Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 05 de Abril de 2020

Otras localidades

CORONAVIRUS | EN DIRECTO CORONAVIRUS | EN DIRECTO Las últimas noticias sobre el coronavirus en el mundo
Sociedad

Desahucian a una familia por error

En la casa vivían un matrimonio con sus dos hijos, de 19 meses y 9 años

Protesta de Stop Desahucios ante un desalojo

Susana Vera (Reuters)

La desgraciada escena resulta familiar para millares de familias españolas. A mediodía de ayer, la comitiva constituida por un agente judicial, un cerrajero, un empleado de banco y varios agentes de la Policía Local de Gijón, se presentó en un piso de la calle La Mancha para proceder a un desahucio por la deuda contraída con la entidad bancaria. Lo singular en este caso es que se equivocaron de vivienda, probablemente por un error en la numeración de los portales.

El matrimonio, con dos niños de 9 años y de 19 meses, se encontraba ausente, por lo que fue necesario forzar la cerradura para entrar. Como es habitual en los casos de desahucio, fue cambiada la cerradura y dieron por enajenado el piso, después de realizar un concienzudo inventario de todo el contenido del hogar, desde las fotos de los niños hasta los enseres de cocina. A nadie pareció extrañar el perfecto orden en el que se encontraba la casa, ya que no había sido recibida ninguna notificación previa ni era esperada la irrupción de la comitiva judicial.

El joven matrimonio, Jaime y Jessica, se encontraban trabajando y no esperaban que el lunes les pudiera acarrear más sobresaltos ni molestias que los habituales hasta que recibieron la llamada telefónica de un vecino que les advirtió de que en su casa estaba pasando “algo gordo”. Al regresar a su casa, la comitiva ya se había marchado y se encontraron con una puerta cerrada y en la que sus llaves ya no servían para nada. Ahí empezó una febril sucesión de llamadas telefónicas que terminó, tras cinco horas en el portal, con la localización del cerrajero que intervino en el desahucio y que les facilitó la nueva llave para que pudieran dormir en su casa.

A partir de ahí, todo son hipótesis, porque esta familia no ha recibido hasta ahora ninguna explicación. Lo más probable es que el error se haya debido a que en el portal figuran dos números, tras el cambio de numeración llevado a cabo en esta calle del barrio de Pumarín hace un año pero lo cierto es que nadie, hasta ahora, ha logrado dar una explicación al error que mantuvo a esta familia desahuciada durante cinco horas y que tuvo que soportar la invasión de su intimidad que supone la presencia de los intrusos e incluso el inventariado detallado de todas sus posesiones.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?