Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 14 de Octubre de 2019

Otras localidades

¿Coincidencia o corrupción? Sospechas de fraude en la retransmisión de la lotería

Los serbios observan estupefactos la extracción de las bolas de la lotería en televisión

RTS1

El jefe de la lotería nacional de Serbia ha dimitido después de que un grafismo sobreimpresionado durante la emisión televisiva del sorteo de esta semana predijera uno de los números ganadores, lo que provocó la sospecha y la indignación de los serbios, para quienes jugar a la lotería es un ritual semanal.

Portada del diario serbio Vecernje Novosti

El sorteo acaparó las primeras páginas de la prensa del país balcánico, cuyos habitantes esperaban que la lotería estuviera a salvo de la corrupción que impregna gran parte de la vida de Serbia. Los fiscales han iniciado una investigación y la presentadora del sorteo del martes y cuatro de sus compañeros han sido sometidos a una prueba de polígrafo.

"Si ha habido alguna actividad criminal, estas personas responderán ante la ley; el camino a la cárcel es muy corto", ha dicho el primer ministro del país, Aleksandar Vucic, en una rueda de prensa.

Muchos serbios, incluidos los pensionistas y desempleados para los que la lotería es su única esperanza de prosperidad, observaron horrorizados cómo la cuarta de las cinco bolas extraídas por la máquina automática del sorteo tenía el número 27, aunque el gráfico sobreimpresionado en pantalla mostraba el 21. La siguiente, curiosamente, era el 21. La empresa de lotería, de carácter estatal, paró el sorteo y culpó de los hechos a un "error técnico" causado por la persona que colocó el gráfico. Uno de los directivos de la lotería dijo que fue "pura coincidencia" que el rótulo mostrara el número 21 justo antes de que saliera la bola con el mismo número. La lotería nacional de Serbia, que ha estado históricamente gestionada por políticos, ha explicado en un comunicado que su director, Aleksandar Vulovic, ha dimitido "por razones morales", pero mantiene que el sorteo fue "completamente normal".

El ministro de Interior, Nebojsa Stefanovic, ha explicado que cinco personas, entre ellas la presentadora de televisión, han sido interrogados por la policía y sometidos a una prueba de detector de mentiras. También que el bombo ha sido confiscado.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?