Miércoles, 08 de Julio de 2020

Otras localidades

La prueba del algodón

Salvo la final del Champions donde el Madrid fue superior y mereció el título, Simeone se le ha atragantado al Real Madrid

Simeone y Ancelotti se saludan antes de un derbi madrileño

Simeone y Ancelotti se saludan antes de un derbi madrileño / EFE

Dicen que el algodón no engaña... y el Atlético del Cholo Simeone ha sido, de largo, el mayor rival del Real Madrid los últimos tres años. Le ha peleado todo y a punto estuvo, incluso, de arrebatarle su trofeo más sagrado, la Copa de Europa, de no haber sido por un arrebato de furia de Ramos en el último suspiro de Lisboa.

Atrás quedan los recuerdos de la final de Copa que le ganó en el mismísimo Bernabéu a un Madrid en descomposición por obra y gracia de un entrenador que con esa derrota certificó su fracaso: José Mourinho, que previamente se había enfrentado entre otros a Pepe, Ramos, Cristiano o Casillas.

Con la llegada de Ancelotti y la pacificación del vestuario, el Atlético le volvió a "mojar la oreja", sacándose el Madrid únicamente la espina en la Copa de la pasada temporada. Encima, en la Supercopa de España, este pasado verano, nuevo repasito. Vamos, que salvo la final del Champions donde el Madrid fue superior y mereció el título, Simeone se le ha atragantado al Real Madrid.

Y en este escenario, y tras caer en Mestalla, con un equipo con dudas en el centro del campo sin Modric y físicamente por debajo de su nivel tras el parón navideño y el viaje a Dubai, el equipo de Carletto se vuelve a examinar.

Ha vivido de la pegada de Benzema, Bale y, sobre todo y sobre todos, del mejor jugador del mundo, Cristiano Ronaldo. Si a esto unimos la contundencia de Pepe, Ramos e Iker el equipo ha enlazado 22 victorias consecutivas y se anotó el Mundial de clubes.

Pero ahora las preguntas son: ¿Con esto le llegará para ganar Liga y Champions? ¿Será suficiente? En Valencia se demostró que no. Es verdad que en verano Alonso se marchó, que Khedira se borró, que Illarramendi no compareció y que encima en noviembre Modric se lesionó. Pero no es menos cierto que ésta es la mejor plantilla que uno recuerda. Y si a esto le unimos el talante y el buen hacer de Ancelotti quizá sí.

La respuesta definitiva llegará en verano, pero se ha perdido la seguridad de hace poco más de un mes y Carlo lo sabe, los jugadores lo saben y confían en la flor del italiano, aunque algún día, quien sabe, se pueda marchitar.

 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?