Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 18 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Croacia pone en marcha un campo de registro en la frontera con Serbia

Tiene capacidad para albergar a 5.000 personas que serán trasladas a Hungría y Eslovenia en un plazo de 48 horas

El campo de refugiados de Opatovac tiene capacidad para albergar a 5.000 personas que serán trasladas a Hungría y Eslovenia en un plazo de 48h / ()

Enviada especial a Opatovac (Croacia)

Los refugiados que siguen llegando de Serbia están siendo trasladados a un campo de registro en la pequeña localidad fronteriza de Opatovac. Las autoridades están restringiendo el acceso solo a refugiados y personal humanitario pero desde fuera, desde la valla, se ven decenas de carpas, letrinas, grifos con agua corriente, puestos médicos y mesas con bancos. Una infraestructura provisional mucho más decente para que las personas puedan descansar y esperar al siguiente paso. Según las autoridades, estarán aquí un máximo de 48 horas antes de ser trasladados a una de las fronteras con Eslovenia y Hungría. Este país ha recibido a 1.600 refugiados en las últimas horas, según datos facilitados por el ministerio de Interior croata.

A pesar de que las condiciones que mejoran, la incertidumbre para los refugiados sigue siendo enorme. Preguntan a los periodistas que se acercan a las vallas del campo a dónde les van a llevar después, cuánto tiempo tendrán que permanecer ahí o para qué sirve el papel que le han dado al llegar. Ese papel es su registro de entrada. Las autoridades croatas, desbordadas por la llegada de 37.000 personas en los últimos cinco días y la falta de infraestructuras, dejaron de registrar a los refugiados (como dicta la normativa comunitaria) y se limitaron a facilitar el tránsito hacia el norte para evitar que se acumularan en Croacia.

Ahmed, el chico sirio que pide mandar un mensaje a su madre / MARTA DEL VADO

Salah tiene 19 años, es sirio y viaja con su hermano menor. Han sido unos de los primeros en llegar al campo. Llegaron este domingo a Croacia y esperaron, bajo la lluvia, durante 12 horas hasta que al fin han sido trasladados a Opatovac. Dice que les dan mantas y unas colchonetas para descansar, comida y agua. Reconoce que no saben a dónde les van a llevar, lo que quiere es seguir su ruta, lo más pronto posible, hacia Finlandia. Su sueño, cuenta, es ser arquitecto. Sabe que en Finlandia hace mucho frío pero tiene familia allí y le dicen que podrá matricularse en la universidad. Mientras, Ahmed, otro sirio, se acerca y me da un papel entre las rejas. Es el teléfono de su madre. Me pide por favor que le mande un mensaje diciéndole que ha llegado a Croacia y que se encuentra bien.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?