Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 15 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Dvicio, del spot de McDonald's a la televisión tailandesa

Charlamos de música y televisión con el grupo Dvicio tras el éxito viral de un vídeo suyo que ha llegado hasta Tailandia.

Dvicio posa durante la entrevista con Cadena SER /

Nacho, Luis y Alberto no contaban aún con 14 años cuando un pequeño, con gafas, de algo más de 11 solía moverse cerca de la casa de un amigo de ellos. El crío se llamaba Andrés, jugaba al tenis y debía de ser extrovertido porque estos tres rápidamente se abrieron a ese chavalín de padre argentino y madre brasileña -aunque de ascendencia española-.

Así empezó Andrés a juntarse con Nacho, Luis y Alberto. Se manejaba bien con los instrumentos y le gustaba cantar. Su hermano Martín, un año mayor que él, tardó algo más en unirse al nuevo cuarteto de amigos. Dedicaba mucho tiempo a la natación. Por aquel entonces, llegó a soñar con ser nadador profesional, de los que rompen récords y ganan medallas. Andrés, sin embargo, siempre lo tuvo claro: él quería vivir pegado a la música.

Ahora, con 22 años, a Andrés se le adivina pasión por su vocacional profesión. Viéndole y escuchándole hablar sobre ella, es imposible imaginar que ese niño con gafas se dedicase a otra cosa. Junto a él, sus tres amigos y su hermano. Los cincos son Dvicio, considerados el grupo musical revelación de 2014, con miles de fans a sus espaldas y colando varios temas entre los más escuchados en las listas de referencia con su primer álbum, 'Justo ahora'.

Quizá Andrés, o Luis o Nacho… quizá alguno pudo fantasear en algún momento con que esa banda adolescente que decidieron montar en aquel barrio tuviese un recorrido profesional. Lo que ninguno imaginaría es que un videoclip casero de esa banda iba a acabar siendo protagonista de un programa en la televisión tailandesa.

"Lo pasé yo al grupo porque me gusta buscar cosas sobre nosotros en Google. Pensaban que era un montaje. No sabemos lo que dicen, pero espero que digan algo bueno". Martín habla del momento en el que en un programa de una televisión de Tailandia comentan el vídeo que estos chicos habían grabado unos días antes cantando en un coche su canción 'Enamórate', tercer single de su álbum. "Lo que queríamos transmitir era naturalidad. Si hubiésemos pensado que iba a tener tanta repercusión, yo creo que nos hubiéramos vestido de otra forma, peinado mejor… Pero lo hicimos en plan 'va, hacemos un vídeo'. Bajaron a mi casa, hicimos el vídeo según estábamos y creo que lo que triunfó es la naturalidad", explica Nacho, guitarrista de Dvicio.

"Yo me puse pesado tipo: tenemos que crear nosotros contenido para mover redes sociales y una buena idea no requiere presupuesto. Empezamos a probar, pusimos cinta adhesiva y el iPhone, fuimos cuadrando cada entrada en el coche con una parte de la canción y salió", apunta Andrés que asegura que solo necesitaron tres intentos para grabarlo y que, en ningún momento, pensaron que su vídeo casero iba a acabar en la otra punta del mundo.

Se antoja menos complicado comprender cómo puede ese vídeo acabar en la televisión tailandesa si se aporta la siguiente cifra: en un mes, roza los 24 millones de reproducciones (19,7 millones en Facebook y 3,5 en Youtube). Los chicos del grupo afirman que, antes de subirlo a la red social, contaban con 16.000 seguidores en su perfil de Facebook y ahora ya superan los 535.000. Con esa misma premisa, la de naturalidad, la de poner una cámara como un ojo que les observa en situaciones cotidianas, han grabado otro vídeo -en un cuarto de baño- que ya acumula casi 3,8 millones de reproducciones en una semana.

Una hamburguesa que nunca olvidarán

Los cinco están sentados en círculo, conversando en esta entrevista y demostrando que no mienten cuando dicen que la clave del éxito viral de sus vídeos es la naturalidad. Los cinco amigos -son sobre todo eso: amigos- desprenden normalidad y sencillez. Insuflan a esta charla lo mismo que a sus vídeos o a sus canciones: frescura y desparpajo. Están en sintonía unos con otros, bromean entre ellos y se divierten con lo que hacen pese a que el reloj no marca aún las 11 de la mañana y llevan casi una hora preparados en la planta séptima de un edificio del madrileño paseo de la Castellana, en las oficinas de Sony Music. Un café y sus guitarras son todo lo que necesitan para pasárselo bien.

- En vuestro tema 'Se te olvidó quererme' hay una frase que dice algo así como caminar con la cabeza al frente. ¿Qué os hace ir a vosotros así, con la cabeza al frente, alta…?

- Nacho: "El hacer lo que a nosotros nos gusta. Ni la compañía ni nadie nos ha dicho 'haced este otro tipo de música o vestiros de esta forma o bailad'. Es lo que hemos hecho desde hace más de ocho años. Esto le puede gustar a la gente o no, te pueden criticar; pero van con la cabeza al frente"

- ¿Estáis cómodos en este nivel de fama?

- Andrés: "Estamos comodísimos, pero es que nunca hemos pretendido más, ni antes ni ahora. Tratamos de vivir con lo que vamos teniendo, porque si siempre vas queriendo más, lo que haces es sufrir en cada etapa"

- Alberto: "vivir el ahora"

¿Entendéis a los artistas que no quieren firmar con una discográfica?

- Andrés: "Cada uno habla de sus experiencias, pero lo que sí es cierto es que las multinacionales tienen sus cosas positivas: promoción que te dan, contactos que tienen, la gente con la que te pueden relacionar. Todo eso no te lo puede dar una independiente. Pero no hay un solo camino para llegar al éxito"

- Y, ¿qué es el éxito?

- Andrés: "Que la gente tenga una buena percepción de lo que tú estás haciendo y que sea bien aceptado en el sector al que va dirigido"

- Alberto: "y que tú estés a gusto haciendo lo que haces, sin presión de nadie y haciendo lo que a ti te gusta. Si lo que te hace feliz es tocar en salas y vivir de ello y lo consigues, eso es tener éxito".

Más que del éxito, estos cinco chicos de entre 22 y 24 años de lo que disfrutan es del camino. Sean conscientes o no, lo que es ahora Dvicio se debe a momentos muy puntuales que han puesto a rodar la bola cada vez que esta parecía parar.

"El primer concierto que hicimos fue en una zona común en la pista de pádel. Yo no sabía ni tocar el bajo, hice coros. Después, decidimos formar un grupo como hobby …Sonábamos muy mal.", cuenta Martín. "Estuvimos como año y medio tocando casi todos los jueves y sábados en un bar. Nos dio muchas tablas y nos iban a ver las mismas personas cada jueves y cada sábado: eran amigos, familiares…", recuerda Andrés. "Ahora tocamos en el Palacio de los Deportes, y esa gente no viene", bromea Luis, batería del grupo.

Ese fue el primer momento que movió al grupo de los cinco amigos. El segundo llegaría el día en el que alguien se fijó en ellos. Según relatan, fue un 24 de abril de 2010. Estaban en el bar, viendo a otro grupo. En el descanso del concierto, les ofrecieron la posibilidad de tocar. Lo cinco aceptaron encantados. Un batería que los vio tocar -y que ahora es profesor de Luis- les puso en contacto con su actual manager.

Con manager y siguiendo con la música como su principal sueño y divertimento, estos cinco amigos terminaron firmando con Sony Music. Ahí llegó su siguiente gran momento, el de la hamburguesa que los catapultó a la fama.

"Fue a raíz de que McDonald's grabase un flasmob para internet en el que 24.000 trabajadores suyos bailaban nuestra canción de 'Paraíso'. Fue tanto el tirón que tuvo que decidieron rodar un spot para televisión saliendo nosotros", explica Luis que no olvida el momento en el que les llamaron para comunicarles que McDonald's España los requería para protagonizar su nuevo spot de televisión con la canción 'Paraíso' que sería el primer single de su primer disco. "Cuando nos lo dijeron, estábamos en México grabando el disco. Vinimos a España y, recién llegados tuvimos que hacer los ensayos que, con el jetlag, eran un desastre los malabarismos de los vasos. Se grabó todo en un día", cuenta Luis sonriente.

Pese a ser el pequeño del grupo, Andrés es el vocalista y se descubren en él actitudes de líder de la banda. En lo que se refiere a Dvicio es analítico, reflexivo y muy consciente de los pasos que ha ido dando el grupo: "Ese spot nos ayudó bastante. Sobre todo a una cosa que muy complicada para cualquier grupo novel como nosotros: fijar la imagen de un grupo. La canción empezó a sonar bastante, pero no sabían quiénes la cantaban. Con el spot se empezó a relacionar las caras del grupo con el sonido de la canción. Fue muy importante y siempre estaremos muy agradecidos a McDonald's", opina Andrés.

La televisión y la música, relación complicada

"Echo de menos 'Música Sí' (TVE), te juro que lo echo de menos los sábados por la mañana. También echo de menos que en 'En el aire' esté la banda que tenía Buenafuente en su otro programa que era estupenda", confiesa Luis cuando el tema de conversación pasa a ser la música en programas de televisión. "No me gusta que, de madrugada, todos los programas sean de música, pero a la hora que la gente ve la tele no hay nada", se queja Martín.

Los cinco coinciden en que es mucho mejor que programas con buenos datos de audiencia apuesten por la incursión de actuaciones musicales entre su contenidos que el hecho de que existan canales temáticos de música.

- Los programas de televisión en los que, de vez en cuando, hay actuaciones musicales suelen tirar mucho de playbacks. ¿Esto es bueno o malo para la imagen de un grupo?

- Alberto: "Nosotros, siempre que podemos y al no ser que nos digan que 'no' tajantemente, intentamos que la voz sea en directo, eso como mínimo. Con la música es que no te dejan porque no tienen ni dónde enchufar tus instrumentos: aunque tú quieras, no puedes. Tú te la juegas porque eres el que das la cara. Si está sonando como el culo porque está distorsionando o cualquier cosa, el que canta o toca mal eres tú, a ellos les da igual"

- Andrés: "Creo que tan solo una vez he hecho voz en playback en un programa de televisión y fue porque me lo prohibieron rotundamente"

- Alberto: "Me da mucha envidia los programas de EEUU que tienen entrevistas muy curiosas y luego además una producción y un escenario que te deja boquiabierto".

Los cinco se lamentan de que en la actual televisión de España haya tan poco espacio para actuaciones musicales y que, casi siempre, tan solo pueda sonar la voz en directo. Este grupo no tiene problema en ponerse a tocar delante de una cámara. De hecho así lo han hecho durante esta entrevista en la que, a la primera y sin calentamiento previo ni preparativos, se han colocado todos sobre el sofá chester y han interpretado 'Enamórate', tal cual se puede ver en el vídeo que acompaña este texto.

- ¿Alguna vez, cuando os pateabais salas de Madrid, pensasteis en presentaros en algún talent show musical televisivo como 'La voz'?

- Andrés: "Yo cuanto tenía 14 años fui a Operación Triunfo, pero no pasé. Luego fui con 16 y llegué en Barcelona hasta la final de los castings, pero tampoco pasé a la academia. En ese momento ya éramos un grupo, pero la cosa empezó a ir más en serio"

- Luis: "Andrés se presentó en mi casa a las 7 de la mañana a por una guitarra. '¿Dónde vas a esta hora? A Operación Triunfo, que los castings son a las 9 y tengo que llegar a Madrid'. Yo estaba durmiendo, le di la guitarra y luego pensé: '¿a qué coño va este a Operación Triunfo?'. Luego empezó a pasar rondas y estábamos cagaos"

- Andrés: "Lo que pasa es que cuando uno quiere dedicarse a esto, no sabe bien qué camino escoger. No hay una carrera, va dando bandazos. Sí que es una opción"

- ¿Iríais a Eurovisión?

- Andrés: "No. Es un arma de doble filo: te da muchísima promoción, pero después, ¿qué? Antes molaba, pero yo es que ahora no me identifico nada con Eurovisión. Creo que es más para alguien como Lordi, una música más épica. Va evolucionando. Nosotros creemos que no es el camino para nosotros"

- Alberto: "Para mí, después te deja tachado. Aparte que es algo que nunca me ha gustado. Y desde hace unos años, desde lo del Chikilicuatre, es algo que se toma como a broma"

Mirar al futuro sin olvidar el presente

Su lema es "todo, sí". No se negarían a probar suerte como actores. De hecho, cuentan entre risas, que estando en México, antes de la grabación de su primer y único disco hasta la fecha, se embarcaron en un curso de interpretación para matar el tiempo. Seis horas diarias que no a todos los integrantes de Dvicio les parecieron igual de interesantes.

Pensando en el futuro, creen que la canción 'Nada' puede ser el último single de este primer disco antes de empezar a trabajar en el segundo.

- ¿Sentís vértigo de cara a vuestro segundo álbum?

- Martín: "Tenemos muchas ganas de empezar con él"

- Andrés: "Tenemos muchas ganas, pero yo no quiero que se acabe esto. Este proceso está siendo muy bonito. Todavía le falta primavera, verano y un poquito de otoño. Lo nuevo estará horneándose en navidades. Las fechas van por ahí…"

- ¿Y si no funciona?

- Andrés: "Va a funcionar. Tenemos más ganas de seguir demostrando con más canciones porque en un disco no te entran todas"

- Nacho: "Aún no tenemos esa presión. Como estamos empezando, es una continuación"

Cuando se les pregunta cómo será ese segundo disco, todos echan mano de respuestas manidas y típicas -no por ello menos ciertas- salvo Andrés. De nuevo, el pequeño toma las riendas. De nuevo el pequeño ejerce de líder: "Siendo sinceros, el repertorio no está elegido. Yo creo que el primer disco, fue muy característico y muy importante para nosotros para encontrar lo que era Dvicio. Nosotros llevamos tocando toda la vida, pero eso no quiere decir que tengas una línea musical o una dirección. Meterte a un estudio es una responsabilidad de decir por qué línea vamos", explica Andrés: "Con 'Justo ahora' hemos encontrado una línea en la que nos sentimos cómodos y está funcionando. Entonces, vamos a seguir en la misma línea. Eso es lo que a nosotros nos representa y es lo que vamos a hacer con temas nuevos y siempre mejores. Esto se trata de irse mejorando, como en cualquier otra carrera".

Ese es su futuro más inmediato aunque estos cinco chicos que ya preparan un intenso mes de mayo de conciertos no dejan de vivir el presente ni apartan su vista de la realidad por más que sus canciones hablen de amores y desamores: "Me da mucha pena que lo mejorcito de España se esté yendo fuera. Las personas más capacitadas se están yendo", afirma Andrés sobre la actual situación de los jóvenes españoles. Su hermano Martín, que dejó la carrera de odontología a punto de terminar, expone cómo le van las cosas a alguno de sus compañeros de facultad, ya con la carrera concluida: "El otro día me junté con amigos de la carrera, que ya han acabado y están trabajando 8 ó 9 horas diarias cobrando unos 150 euros. Como están empezando…"

No han perdido la perspectiva. Las ventas de discos, los millones de reproducciones en internet de sus vídeos o que en Tailandia hablen de ellos son, para estos cinco chicos, cosas que no dejan de ser circunstanciales. Anécdotas en un camino que unas veces será más transitable que otras. Para transitarlo, se apoyan en tres poderosos bastones: la ilusión, el esfuerzo y la amistad que les une. Hay un cuarto -muy importante-, la suerte, pero como Andrés sostiene "la suerte existe, claro; pero que te pille trabajando. Que no te pille durmiendo, que la suerte es silenciosa, no hace ruido".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?