Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 11 de Diciembre de 2019

Otras localidades

La mano negra del hermano de Bush

Polémica y burlas en EEUU por un cartel electoral del hermano del expresidente

La foto del cartel que muesta la 'mano negra' de Jeb Bush. /

La imagen es muy importante en la política. Trasmite cosas subjetivas, pequeñas ideas. La posición del cuerpo, la mirada, la ropa, el escenario, el decorado. Todo se cuida al máximo en la comunicación política, todo es por algo. Todo transmite algo. Las campañas de imagen fueron muy importantes para Obama en su primera elección, aquel cartel de ‘Hope’ con un diseño moderno y un mensaje ilusionante fueron claves en su victoria. También ha sido importante para Manuela Carmena, la candidata de Ahora Madrid contó con el apoyo de decenas de ilustradores que crearon una campaña viral que fue el empujón que necesitaba en la semana previa a las elecciones de mayo.

El famoso cartel 'Hope' de la campaña de Obama. / Shepard Fairey

Precisamente por eso el Photoshop ha ganado peso en los últimos tiempos. Estamos acostumbrados a ver fotos retocadas en portadas de revistas de todo tipo. Caras menos arrugadas, miradas más claras, celulitis eliminada, zonas de calvas tapadas. Pero el problema del retoque digital es que a veces uno se pasa. Eso es lo que ha sucedido esta semana a Jeb Bush, hermano del expresidente de George W. Bush.

El candidato a las primarias del partido Republicano ha sido objeto de burlas por un cartel electoral que ha sido enviado a los votantes de Iowa. Si se observa detenidamente la imagen parece que la mano de Jeb Bush es negra, lo que hizo pensar que su cara fue colocada en el cuerpo de un hombre afroamericano con Photoshop. Uno de los primeros en salir al ataque ha sido Donald Trump, que usó su perfil en Twitter para reírse de su rival en las primarias. Pero Trump, de nuevo, se ha equivocado.

Poco después de que comenzase la polémica y las burlas, el equipo de Jeb publicaba la fotografía original para demostrar que el montaje existe, pero que no es como la gente pensaba. La cara de Jeb no fue colocada sobre el cuerpo de ningún hombre negro. Lo que sucedió es que se cortó a la persona que estaba a su lado dando sombra sobre ese costado de su cuerpo, por lo que la mano aparece más oscura.

Posteriormente el color de la imagen del póster fue retocada por lo que se ha creado ese efecto que hace creer que Jeb Bush tiene una mano de otro color. A pesar de la corrección del equipo del aspirante republicano hay que reconocer que el trabajo no es muy elaborado ni acertado.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?