Viernes, 04 de Diciembre de 2020

Otras localidades

Descargas directas

Cierra RapidShare, uno de los servicios más conocidos de descargas directas

Los dueños de la página no han dado a conocer aún los motivos de este cese, pero todo parece indicar que es debido a motivos únicamente empresariales y no por nuevos procesos judiciales

Página de inicio del servidor Rapidshare

Página de inicio del servidor Rapidshare / CADENA SER

Si hubo dos gigantes en la época de las descargas directas, esos fueron Megaupload y RapidShare. El primero cayó en una de las más importantes operaciones antipiratería que hemos conocido en la historia de Internet. Y el segundo, advirtió que tras la caída del primero, si iban a por ellos, los siguientes tendrían que ser Dropbox, iCloud o Google Drive.

Sin embargo, nada de eso ha ocurrido. Aquella fue la primera y gran advertencia. Tras los sucesos que acabaron por tumbar el servicio de Kim Dotcom, RapidShare y otras páginas de hospedaje de archivos pasaron a ser más cautelosas y a revisar concienzudamente el material con copyright que los usuarios subían a sus servidores.

Ahora, RapidShare anuncia que cierra el 31 de marzo de 2015. Hasta entonces, se pueden seguir abriendo cuentas con normalidad y utilizando el servicio, además de descargar todo el contenido de las ya existentes.

Sus responsables aún no han dado más información acerca del cierre. Solo han colgado un escueto mensaje en el que comunican la decisión y que todos los archivos se borrarán el mismo día de cese, de forma automática y sin posibilidad de recuperarlos más allá de esa fecha.

Mensaje de cierre que muestra RapidShare en su web / CADENA SER

Eso sí, en principio todo parece indicar una decisión empresarial, al no haber noticias de otros procesos judiciales relacionados con derechos de autor o alojamiento de material ilícito.

Más de diez años en activo

Rapidshare iniciaba su andadura en mayo de 2002. De hecho, tres años antes que Megaupload. Durante más de una década ha sido uno de los principales servidores donde los usuarios podían subir y compartir archivos. Su modelo ‘freemium’ se basaba en la publicidad, además de las cuentas de pago que eliminaban las limitaciones como los segundos que había que esperar para bajar un fichero o el límite de descargas por hora o día.

Estos servicios también son los precursores de lo que ahora conocemos como ‘cloud computing’, puesto que fueron los primeros en posibilitar la subida de archivos privados a un servidor, cuando por aquel entonces los servidores aún se utilizaban primordialmente para la subida de páginas web o informaciones de menor tamaño para uso público.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?