Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 24 de Agosto de 2019

Otras localidades

Granados también tuvo su fiesta de cumpleaños pagada por un empresario

Un empresario pagó fiestas de cumpleaños de Granados en su casa de campo

El exconsejero de Presidencia e Interior de la Comunidad de Madrid, Francisco Granados. /

El dueño de Waiter Music, el empresario José Luis Huerta, reconoció en su declaración haber pagado la fiesta de cumpleaños de Francisco Granados hace cinco años, cuando todavía era Secretario General del PP de Madrid. Una fiesta en la casa de campo del político en el municipio madrileño de Valdemoro que contaba con un la instalación de un escenario, cuatro músicos y castillos hinchables para los niños. En total, al menos 10.000 euros, según Huerta, que nunca fueron abonados por Granados. En cuanto al pago, ambos se dijeron “ya echaremos cuentas y hasta hoy” confesó a los agentes de la UCO, en su declaración del pasado 28 de octubre de 2014 recogida en el sumario. Este no fue el único cumpleaños de Granados con el que la Guardia Civil vincula con el empresario. El pasado año, en 2014, el empresario pagó 2.500 euros en canapés “y otras cosas que se le llevaron” declaró. José Luis Huerta niega que haya relación con el hecho de que “al mes siguiente de la fiesta de Granados por su cumpleaños, en enero, se le adjudicara un concurso”.

Y de los cumpleaños a las fiestas del PP. El empresario también se hizo cargo de los gastos de la celebración organizada por el Partido Popular de Valdemoro en 2009, una factura que ascendió a los 11.000 euros. Preguntado por qué no ha reclamado estos pagos al entonces regidor y sucesor de Francisco Granados, José Miguel Moreno, José Luis Huertas justificó que “aguantó la deuda” porque “él es el único que licita fiestas”. En eso, no le falta razón. Huertas era el único que se presentaba y ganaba los concursos. A la pregunta de cuántas veces se presentaron otras empresas en Valdemoro y por qué se le adjudicaban licitaciones de eventos por vía urgente, Huertas respondió que él no era quien elegía cómo salían los concursos y, de todos ellos, ganó los veinte concursos a los que se presentó, en 18 ocasiones ni siquiera tuvo competencia.

Su empresa, implicada en la trama Púnica, facturó más de 4,5 millones de euros entre 2004 y 2014 del Ayuntamiento de Valdemoro.

Trasferencias a EEUU y Bahamas

La relación entre Granados y el empresario era tal que decidían los nuevos negocios tomando copas. Una de esas noches -según el relato del sumario-, José Luis Huerta pidió a Granados montar un espectáculo con músicos que mezclaban rock y música clásica que podría costarle unos 525.000 euros. Ante la falta de venta de entradas, le pidió 100.000 euros a Granados, cantidad  que le ingresó a cambio de 2.000 entradas del espectáculo a través de Arpegio, empresa opaca del político madrileño. A la subvención de 100.000 euros, y ante el pinchazo del negocio espectáculo puesto en marcha, el empresario ingresó en sus cuentas otros 100.000 euros más a cargo del Instituto Madrileño de Desarrollo. Ambos ingresos los consiguió, como él mismo reconoce, gracias a la mediación de Francisco Granados.

La Guardia Civil se interesa además por sus trasferencias de divisas desde Waiter Music a EEUU, Luxemburgo y Bahamas en el año 2011. "Podrían ser pagos a artistas como Gerónimo de México o Julio Iglesias" respondió.

Huertas, detenido en la operación Púnica, ha sido el favorito de Granados para organizar fiestas tanto municipales como de partido. Según su declaración, el empresario conoció a Granados en 1999 cuando ganó las elecciones y montó la fiesta del triunfo electoral. A su sucesor, el exregidor José Miguel Moreno, también le organizó las mismas fiestas en el año 2.004 cuando ganó la alcaldía. Fue entonces cuando Huertas creó su propia firma especializada en la promoción de conciertos, eventos y gestión de recintos. Desde entonces, ha sido el único en organizar las fiestas de Valdemoro. Entre 2004 y 2014, sólo del Ayuntamiento de Valdemoro ha ingresado unos 4,5 millones de euros. Y en la pasada legislatura, al menos otros 715.000 euros, IVA aparte, en contratos públicos. La red de contratos de Waiter Music alcanza a una veintena de consistorios madrileños, muchos de ellos en Móstoles, Torrejón de Velasco, además de Valdemoro, municipios
investigados por su vinculación con la trama Púnica. Huertas, al que el juez Eloy Velasco impuso una fianza de 300.000 euros para eludir la prisión, está imputado por delitos de tráfico de influencia, fraude, cohecho y pertenencia a organización criminal.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?