Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 28 de Mayo de 2020

Otras localidades

Los ataques de Sánchez y Rajoy obligan a Rivera a elevar el tono de su campaña

El líder Ciudadanos, que había prometido eludir el y tú más, carga contra Rajoy por la corrupción y contra Sánchez por querer gobernar a cualquier precio

GRA344. PALMA DE MALLORCA, 04122015.- El candidato de Ciudadanos a la Presidencia del Gobierno, Albert Rivera (c) durante su asistencia al acto de inicio de campaña, en el Teatre Trui de Palma de Mallorca. EFECATI CLADERA

GRA344. PALMA DE MALLORCA, 04122015.- El candidato de Ciudadanos a la Presidencia del Gobierno, Albert Rivera (c) durante su asistencia al acto de inicio de campaña, en el Teatre Trui de Palma de Mallorca. EFECATI CLADERA / CATI CLADERA (EFE)

"Juego limpio y a lo nuestro". Esa fue la directriz que Albert Rivera transmitió a los suyos la noche del pasado jueves cuando arrancó la campaña. El líder de Ciudadanos comenzaba la contienda dispuesto a dejar a un lado el y tú más, una práctica que considera "propia de la vieja política". Pero veinticuatro horas después esa premisa ha quedado en papel mojado. Los ataques directos de Rajoy y Sánchez al candidato emergente durante la primera jornada electoral han obligado a retocar la estrategia. El propio Rivera reconoce que no esperaba convertirse en el objetivo de PP y PSOE tan pronto.

"Nuestra idea es centrar el discurso en las propuestas, pero si nos apuntan tendremos que buscar la manera de defendernos, siempre sin pisar el fango", dice uno de los miembros de la Ejecutiva más cercanos al líder. El candidato a La Moncloa lo tiene claro. Si Rajoy le acusa de no tener experiencia, pondrá sobre la mesa cuál es el legado de la suya tras cuatro años al frente del Ejecutivo; "corrupción, paro y descrédito de la política". Si Sánchez le empuja a la derecha, le recordará sus alianzas con nacionalistas y "su intención de gobernar pactando con todos, cueste lo que cueste".

El líder de Ciudadanos no teme que los dardos que por ahora lanzan sus rivales desinflen las expectativas alimentadas por las encuestas. Todos los escenarios que se pueden dar tras el 20 de diciembre tienen una lectura positiva, según ellos. "Si ganamos es un éxito, si quedamos segundos también y si somos terceros no deja de ser una victoria", aclaran. Para los demás dibujan un horizonte más negro. Por un lado el PSOE, de cuyo líder entienden las críticas. "Una situación como la que dibujan los sondeos es para hacer dimitir al secretario general". Por otro el PP, al que por ahora ven en una posición cómoda pero que no descartan que se pueda complicar. "Si Rajoy se queda en el entorno de los 110 diputados reaparecerán las voces que llevan tiempo pidiendo un cambio de liderazgo en Génova".

En cualquier caso, la formación augura una contienda áspera. El objetivo será afianzar el voto porque según el último CIS hay un 20 por ciento de electores que dudan si votar a Ciudadanos o no. Un 11 % duda entre optar por Rivera o Rajoy y un 9 entre Rivera o Sánchez. Lo que deducen de estos datos los estrategas de la formación es que de hacia donde se decante la balanza el 20 de diciembre dependerá el grado de cumplimiento de los objetivos. Es decir, adelantar al PSOE o dar la sorpresa y desbancar al PP.

Lleno en Palma

En un mitin celebrado en el teatro Tui de Palma de Mallorca y rodeado por las 1.300 personas que han logrado llenar el aforo, Albert Rivera defendía, en su primer acto de campaña, su proyecto de unidad e ilusión para España. Al líder de Ciudadanos lo acompañaron el candidato de Ciudadanos al Congreso de los Diputados, Fernando Navarro, y el portavoz del partido en el Parlamento balear, Xavier Pericay, Rivera, que ha comenzado a hablar al grito de "presidente, presidente".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?