Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 21 de Febrero de 2020

Otras localidades

“Disparamos hacia el agua porque lo hizo el capitán primero”

El jefe de los antidisturbios de la Guardia Civil que intervinieron en la tragedia del Tarajal reconoce ante la jueza de Ceuta que no tenían ningún protocolo para disparar con pelotas de goma hacia el mar y que nunca antes lo habían hecho.

Dispararon hacia el agua por donde nadaban los inmigrantes porque el capitán comenzó a hacerlo. Es la respuesta que han dado hoy ante la jueza de Ceuta tanto el Teniente como el Sargento de los GRS( grupo rural de seguridad de la Guardia Civil) imputados por presunto homicidio imprudente por la muerte de los 15 inmigrantes en la playa del Tarajal.

Según fuentes jurídicas consultadas por la SER, ambos oficiales han reconocido ante la titular de juzgado de instrucción número 6 ceutí ,que no existe ningún protocolo en la Guardia Civil para el lanzamiento de material antidisturbios en el agua, que nunca se había lanzado hacia el mar, y que si lo hicieron fue porque vieron al capitán al mando del operativo, también imputado, coger varias pelotas de goma y un fusil y comenzar a hacerlo, y como lo hacía el mando ellos lo siguieron , sin decir en ningún momento si fue el capitán el que dio la orden o simplemente lo imitaron. El Teniente ha señalado que nunca han recibido una formación o un protocolo para repeler un intento de entrada de migrantes por vía marítima y ha negado que ese uso de material antidisturbios tenga relación directa con la causa de la muerte de los 15 jóvenes.

Ambos oficiales del Instituto Armado, pero especialmente el Teniente, que era el jefe del operativo de los agentes antidisturbios de la Guardia Civil aquella mañana del 6 de febrero del pasado año, han reconocido, según estas fuentes, que no respetaron los 25 metros de distancia reglamentarios en los disparos porque hicieron tiros directos a corta distancia, siempre hacia aguas españolas, pero no directamente a los inmigrantes según ellos. Estas declaraciones suponen una contradicción con la que había dicho el capitán el pasado lunes que aseguró que sí se había disparado respetando la distancia mínima reglamentaria.

Tanto el Sargento como el Teniente han insistido ante la jueza que de no ser por la Guardia Civil hubiera habido más muertos el 6 de febrero de 2014 en el espigón de la playa del Tarajal. Otro agente de los GRS ha prestado declaración y el cuarto guardia llamado a declarar, de la comandancia de Ceuta, que lanzó un bote de humo hacia la zona en la que nadaban los migrantes, se ha acogido a su derecho a no declarar.

Ninguno de los 3 agentes que han prestado declaración hoy han querido contestar a las preguntas de la acusación popular como ya sucedió el pasado martes en la declaración del capitán de los GRS de Ceuta.

 

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?