Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 20 de Agosto de 2019

Otras localidades

Olivas niega toda responsabilidad en el agujero de Banco de Valencia

El expresidente del banco alega que no tenía funciones ejecutivas en la entidad para negar cualquier relación con los créditos supuestamente fraudulentos al Grupo Salvador que generaron un agujero de 122 millones de euros

El expresidente del Banco de Valencia José Luis Olivas, a su llegada a la Audiencia Nacional / ()

José Luis Olivas, expresidente de la Generalitat valenciana del PP, de Bancaja y del Banco de Valencia, y exvicepresidente de Bankia, ha declarado este miércoles como imputado por un supuesto delito de apropiación indebida en una de las causas que tiene abiertas en la Audiencia Nacional, la que investiga el supuesto agujero de 122 millones de euros al Banco de Valencia, por los créditos supuestamente irregulares concedidos al Grupo Salvador, de promoción inmobiliaria.

Olivas ha negado toda responsabilidad en los hechos. Ha alegado que no era presidente ejecutivo del Banco de Valencia, y que se limitaba a dar el visto bueno a los informes que llegaban al consejo de administración desde los comités ejecutivo y de dación en pago. Y estos, según ha dicho, nunca manifestaron irregularidad alguna en los préstamos.

Olivas incluso ha negado ante el titular del juzgado número 1 de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, el agujero como tal. Afirma que lo que ahora se consideran pérdidas, son debidas a los decretos del Gobierno, que cambiaron los criterios de contabilización de activos, y también a la propia crisis económica, que ha depreciado los valores e inversiones de las entidades crediticias.

Sin embargo, el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), es tajante respecto a la actuación de Olivas y su consejo. Sostiene que provocaron una "sangría económica" con la concesión de créditos a empresarios amigos, que contribuyeron de forma decisiva al deterioro del Banco de Valencia, que finalmente tuvo que ser rescatado por el Ejecutivo en noviembre de 2011 con un total de 5.200 millones de euros. Después fue vendido al Banco Sabadell por el precio simbólico de 1 euro.

El caso que investiga el juzgado número 1 de la Audiencia Nacional es muy similar al que se sigue en el número 3 del mismo órgano jurisdiccional, que dirige Javier Gómez Bermúdez.

Allí, Olivas concedió, esta vez desde Bancaja, créditos supuestamente irregulares a sus empresarios amigos, Juan Ferri y José Baldó, quienes después le agasajaron con viajes en jet privado a Cuba. Solo en uno de los proyectos de los amigos de Olivas, Grand Coral en México, el agujero para Bancaja ascendió a 246 millones de euros, según el Banco de España.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?