Domingo, 05 de Julio de 2020

Otras localidades

EL PRESIDENTE EN CASA DE BERTÍN OSBORNE

Los momentos más irreverentes del Bertín-Rajoy

Mariano Rajoy fue el invitado de esta semana en 'En la tuya o en la mía'. Así ha sido la entrevista

Mariano Rajoy ha charlado con Bertín Osborne en el salón de su casa

Mariano Rajoy ha charlado con Bertín Osborne en el salón de su casa / RTVE

Mariano Rajoy ha acudido a la casa de Bertín Osborne como ya lo hiciera Pedro Sánchez en el programa emitido la semana pasada. Han sido los dos únicos políticos en activo que, hasta la fecha, han pasado por 'En la tuya o en la mía'. De hecho, poco antes del estreno de este espacio de entrevistas, en el mes de septiembre, Bertín se lamentaba de no poder extender a la política el perfil de sus invitados por lo delicada que era esta cuestión en TVE. Pero las campañas electorales ponen el mundo del revés, todo es más fácil y todo está más edulcorado.

Grosso modo, esos dos calificativos -fácil y edulcorada- se pueden emplear a lo que ha sido la entrevista de Bertín a Rajoy que, en lo esencial, no se ha diferenciado apenas de la que concedió el líder de los socialistas la semana anterior.

Lo diferenciador ha estado en el carácter del entrevistado. Con su hablar tranquilo, dubitativo, incapaz de acabar la mayoría de las frases… Rajoy ha adormecido la entrevista, ha ralentizado el ritmo de una charla que ha oscilado entre intrascendentes anécdotas y el relato de complicados episodios familiares como la muerte de su madre, la de su hermano pequeño o el accidente de coche que sufrió con 24 años. Por momentos, Rajoy ha ofrecido una entrañable imagen de sí mismo.

Bertín servía vino y cocinaba; Rajoy, pinche de cocina / RTVE

En temas políticos actuales o cuestiones acerca de la legislatura presidida por Rajoy, Bertín Osborne ha entrado poco, con pies de plomo y sin caer en la repregunta. Se ha conformado con la primera respuesta dada por Rajoy que, a menudo, era esquiva y electoralista: ya fuera para hablar de la corrupción de su partido, de los recortes o de su actitud con el desafío catalán. Además, casi siempre, encontraba la comprensión de su entrevistador que asentía con la cabeza al escuchar las explicaciones de Rajoy.

El presidente ha querido brindar un doble perfil durante todo el espacio: el de hombre provinciano con arraigo a su tierra y educado en los valores del esfuerzo y, por otro lado, el de estadista capacitado y cuyas decisiones se han basado en el sentido común y en el bien nacional.

El programa ha gozado, como cada semana, de una cuidada selección musical que, junto con fotografías de Rajoy en diferentes momentos de su vida, hacían las veces de cortinilla separadora. No obstante, los cortes en la edición de la grabación de la entrevista han sido más notorios que otras emisiones.

Más allá de eso, el paso de Rajoy por 'En la tuya o en la mía' ha dejado algunas surrealistas escenas o afirmaciones que, los apasionados del zapping, podrían calificar de memorables momentos televisivos.

LOS MEJORES MOMENTOS DE LA ENTREVISTA

Sin éxito entre las mujeres

Como es habitual en las entrevistas de Bertín Osborne, salió a relucir el tema amoroso de su entrevistado. Rajoy y Bertín han charlado sobre cómo conoció a su actual mujer "La conocí con 37 años, me la presentó mi hermano. Me casé con casi 42 años, en el Día de los Santos Inocentes". Antes, Bertín le preguntó si era ligón, si tenía éxito entre las mujeres: "No he sido de muchas novias; he sido de lo que me dejaban… como casi todo el mundo", ha explicado

Pesadilla en la cocina

En la cocina de Bertín, localización ya tradicional del programa, es donde Rajoy se ha soltado más y he empezado a tirar de ironía y retranca. Con productos gallegos sobre la mesa, Bertín se ha puesto el delantal -Rajoy ha rehusado esa opción- y ambos han protagonizado una escena de lo más cómica al no tener ni idea de cómo se encendía la placa de inducción.

Los dos, bajo la campana extractora de humos, miraban fijamente a la placa con el desasosiego de un niño que acaba de perder a sus padres. "Yo te puedo echar un discurso, pero ayudarte a encender esto…", se lamentaba Rajoy

Un susto se han llevado cuando la olla con los mejillones que tenían en el fuego ha empezado a soltar espuma, lo que ha provocado el sobresalto de los dos protagonistas que charlaban y comían tranquilamente en la mesa de al lado.

Bertín también ha advertido a Rajoy de que tuviera cuidado con el juego de cuchillos de 'Masterchef', de gran filo. El presidente, temerario, ha desoído las indicaciones y se ha puesto a cortar queso.

Bertín y Rajoy con problemas para encender la placa de inducción en la que cocinar / RTVE

Codeándose con máximas figuras mundiales

La entrevista también ha servido para que Rajoy cuente anécdotas en lo tocante a política internacional como cuando coincidió con Obama en un gimnasio, lo mal que se come en Bruselas durante las reuniones del Consejo Europeo o esas cenas de Estado en las que coinciden líderes mundiales: "estaba Obama, el chino, el japonés…"

El rey del futbolín

Mariano Rajoy ha propinado una soberana paliza a Bertín Osborne en la partida que ambos han jugado al futbolín y que ha servido como cierre de entrevista. Además, con cada gol marcado, Rajoy ha tenido la oportunidad de hacer una pregunta a Bertín y viceversa.

El momento futbolín [VER VÍDEO] es, por si mismo, uno de los episodios televisivos del año. El cruce de preguntas y respuestas entre uno y otro ha dado, a su vez, otros curiosos instantes.

Mariano Rajoy y Bertín Osborne jugando al futbolín / RTVE

Dígame 3 países

En las pocas ocasiones que ha tenido Bertín Osborne de preguntar a Rajoy durante su partidilla de futbolín -ya que Rajoy marcaba casi todos los goles-, el presentador le ha pedido a Rajoy que enumerara tres países con los que hacerse una foto de futuro.

No se sabe si a Rajoy le ha fallado la cuenta o si tiene difuso el concepto país, pero su lista ha sido la siguiente: "Unión Europea, Marruecos, EEUU y Latinoamérica".

De Rajoy dicen cosas…

Durante toda la entrevista, ha sido frecuente ver cómo Rajoy ha intentado romper con los prejuicios y mitos que sobre él existen en la opinión pública. Con construcciones gramaticales como "de mí se dice", "piensan de mí"… Incluso se ha referido a su poco gusto por comparecer ante medios y periodistas: "Tengo una cierta tendencia, que me reprocha todo el mundo, de no ir a ningún sitio" para explicar que si estaba en 'En la tuya o en la mía' era por consejo de su esposa.

Con otros políticos ni se lleva mal… ni bien

Bertín Osborne le ha preguntado a Rajoy cuál era su político favorito; él se ha negado a particularizar. Le ha preguntado cómo se lleva con Esperanza Aguirre ("Con Esperanza me llevo bien. Hemos tenido alguna cosilla, pero nos vamos bandeando"), con Aznar ("Aznar y yo siempre nos hemos llevado bien"), su opinión sobre Felipe González ("Yo he combatido a Felipe González… pero con respeto. He hablado unas cuantas veces con él y es un tipo que está muy bien, que es constructivo")… Con todos, la respuesta de Rajoy era tibia: ni frío ni calor. Al final, ha dejado una frase lapidaria: "Si coincides al 100% con alguien es sospechoso"

No en helicóptero

El "presi" -como le llamaba Bertín Osborne durante la entrevista- no olvidará la fecha del 1 de diciembre de 2005. Tampoco el lugar en el que se encontraba, la plaza de toros de Móstoles. Ese día sufrió junto a Esperanza Aguirre un accidente de helicóptero que, finalmente, quedó en un susto: "Lo normal es que hubiera explotado al caer, pero tuvimos la suerte".

Un mal trago que ha servido para que Rajoy tenga claro una cosa: "No me he vuelto a montar en helicóptero". El presidente ha asegurado que, por evitar volver a subir a uno de estos aparatos, ha preferido recorrer un trayecto de 3 horas por carretera en lugar de 20 minutos por el aire.

El por qué de llevar barba

De otro tremendo susto le viene a Rajoy su gusto por la barba. Con 24 años, Rajoy se quedó dormido al volante de su coche que acabó precipitándose por un terraplén. El presidente ha confesado que aquello le pudo costar la vida y que, para disimular algunas heridas se dejó crecer la barba. "Me dejé la barba después de eso. Luego me la afeité y ya no me gustaba mi cara y volví a dejármela"

¿Soy aburrido?

La guinda del pastel en la partida de futbolín ha sido cuando Rajoy tomaba una vez más su turno de pregunta para dirigirse a Bertín diciendo, con entrañable gesto: "¿Te parezco tan aburrido como dicen algunos?".

"Ni de coña", ha respondido Bertín entre risas.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?