Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 27 de Enero de 2020

Otras localidades

Bruselas reconoce que Lamela pidió entrevistarse con Cañete

La oficina del comisario asegura que el ministro no llegó a recibirle, aunque sí lo hicieron otros miembros de su departamento. Las respuestas de la Comisión Europea son incompletas, según los eurodiputados Socialistas, Verdes, de UpyD, de IU y de Podemos

El comisario europeo de Acción por el Clima y Energía, Miguel Arias Cañete, da una rueda de prensa / ()

Este pasado enero, con Cañete recién incorporado a sus funciones, "la empresa solicitó una entrevista" pero el gabinete del Comisario "trasladó la demanda a los expertos de la Dirección General de la Energía", según las normas del Tratado Euratom, ha explicado a la Cadena SER la portavoz de la Comisión para temas de energía Anna-Kaisa Itkonen.

El hombre que se inscribió en el Registro de Transparencia de la Comisión Europea para negociar en nombre de Berkeley era Manuel Lamela. Pero el exnúmero dos de Arias Cañete en su etapa de ministro de Agricultura no le ha visto en Bruselas, según la portavoz de Energía, que precisa: "El Comisario no se ha reunido con el Sr. Lamela durante este proceso". Lo que la Comisión no puede precisar es cuántas reuniones se han organizado entre Manuel Lamela como representante de la empresa minera y los expertos de la Dirección General de la Energía antes de que el comisario diera luz verde al informe final sobre la mina.

Un detalle importante y por el que el grupo socialista ha decidido ya pedir explicaciones. "Vamos a pedir a la Comisión Europea explicaciones. Queremos que nos diga cuáles han sido las relaciones con esta empresa y por supuesto haremos lo posible para conocer el contenido del informe final al que en estos momentos no hay acceso posible", explica Iratxe García, presidenta de los socialistas españoles.

El informe firmado por Cañete dando luz verde a la mina de uranio en Retortillo no es vinculante, explican intentando reducir la polémica fuentes de su entorno más próximo. Pero su contenido es hoy secreto porque la ley permite proteger los intereses industriales de las empresas.

Determinar cuál es el interés que ha invocado Berkeley para tener derecho a mantener clasificados los argumentos de la autorización es lo que deberá explicar ahora la Comisión. Porque la preocupación crece. "Absolutamente que nos preocupa", afirma la eurodiputada de UPyD Maite Pagazartundúa, que añade, "ya tuvimos muchísimas dudas y nos pareció bastante incorrecto que Cañete, que no estaba totalmente desvinculado de sus intereses familiares, tomará el cargo y ahora nos encontramos con que un amiguete se ve favorecido y obtiene una buena retribución para un ejercicio de lobby que nos parece poco decente".

El caso puede inscribirse en un problema de "conflicto de intereses" para los Verdes que a petición de Equo ha redactado ya una pregunta escrita exigiendo que clarifique la información por entender que los argumentos de la portavoz no responden a los interrogantes que formula la mediación de Manuel Lamela. Una inquietud compartida también desde Podemos donde consideran que la mediación de Lamela es "una vergüenza". Para Podemos este "es un caso escandaloso", dice Tania González. La eurodiputada cree que la Comisión debe añadir explicaciones pero también reclama que se pronuncie el Partido Popular cuyo grupo europarlamentario, hasta el momento, ha declinado hacer declaraciones.

Desde Izquierda Unida, Marina Albiol, ha recordado que su grupo se opone a esta futura mina de uranio y anuncia también una pregunta escrita para clarificar un caso "de puertas rotatorias y confusión entre interés público y beneficios privados que no es el primero para el Comisario Cañete".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?