Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 20 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Al menos 15 muertos en Egipto en el cuarto aniversario de la revolución

Se cumplen cuatro años del inicio de las protestas que acabaron con el régimen de Hosni Mubarak

Protestas en Egipto / ()

Al menos 15 personas fallecieron en todo Egipto después de que la policía reprimiera las manifestaciones que se habían convocado por todo el país y que el Gobierno dejó claro que no permitiría. Cuando se cumplen cuatro años del inicio de las protestas que acabaron con el régimen de Hosni Mubarak, el país continúa desgajado entre quienes piensan que el país camina hacia una nueva prosperidad alumbrada por el presidente Abdel Fatah al Sisi y los que opinan que no queda nada de aquella revolución.

Hay al menos 15 muertos / MOHAMED SHOKRY ALGARNOUSSI / ALM (EFE)

La mayoría de las víctimas mortales se registraron en el barrio de Matareya, en el norte de El Cairo, donde son habituales las marchas de los simpatizantes de los Hermanos Musulmanes. También en Alejandría y en otras zonas del norte del país varias personas perdieron la vida, mientras que más de 40 personas resultaron heridas en todo el territorio egipcio.

En el centro de la capital, la plaza Tahrir -escenario hace cuatro años de unas protestas que reivindicaban pan, libertad y justicia social- se encontraba desde la mañana cerrada al público. El día previo la policía mató a tiros a una joven de 32 años, miembro de una pequeña formación política izquierdista, que participaba en una manifestación de apenas unas decenas de personas.

Las autoridades impidieron que el ágora cairota volviera a rugir contra el régimen, pero sí permitieron que varias decenas de acólitos de Al Sisi se concentraran en las inmediaciones. Curiosamente la mayoría de los allí congregados se mostraban partidarios de las revueltas contra Mubarak, pero expresaban su apoyo a Al Sisi, procedente también de las filas del ejército.

La situación de malestar social continúa en Egipto desde el inicio de las revueltas en 2011 / MOHAMED SHOKRY ALGARNOUSSI/ ALMA (EFE)

La madre de uno de los mártires de hace cuatro años ni siquiera se inmutó cuando unos metros más al fondo comenzaron los enfrentamientos entre los partidarios del Gobierno y otro grupo de jóvenes que iniciaron una refriega a pedradas. Tras varios heridos, los vehículos acorazados de la policía abandonaron por unos momentos sus posiciones y dispersaron los choques mediante el lanzamiento de gases lacrimógenos. Unos instantes después los adoradores de al Sisi coreaban a las fuerzas de seguridad en su vuelta al cerco de Tahrir.

Como hace cuatro años, este 25 de enero también se conmemoraba el Día Nacional de la Policía, aunque a diferencia del pasado no era una jornada festiva porque el Gobierno decretó una semana de luto tras la muerte del rey Abdala de Arabia Saudí y prohibió todo tipo de celebraciones. Los Hermanos Musulmanes y otros grupos islamistas habían convocado protestas contra los “representantes de la contrarrevolución”, mientras que movimientos juveniles como el 6 de abril –que en 2011 instigaron las revueltas contra Mubarak- llamaron a los suyos a las calles de forma paralela.

El Gobierno había prometido mano de hierro y la ejecutó. También había anunciado que habría un indulto para 584 presos coincidiendo con el aniversario de la revolución, pero no hubo noticias de él. Ni siquiera se sabía quienes serían los agraciados, pues las cárceles las pueblan miles de simpatizantes islamistas, abogados de derechos humanos, activistas, blogueros o periodistas. Esta misma semana un tribunal ordenó la puesta en libertad de los hijos de Hosni Mubarak, a falta de cargos contra ellos. El propio dictador asiste al cuarto aniversario de su caída desde un hospital militar, pendiente de que la Fiscalía dé el visto bueno para su excarcelación a la espera de un nuevo juicio por corrupción y después de ser absuelto por la muerte de manifestantes en 2011.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?