Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 20 de Enero de 2020

Otras localidades

Teresa lectora, Teresa escritora, Teresa de Jesús

La Biblioteca Nacional acoge la exposición 'Teresa de Jesús. La prueba de mi verdad', con más de un centenar de obras que profundizan en su faceta de escritora y con la que se conmemora el V centenario de su nacimiento

Dijo de ella Federico García Lorca que era "flamenquísima" y "enduendada", por ser "una de las pocas criaturas cuyo duende la traspasa como un dardo". Pero sepamos algo más de nuestra protagonista, según el sacerdote carmelita descalzo Juan Dobado: "Es una mujer emprendedora, imaginativa, audaz, rompedora con su tiempo, la primera mujer que escribe su autobiografía, primera mujer fundadora en la Iglesia, la primera doctora de la Iglesia y la primera doctora por la Universidad de Salamanca, propuesta nada menos que Miguel de Unamuno".

Teresa de Cepeda y Ahumada, hija de un mercader, nació el miércoles 28 de marzo de 1515 en Ávila. Sus padres eran grandes lectores. Ella lo será desde niña y ello marcará su vida. Empezó devorando los libros de caballerías que su madre leía a escondidas de su marido, después llegarían las vidas de santos, libros como Las Confesiones de San Agustín o el Abecedario Espiritual de Francisco de Osuna.

En Cristo mi confianza,

y de Él sólo mi asimiento;

en sus cansancios, mi aliento,

y en su imitación, mi holganza.

Aquí estriba mi firmeza,

aquí mi seguridad,

la prueba de mi verdad,

la muestra de mi fineza.

                 Teresa de Jesús

'Prueba de mi verdad' es uno de sus versos y da título a esta exposición que muestra su infancia, sus crisis emocionales y físicas o su lucha por superar obstáculos. Una vida narrada a través de su faceta de escritora en la que sus obras 'Camino de perfección' o 'El libro de la vida' conviven con las de Zurbarán, Alonso Cano o Durero. Pero no son las únicas joyas que acoge esta muestra que conmemora el quinto centenario de su nacimiento: "Las representaciones de Santa Teresa procedentes de Europa, como el Rubens que viene de Rotterdam y que abre la exposición, o las representaciones de los éxtasis que vienen de Budapest y Viena, a piezas procedentes de 22 clausuras o conventos de carmelitas que apenas han salido de ellos", explica Dobado, comisario de la muestra junto con la filóloga y catedrática de Literatura Española Rosa Navarro Durán.

Misticismo y acción, aprendizaje y afán de perfección apenas dibujan el retrato de una Teresa de Jesús que en la España del Siglo de Oro no lo tuvo nada fácil. Dijo Teresa: "Veo los tiempos de manera que no es razón desechar ánimos virtuosos y fuertes, aunque sean de mujeres". Y el comisario de la exposición encuentra válido su espíritu de lucha en los tiempos que corren: "La época de Teresa fue también de crisis, casi incluso peor que ésta; le tocó la ruptura de la Iglesia, la aparición de Lutero, las herejías, la Inquisición... En nuestra época, en la que a veces nos quedamos abrumados por lo negativo, Teresa nos diría: a luchar como yo, ¿no?"

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?