Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 15 de Octubre de 2019

Otras localidades

El Sherlock español sí se ensucia las manos

La 1 estrena este lunes la miniserie 'Víctor Ros' con Carles Francino, Megan Montaner y Esmeralda Moya como protagonistas.

Televisión Española acabó 2014 con el final de 'Isabel', los últimos episodios de temporada de 'Águila roja' y el estreno de la tv-movie sobre el general Prim. Tres ficciones de calidad que le permiten, en este apartado, mantener la pugna con las dos principales cadenas privadas y que salvan el honor de TVE como servicio público.

Así concluía 2014 y para 2015, TVE mantiene sus señas de identidad en ficción estrenando el pasado jueves la decimosexta temporada de 'Cuéntame' (capítulo que congregó a más de 3,9 millones de espectadores) y este lunes hará lo propio con la miniserie 'Víctor Ros' (producida por New Atlantis), otra de esas ficciones españolas con las que merece la pena sentarse delante del televisor porque, trasfondo sociopolítico aparte -que lo tiene-, 'Víctor Ros' es, ante todo, una serie con mucho ritmo que entretiene y engancha al espectador.

Protagonizada por Carles Francino, que logra una sobria y acertadísima interpretación de su personaje, 'Víctor Ros' es una serie policiaca ambientada en el Madrid de 1895, en medio de una España que se desmorona, y en la que el nombre de un policía -el inspector Ros- resonará en toda la ciudad por su capacidad para resolver complejos casos criminales usando novedosas técnicas de investigación.

¿Es el inspector Víctor Ros una versión española de Sherlock Holmes?

Cualquiera que conozca la obra literaria de Conan Doyle percibe a Sherlock Holmes como un especimen raro, pero eminentemente británico. De gustos refinados, tranquilo, flemático, frío en el trato… Además, posee una particular, pero excelente formación científica y, como el prototipo de burgués inglés de la época: evita ensuciarse las manos.

Por su parte, lo que Víctor Ros tiene en común con Holmes, además de la agudeza a la hora de resolver casos policiales, es que es un perfecto ejemplo del ciudadano popular español de finales del siglo XIX. Valora la amistad, pese a su sobriedad, es un tipo cercano, apasionado por su trabajo y entregado en las relaciones amorosas. Sus orígenes son humildes y castizos, Lavapiés. Pasa de ser un ratero a ser adoptado por un oficial de la Policía de Madrid que será para él su padre y mentor. Así, en la persona de Víctor Ros se halla un galán con placa y pistola que mantiene viva su esencia pandillera y su sentimiento de pertenencia a la calle y a las clases especialmente oprimidas en esa España de finales de siglo XIX.

¿Dónde se ha grabado 'Víctor ros'?

‘Víctor Ros’ se ha grabado en decorados construidos en un plató de 1.200 m donde se recrean grandes casas de la burguesía madrileña de finales del XIX, un café de la época o la comisaría de policía donde trabaja la Brigada del inspector Víctor Ros.

Un segundo plató de 1.000 m reproduce una calle ficticia del Madrid de la época. Los decorados permiten recrear infográficamente la vida de la ciudad en 1890, con imágenes insólitas de lugares como la Plaza Mayor o la Puerta de Alcalá. Asimismo, se ha grabado en exteriores, en Chinchón, Colmenar de Oreja, Torrelaguna y ubicaciones emblemáticas del Madrid de los Austrias.

Es policía, su formación se reduce a la academia y no posee las aptitudes deductivas -casi mágicas- de Sherlock. Ros es más humano, la inteligencia y el carácter son su gran arma. No necesita de un escudero como Watson; encontramos en Ros un inspector más del estilo John Luther ('Luther', BBC) o James Gordon ('Gotham', FOX).

Además de Francino, la miniserie de 6 episodios cuenta en su reparto con nombres como Megan Montaner, Tito Valverde, Esmeralda Moya, Nacho Fresneda o Helio Pedregal que, en la mayoría de los casos, ofrecen su mejor nivel interpretativo.

Esta ficción está basada en las novelas de Jerónimo Tristante. La adaptación ha corrido a cargo de Javier Olivares (creador de 'Isabel') que ha encabezado un equipo de guionistas en que han estado Pablo Olivares, Anais Schaaff, Paco López Barrio y Jorge Díaz. Pese a que se ha respetado mucho la esencia de los personajes de las novelas, el guion de la miniserie sitúa la acción 20 años después con respecto a la obra literaria (lo que mejora la narrativa audiovisual) y añade tramas y personajes nuevos.

En la labor de dirección de estos seis episodios se alternan Carlos Navarro, Gracia Querejeta y Jorge Sánchez Cabezudo (creador y director de la alabada serie 'Crematorio').

Salvo por algunos puntos mejorables, 'Víctor Ros' muestra una gran calidad técnica con una potencia narrativa importante. El dinamismo es la clave de esta obra que enganchará y sorprenderá al espectador medio.

Se trata de una acertada apuesta de TVE para el prime time de los lunes. A su favor encontrará que ni Antena 3 ni Telecinco emitirán este lunes 12 ninguna serie, sino que optan por cine, lo que puede ayudar a 'Víctor Ros' a marcar un buen dato de audiencia. También juega en su beneficio el hecho de que se estrenase hace unos meses en Movistar TV (como parte del acuerdo de co-producción con Telefónica Studios) y que las críticas de quienes la han visto, en general, han sido muy positivas.

En TVE no descartan una segunda temporada si el share acompaña, pero no esconden la dificultad que supondría teniendo en cuenta que los decorados están desmontados y que muchos de sus protagonistas se encuentran actualmente trabajando en otras producciones.

Tras cada capítulo, La 1 emitirá 'La España de Víctor Ros', documentales guiados por el autor de las novelas, Jerónimo Tristante, con imágenes de archivo, grabaciones en enclaves históricos, escenas de la serie y con expertos: cronistas, historiadores, periodistas… Esta serie documental indagará en el nacimiento de la policía, la hipnosis, las leyendas de casas encantadas y espíritus, los orígenes de la prensa, la lucha feminista, los primeros pasos de la investigación criminalística, la catalepsia, los duelos secretos, los crímenes con veneno, los sueños premonitorios, o los terribles crímenes de los primeros asesinos en serie; temas que vertebran muchas de las tramas que deberá resolver Víctor Ros en esta ficción.

En el capítulo 1 de 'Víctor ros'

Madrid, 1882: Víctor Ros es un humilde muchacho de 14 años que se gana la vida robando y es la pesadilla de la policía de Madrid, que lucha por detenerle. Cuando lo consigue, el inspector Armando Martínez se da cuenta de su instinto y le ofrece salir de la calle a cambio de cuidar de su madre y de formarle como policía. Trece años después, tras un complicado destino en Asturias, Víctor vuelve a Madrid, destinado a la recién creada Brigada Metropolitana, donde se reencuentra con don Armando. Preocupado al verle apesadumbrado por no resolver un caso que tiene como víctimas a prostitutas callejeras, Víctor recibe su primera misión: descubrir qué hay detrás de un intento de asesinato en la casa Aranda, hogar de Aurora, la recién casada hija de don Augusto Alvear, hombre de grandes contactos en el gobierno. Aurora, en estado de trance, ha apuñalado a su marido, que ha logrado sobrevivir. Lo que en principio parece un crimen claro, ya que hay testigos, se convierte en un verdadero misterio.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?