Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 17 de Octubre de 2019

Otras localidades

Viaje al este de Ucrania: tercer día

Salir de territorio separatista requiere paciencia, los controles en la carretera son estrictos. Hay que pasar hasta seis puestos de control, todos ellos custodiados por hombres fuertemente armados

Bloques de cemento para la defensa de la ciudad de Mariupol y decorados por artistas locales /

Salir de territorio separatista requiere paciencia. Los controles en la carretera que conduce a Mariupol son estrictos. Hay que pasar hasta seis puestos de control, todos ellos custodiados por hombres fuertemente armados. Y las colas de vehículos que se forman pueden durar hasta cinco horas. Quieren saber los motivos del viaje y también asegurarse que no hay explosivos o material subversivo.

Entre los que salen hay una mujer embarazada, dice que prefiere que su hijo nazca en territorio ucraniano, pero no por cuestiones ideológicas. "Los hospitales en Donetsk apenas tienen medicinas y los combatientes heridos tienen la prioridad, así que no quiero tomar riesgos", explica Masha. "Luego, en cuanto pueda, volveré porque mi casa y mi familia están aquí", añade.

En Mariupol se preparan para la defensa. Enormes bloques de cemento obligan a zigzaguear en los accesos a la ciudad. Se trata de un enclave de gran importancia estratégica y comercial ya que su puerto da salida a la producción industrial de toda la región. Por eso las autoridades ucranianas trabajan permanentemente en la construcción de sus defensas.

Pero la población está muy divida. Hay "patriotas ucranianos" convencidos de que la ciudad aguantará. "No todos, pero la mayoría lucharemos por la ciudad y por el país", dice un ciudadano en la calle. Mariupol está bajo control del ejército ucraniano, pero a tan sólo diez kilómetros los combates continúan. Es uno de uno de los pocos focos que siguen abiertos a pesar de la tregua.

También hay ciudadanos que espera impacientes la llegada de los separatistas pro-rusos. "Los soldados ucranianos han llegado aquí con sus fusiles AK para asustar a los niños. Esto no es normal. Los que combaten lo hacen para defender su tierra", explica otro ciudadano . "Y que conste que no son rusos, son gente de aquí", aclara.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?