”, pero una revisión de los archivos de la agencia indican que fueron 119. Además, también redujeron el número de tenidos que fueron sometidos a tortura.

5. Al menos 26 personas fueron detenidas “por error”.

El informe encontró que al menso 26 detenidos “fueron encerrados por error”, incluyendo a un hombre “discapacitado intelectualmente” que fue usado como “palanca” para obtener información de un miembro de su familia.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?