Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 20 de Agosto de 2019

Otras localidades

¿Qué ha sido del señor Galindo, de 'Crónicas Marcianas'?

Reencuentro entre Javier Sardá y Martí Galindo en La Ventana, con Carles Francino

Uno de los primeros equipos de 'Crónicas Marcianas' con Xavier Sardá (centro) y Martí Galindo (abajo), entre otros /

La radio ofrece momentos mágicos. No hay otro medio que permita así soñar y hacer soñar volar la imaginación . Capaz de los reencuentros más imposibles, de fusiones de voces y emociones invisibles al ojo, pero no por ello menos perceptibles.

Este lunes ha tenido en La Ventana de Carles Francino uno de esos momentos que retrotrae al oyente a tiempos pasados; por un instante, el oyente ha creído ser espectador y estar frente a su televisor reviviendo aquellas míticas y delirantes conversaciones entre Xavier Sardá y uno de sus más inolvidables colaboradores en 'Crónicas Marcianas': el señor Galindo.

De menuda estatura y marcado acento catalán, Martí Galindo -que dedicó toda su vida a la interpretación teatral- llamó rápidamente la atención del público de este late night que Telecinco emitió con éxito -sobre todo en sus primeros años- de 1997 a 2005.

Cosas de la tele y de la edad, Galindo dejó 'Crónicas Marcianas' en 2002 con 65 años para pasar a una nueva vida como recién jubilado. Desde entonces, ha vivido fuera del mundo catódico mientras Sardá ha ido encadenando proyectos -bien de presentador, bien de colabodador- en diferentes cadenas nacionales y catalanas.

"Te oigo poco Sardá". Así ha sido su entrada -vía telefónica- en La Ventana. "Me alegro mucho de oírte, mucho", le decía Sardá con cariño al tiempo que ambos admitían que hacía mucho tiempo que no tenían contacto alguno debido, en parte, a que Martí Galindo (78 años) acostumbra a permanecer en su residencia del barcelonés barrio de Gracia.

"Me encuentro bien. A la hora de andar, ya me cuesta más", le respondía a Sardá cuando éste le ha preguntado por cómo se encontraba. Galindo ha confesado que, entre la música y la ópera, una de sus aficiones son las series: "Procuro seguir las que hacen en España o en TV3. Si me gustan, las sigo… si no, las dejo".

Para sorpresa de todos, Galindo ha explicado que sigue siendo un hombre de la noche: "yo soy un noctámbulo, sigo yéndome a dormir tarde como cuando trabajaba en 'Crónicas' o haciendo teatro. Entonces veo algunas series que ya han hecho y no las vi o el Canal 24 Horas... que siempre hablan mal de Cataluña, pero bueno…"

Sardá y Galindo en 'Crónicas Marcianas' / MEDIASET

Sardá ha contado cómo surgió la colaboración de Galindo en 'Crónicas': "Cuanto decidimos el título [del programa], marcó que la perspectiva no fuera la típica de una ciudad, sino que se viese el planeta desde lejos. Así que llamé a mi hermana y le pregunté: '¿tú crees que a Galindo le interesaría ser un marcianito pequeño dentro de nuestro contexto de marcianos?'. Entonces, Rosa me dijo: '¿Quieres hacer el favor de llamarle, inmediatamente?'. Llamé a Galindo para quedar y me dijo textualmente: 'Bueno, pero que no sea muy temprano por la mañana…'.", lo que ha provocado las carcajadas en el estudio de La SER.

De ese momento, cuando Sardá lo llamó, Galindo ha asegurado que "llevaba mucho tiempo parado, que no trabajaba. Pero yo soy así, yo por la mañana duermo. Cuando trabajaba en teatro decía: yo, por la mañana, no ensayo", ha afirmado Martí apuntalando su fama de noctámbulo.

Sobre la nueva faceta de tertuliano político que ha adoptado Javier Sardá, Galindo ha confesado: "¡Claro que lo veo… y lo sigo! No estoy de acuerdo con él, pero bueno…".

Grato agradable y reencuentro entrañable entre dos iconos de la televisión de los 90. Uno, Galindo, circunscrito al universo Marciano; el otro, Sardá, incombustible: este domingo estrena en Discovery Max un nuevo programa (ADN MAX), de ciencia y divulgativo… pero promete no perder su esencia. Sardá seguirá siendo Sardá.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?