Últimas noticias Hemeroteca

, 19 de de 2019

Otras localidades

EEUU contra Europa por los JJOO de 2024

Los Ángeles competirá con Hamburgo, Roma, París y Budapest por organizar el evento olímpico

La bandera de los JJOO en las afueras del Olímpico de Berlín. /

Una ciudad estadounidense, Los Ángeles, y cuatro europeas, Hamburgo, Roma, París y Budapest, se disputarán la sede de los Juegos Olímpicos de 2024, año en el que los cinco aros cambiarán por fin de continente después de tres paradas en Asia.

PyeongChang 2018, Tokio 2020 y Pekín 2024 darán paso a una nueva zona geográfica, quizá Norteamérica, huérfana de Juegos de verano desde Atlanta'96 (aunque los de invierno de 2002 fueron en Salt Lake City, también en EE.UU. y los 2010 en Vancouver, Canadá), o quizá Europa, que tiene en Londres 2012 y Sochi (Rusia) 2014 sus últimos antecedentes.

La rotación continental estaba tan clara esta vez que ninguna ciudad asiática ha osado siquiera presentarse. Bakú, ha admitido el presidente del COI, participó en la 'fase de invitación' abierta por el organismo olímpico para discutir con cada ciudad sus posibilidades. Pero nadie vio clara la oportunidad de presentar a la capital azerbaiyana.

"Juntos llegamos a la conclusión de que una candidatura necesitaría una evaluación más profunda. Mantendremos los contactos con Bakú para estudiar una posible candidatura para 2028 o para cuando sea conveniente", dijo Thomas Bach.

El presidente comentó también que hubo "conversaciones informales" con otras ciudades, que no llegaron más allá.

París, que ya organizó los lejanos Juegos de 1900 y 1924 y que fracasó con sus intentos para 1992, 2008 y 2012, repite ahora tras un periodo de descanso. Aunque la alcaldía de Anne Hidalgo se ha implicado activamente, son dos hombres del deporte, Bernard Lapasset (rugby) y Tony Estanguet, tres veces campeón olímpico de piragüismo, los que se han puesto al frente.

La elección de Marsella como subsede de vela y la preselección de tres proyectos, todos ellos en el departamento de Sena-Saint Denis, para construir la Villa Olímpica son los dos últimos pasos dados por la candidatura, muy activa en sus gestos para implicar a la población parisina.

Roma, sede olímpica en 1960 y dolorosamente derrotada por Atenas para 2004, también hace un nuevo intento después del quiero y no puedo de 2020, cuando el gobierno retiró a última hora los apoyos financieros a un proyecto que ya era oficial.

El ejecutivo de Matteo Renzi sí que ha dado ahora su visto bueno a una candidatura que dirige en este caso un gran empresario, el expresidente de Ferrari Luca Cordero di Montezemolo Hamburgo llega a esta carrera tras haber batido de forma sorprendente a Berlín en una elección interna llevada a cabo por el comité olímpico alemán. Pero la candidatura debe salvar aún un último obstáculo, porque los hamburgueses serán consultados en referéndum a finales de noviembre. Múnich y su candidatura a los Juegos de invierno de 2022 fue tumbada sin contemplaciones en una votación similar.

Frente a otras candidatas de gran tamaño, Hamburgo (1,7 millones de habitantes) propone unos Juegos en la distancia corta y a mano (más bien a pie o en bicicleta) de toda la población.

Si en el momento de elegir la sede de los Juegos de 2020 la situación económica fue el principal factor condicionante, la crisis humanitaria y política generada por la llegada de refugiados a Europa puede tener esta vez su papel. En ese caso, Budapest está en el centro de todas las miradas. Por ello, por su falta de experiencia en anteriores procesos y por su menor potencial económico respecto a sus rivales, parece la aspirante con menos posibilidades.

Frente a este cuarteto europeo, Los Ángeles intenta ganarse su sitio consciente de que pone sobre la mesa un segundo plato, después de que la ciudad en principio elegida por el comité olímpico de Estados Unidos (USOC), Boston, se retirase en verano.

Los rápidos movimientos del propio USOC y del COI, deseoso de tener una candidatura no europea y, más claramente, estadounidense en la lista de salida se han traducido en un proyecto entusiasta, que se vende con un espíritu transfronterizo: "La capital del oeste de Estados Unidos, la capital septentrional de Latinoamérica y la capital oriental del Pacífico".

Al igual que París, Los Ángeles organizaría los Juegos por tercera vez, después de 1932 y 1984.

Como novedad, esta vez no habrá una preselección de candidatas, el temido 'corte' que el COI introdujo desde la elección de los Juegos de 2008. Pero el organismo internacional podrá descartar a cualquiera si en algún momento considera que no cumple con las garantías mínimas.

Otro cambio es que el informe de candidatura, documento base del proyecto, no se presentará de una vez, sino en tres partes. Según el calendario hecho público hoy, antes del 17 de febrero de 2016 las ciudades deben explicar los capítulos relativos a Visión, Concepto y Estrategia; antes del 7 de octubre de 2016 los que se refieren a Gobernanza, Legalidad y Financiación de las sedes; y antes del 3 de febrero de 2017 los que hacen alusión a la Entrega de los Juegos, Experiencia y Legado de las sedes.

Después de cada plazo será cuando el COI decidirá si conviene hacer algún descarte.

En la primavera de 2017 las candidatas recibirán la visita de una comisión de evaluación, que publicará un informe en julio de ese año. La elección definitiva, un día aún por determinar de septiembre de 2017, en Lima.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?