Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 18 de Noviembre de 2019

Otras localidades

LA VENTANA LA VENTANA Carlos Bardem visita 'Todo por la radio'

Así negocian las mafias que trafican con personas en la frontera de la UE

La SER les ofrece los sonidos de una negociación grabada en Serbia cuando un traficante de personas confunde a un periodista con un refugiado sirio y le ofrece llevarle hasta Viena

Inmigrantes sirios tratan de cruzar la frontera entre Servia y Hungría. / ()

Majeed es sirio y tiene 21 años, lleva una semana viajando desde Alepo y ha llegado hasta la estación de autobuses de Belgrado junto a su hermana y su sobrina de 4 años. Justo en el momento que contesta a las preguntas del periodista freelance, Cesar Dezfuli, se acerca un traficante serbio, rubio, de aspecto desaliñado. Piensa que los dos están haciendo el mismo trayecto y les empieza a convencer para que se monten en el camión que saldrá esa misma noche con destino a la frontera con Hungría.

Es un viaje que se negocia a pie de calle, entre inmigrantes y traficantes. Un viaje que en un año ha pasado de costar 200 a 1.000 euros. Un viaje, sin alternativa, para refugiados como Majeed. Estas son las intrucciones del traficante, una vez cerca de la frontera: "Cuando llegas a las frontera, tienes que andar a través del bosque. Al lado de una pequeña carretera, encontrarás a un chico que irá primero y le tenéis que seguir, en silencio. Andaréis unos 6 kilómetros, unas tres horas a pie".

"Nada de bebés", dice el traficante, al percatarse de que al lado de Majeed está su sobrina. Aunque todo es negociable cuando dice que "aunque el año pasado un bebé se cayó y se mató, yo puedo intentar hablar con el jefe sobre los bebés". Además, "los menores de 10 años viajan gratis".

En caso de que no les convenza el plan A, el de previo pago, el traficante tiene un plan B: "uno de tus chicos se queda aquí con el dinero. Preparas a 20 y escoges a uno para que se quede con nosotros. Cuando llegues a Viena, le llamas diciendo que todo bien, que ya estáis allí. Él nos da el dinero y hacemos otro viaje y le transportamos a Viena. ¿Te parece bien?"

Es un viaje que está basado en la suerte y la confianza. Suerte porque "los caminos de Serbia los conocemos. Todo bajo control", dice el traficante. Sin embargo, en Hungría "vamos por la autopista y es cuestión de suerte. Nosotros no te aseguramos que vayas a llegar".

Confianza porque es previo pago. El traficante justifica el precio por lo que cuesta sacar a los conductores que han sido detenidos. César, el periodista, le hace otra pregunta: "¿Tú sabes cuánto cuesta llegar de Siria hasta aquí?” En concreto, en el caso de Majeed, cruzar la frontera turca, las aguas del Mar Egeo y las fronteras de Grecia, Macedonia y Serbia.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?