Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 19 de Julio de 2019

Otras localidades

El 'efecto gin tónic' no pasa de moda

Crece un año más la compra de ginebra (+4,9%) y tónica (+5,6%) para consumirla en casa

Continúa el llamado 'efecto gin tónic', el consumo de ginebra y tónica en el hogar, según el informe de la consultora Nielsen. En 2014, la compra de bebidas alcohólicas de alta graduación cayó un 5,1% (-8,7% en 2013), a excepción de la ginebra que subió un 4,9% (+2,1% en 2013) y del tequila (+1,7% en 2014 y +0,8% en 2013). Parece que para combinar la tónica gana adeptos, con un ascenso del 5,6% en 2014, frente al 1,5% de un año antes. La compra que más crece en el apartado de bebidas sin alcohol es la de isotónicas y energéticas (+7,4%).

En general, la cesta de la compra de los españoles está más llena que hace un año gracias a que es más económica. Se compra más por menos. El descenso de precios de los productos de gran consumo, del 1,1%, empujó a los consumidores a comprar el 0,7% más, dos puntos más que el año anterior. Sin embargo, esto no es suficiente para que crezca el conjunto del mercado, estimado en 70.000 millones de euros, repartido entre envasados (49.000 millones) y frescos (21.000 millones), que disminuyó un 0,4% respecto a 2013.

Esta bajada de precios tuvo en los productos frescos su principal protagonista. Con un descenso medio del 1,8% en su importe final, las compras de productos incrementaron un 0,6% en volumen de ventas. Las compras de frutas y verduras fue lo que más creció, el 2,9% y el 1,8%, respectivamente, gracias a un descenso de precios en torno al 5%. Por su parte, los envasados también se abarataron de media el 0,8%, el mismo porcentaje de aumento de compra por parte de los consumidores.

A pesar de que los precios descendieron, los españoles percibieron precisamente lo contrario. Tres de cada cuatro cree que la alimentación se ha encarecido. Esta paradoja tiene su explicación en que la renta disponible de los hogares españoles no ha mejorado sustancialmente en 2014, por tanto su capacidad de gasto ha seguido estando muy limitada, según el informe.

Estas dificultades económicas propician que dos de cada tres consumidores reconozcan comprar sólo lo justo y prescindir de lujos. Además, otro 66% de consumidores afirma conocer el importe de la de los productos que compra y darse cuenta de los vaivenes de precios. Es la hipersensibilidad al precio que ha adquirido a raíz de la crisis y con visos de quedarse cuando la situación mejore.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?