Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 13 de Diciembre de 2019

Otras localidades

SUCESOS SUCESOS Hallados los cadáveres de dos niñas en su casa en Girona

Por qué Australia puede participar este año en Eurovisión

El país no cumple todas las normas exigidas por la organización

El trofeo del festival de Eurovisión de 2014, celebrado en Copenhague /

El Festival de la Canción de Eurovisión, cuya final tendrá lugar el próximo 23 de mayo en Viena, acogerá por primera vez a un país que no es miembro activo de la Unión Europea de Radiodifusión (UER), sino asociado. Tanto la UER como la ORF (la televisión austriaca anfitriona este año) han decidido invitar a Australia a participar con una canción, a pesar de que no cumple con todas las normas exigidas por la organización.

¿Quién puede ir a Eurovisión?

Al contrario de lo que pueda parecer, el requisito fundamental para participar en el Festival no es pertenecer a la Unión Europea o al continente europeo sino ser miembro activo de la Unión Europea de Radiodifusión. Para ello, hay que reunir uno de estos dos requisitos: pertenecer al Consejo de Europa y haber solicitado formalmente el ingreso a la UER o bien estar dentro del Área de Radiodifusión Europea.

Esta zona incluye de oeste a este a todos los países que van desde el Atlántico oriental hasta el Mar Caspio; y de norte a sur, todo el territorio comprendido prácticamente desde el Círculo Polar Ártico hasta los países que bordean el Mediterráneo. Esta es la razón por la que pueden participar en Eurovisión países asiáticos como Turquía, Israel, Armenia, Azerbayán o Georgia. Por ese motivo, Marruecos participó en el Festival en 1980 y países como Líbano o Túnez también han solicitado concursar en alguna ocasión, aunque nunca han llegado a hacerlo. En teoría, todos estos países (incluidos Siria, Irak, Argelia, Libia, Egipto o Jordania) podrían participar de pleno derecho en el Festival antes que Australia.

Una invitación excepcional

Al no ser miembro activo de la UER, Australia sólo puede participar por haber sido invitada de forma expresa. La organización se ha apresurado a aclarar que sólo es por una vez (en esta edición número 60 del concurso) y que, en caso de ganar, Australia no podría organizar el festival el año que viene, aunque sí tendría derecho a participar de nuevo.

Un hipotético triunfo de Australia en Eurovisión 2015 pondría a la UER en una tesitura inédita hasta el momento porque debería decidir qué país sería la sede del festival en 2016. Normalmente, la organización del concurso corresponde a la nación cuyo participante ha sido el más votado en la edición anterior.

En cualquier caso, la UER se ha mostrado emocionada con la participación de Australia y con lo que ello implica para la globalización del certamen. La Unión Europea de Radiodifusión también ha aclarado que, al tratarse de una invitación, los concursantes australianos pasan directamente a la final del 23 de mayo, sin tener que ganarse el puesto en las dos semifinales previas. Este privilegio solo corresponde en estos momentos al llamado big five, es decir a los países que más contribuyen económicamente a la UER (España, Francia, Reino Unido, Alemania e Italia), a los que se suman el país anfitrión y el ganador de la edición del año anterior —en este caso, Austria—.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?