Últimas noticias Hemeroteca

El hospital desoyó las recomendaciones del juez para Andrea

El juzgado de primera instancia número seis de Santiago pidió el pasado mes de julio al centro sanitario que tuviera en cuenta el informe del comité de ética

Antonio Lago y Estela Ordoñez, los padres de la niña de 12 años Andrea. / ()

Un juez de Santiago autorizó al servicio de pediatría del Hospital de Santiago a mantener la alimentación artificial de Andrea pero condicionada a las recomendaciones que hiciese posteriormente el comité de ética asistencial. El juez admite ya en julio que el criterio médico de mantener el plan de alimentación a la pequeña de 12 años puede modificarse porque el informe de bioética está pendiente de emisión.

El pasado 28 de julio el juzgado de instrucción número 6 de Santiago emite un auto en el que señala claramente que los pediatras del hospital compostelano deben tener en cuenta las recomendaciones que haga posteriormente sobre el caso el comité de etica asistencial. En ese momento todavía no hay informe de bioética.

El auto del juez Jorge Martínez Vázquez autoriza el tratamiento pautado por el Servicio de Pediatría por considerarlo adecuado al interés de la niña. Pero, y esto es lo importante, les dice a los médicos que deben tener en cuenta lo que diga el comité de etica asistencial. Por lo tanto, matiza el auto, puede haber modificaciones en el criterio médico de mantener con vida a la pequeña Andrea.

El pasado catorce de septiembre, el comité de etica asistencial emite su informe. Un dictamen de nueve páginas, al que ha tenido acceso la Cadena Ser, y que el Servicio de Pediatría ha desoído. Los 27 expertos concluyen que, punto número uno: hay que retirar la medida del soporte vital, la sonda de alimentación e hidratación, que prolonga artificialmente la vida de Andrea, manteniéndola además ingresada en el hospital. Y punto número dos: implementar el tratamiento sintomático de las complicaciones derivadas, de darse el caso, de la aparición de hambre y sed.

También pide el comité para Andrea el apoyo de profesionales especializados en la atención a pacientes en cuidados paliativos. Y solicita cuidar a los padres mediante comunicación apropiada y la consideración de sus peticiones y preferencias. Pues bien, el hospital en estos quince días no cambió su postura a pesar de la recomendación del juez de condicionar el tratamiento a las resoluciones del comité. Todavía ayer les dijo a los padres que no le retirarán a Andrea la sonda alimenticia que la mantiene con vida.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?