Últimas noticias Hemeroteca

España, entre los países de la OCDE que más alcohol consumen

Esta organización echa en falta que nuestro país imponga medias más represivas contra los patrocinios

En tres décadas, España siempre ha estado por encima de la media de la OCDE en cuanto al consumo de alcohol. Así lo desvela el estudio ‘Atacar el consumo nocivo del alcohol’ donde se explica que aunque “los niveles de consumo de alcohol en España han ido disminuyendo en los últimos 30 años” todavía estamos por encima de media porque “en 2010 en España se consumieron 9’8 litros puros de alcohol per cápita, cuando la media está en 9”.

Estamos muy lejos de los 17.5 litros de alcohol que se bebían en la década de los 80 (un descenso del 19%), pero estamos muy por encima de países como EEUU, Italia, Canadá o Brasil.

Fuentes: OCDE

Según este informe ocupamos el puesto 18, en un ranking que lidera Estonia, seguido por Austria y Francia, los países donde más alcohol se bebe

La OCDE también ha detectado que “existen grandes inequidades socioeconómicas en cuanto a las tasas de consumo nocivo de alcohol”, que difieren entre hombres y mujeres.

En el caso de las mujeres españolas han observado que “con un mayor nivel educativo tienen mayor probabilidad de exceder el consumo de alcohol”, mientras que en el caso de los hombres ocurre al revés, “con niveles educativos bajos tienen una mayor probabilidad de tener un consumo nocivo de alcohol”.

También han detectado que quienes más beben, son los que más consumen, es decir, “en España el 20% de la población que más bebe consume el 58% de todo el alcohol”.

En cuanto al marco fiscal y legal que rodea el consumo de alcohol, en comparación con otros países de la OCDE, “España tiene niveles moderados de impuestos para todas las bebidas alcohólicas”. También valoran que “en España, todos las Comunidades Autónomas han desarrollado una política de edad mínima para la venta de alcohol, fijándola en 18 años, para todo tipo de bebidas aunque todavía existe una ley nacional que fija este límite en 16 años”.

Pero la OCDE sí da un toque de atención a España porque todavía “no se han aplicado otras normativas más coercitivas (como por ejemplo regulación de patrocinios, advertencias de salud sobre bebidas alcohólicas o ventas a personas intoxicadas)”.

A nivel general, la OCDE advierte de que el consumo per cápita de alcohol ha disminuido ligeramente en los dos últimos decenios, pero la bebida excesiva de algunos colectivos se ha agravado, y con ella el impacto económico y social, con una evolución particularmente preocupante entre los jóvenes y las mujeres.

Sólo en Europa, el costo de la delincuencia vinculada al alcohol es de 33.000 millones de dólares, mientras que los accidentes de tráfico provocados por esta droga tienen un impacto económico directo de 10.000 millones.

En la pasada década, la proporción de niños y adolescentes de menos de 15 años que se habían emborrachado, subieron del 30 % en 2000 al 43 % en 2010 y las chicas del 26 % al 41 %.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?