Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 27 de Febrero de 2020

Otras localidades

“España ha superado la peor crisis sin que nadie se quede al borde del camino”

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, hace balance de la legislatura tras la reunión extraordinaria del Consejo de Ministros que ha aprobado la convocatoria de las elecciones

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante la rueda de prensa posterior a la reunión extraordinaria del Consejo de Ministros / ()

Empleo, crecimiento y confianza. Esos son los tres ejes que resumen la legislatura a juicio de Mariano Rajoy y así los ha repetido en varias ocasiones en su discurso de balance. Entre una maraña de datos, el presidente ha sacado pecho de la mejora económica que ha experimentado el país en estos cuatro años: “Concluye una de las legislaturas más intensas de nuestra democracia, en la que nuestro país ha demostrado su energía y su capacidad para sobreponerse a una situación complicadísima”, afirmaba poco antes de recordar que “2015 será el año de mayor reducción de desempleo". Mientras, en las pantallas se proyectaban distintos gráficos que el presidente explicaba: “Hemos pasado de destruir 1.430 empleos diarios en 2011 a crear 1.492 en 2015. Éste es el indicador más claro del cambio que se ha producido en todos estos años”.

En su discurso, Rajoy daba por superada la crisis y no reconoce víctimas: “Hoy España puede sentirse orgullosa porque ha podido superar la peor crisis sin permitir que nadie se quede al borde del camino”, sentenciaba, y se amparaba en que en este tiempo no se han sacrificado las pensiones ni se han suspendido las prestaciones por desempleo.

Corrupción y Cataluña

Sin resquicio de autocrítica, lo único que ha reconocido Rajoy es que los casos de corrupción dañan la percepción política pero asegura que su partido ha hecho todo lo que ha estado en su mano: “Jamás se ha aprobado una batería de medidas comparable para combatir la corrupción”, ha afirmado.

“España ha superado la peor crisis sin que nadie se quede al borde del camino”

El presidente sí ha reconocido que uno de los desafíos más difíciles a los que se ha sometido esta legislatura ha sido el secesionista catalán y asegura que el Gobierno tiene todo preparado por si, tras las elecciones del 20-D, Cataluña hace una declaración unilateral de independencia: “En cualquier caso, yo espero que no tengamos que tomar ninguna decisión de esas porque el sentido común y la razón se acabe imponiendo”, aseguraba.

En cuanto a los retos del futuro, Rajoy considera que “hay que hablar del modelo de financiación” pero señala que en su programa electoral no irá la reforma de la Constitución, aunque estará “abierto” a escuchar las propuestas que puedan hacer el resto de grupos.

Ni hablar de pactos

Preguntado por las elecciones, el presidente ha rehuido hablar de posibles pactos y se ha mostradopartidario de que gobierne la lista más votada. Tampoco ha sido claro respecto a si aceptará un debate a cuatro pero sin reparos ha asegurado que es “el político español que ha participado en más debates”: “Ese es mi medio natural, a partir de ahí, estaremos donde proceda, pero que sea de forma ordenada”, decía mirando a su jefe de campaña, Jorge Moragas.

Sus esfuerzos ahora se centran en que el PP vuelva a ganar las elecciones porque, dice, “es lo que más le conviene a España”: “Supondría una tristeza haber perdido el tiempo y que se dé marcha atrás a lo que ha hecho el PP en estos cuatro años”, lamentaba la hipótesis y dejaba claro que no tiene intención de dejar de estar al frente durante la próxima legislatura.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?