Últimas noticias Hemeroteca

La Sanidad Pública perderá 59.000 profesionales en los próximos cinco años

Ese es el número de sanitarios que se jubilarán entre 2015 y 2019, según un estudio de CC.OO, basado en datos de la EPA. Desde la crisis, el sector sanitario ha perdido 45.700 empleos

Varios sanitarios protestan a la puerta de su centro de trabajo /

El envejecimiento de la Sanidad Pública amenaza con mermar las plantillas de profesionales de toda España. La explicación de ese augurio está en los datos.

En el cuarto trimestre de 2014 había, según la EPA, 76.200 personas con más de 60 años y menos de 65. Conclusión, “en el próximo lustro entrarán en edad de jubilarse el 8’1% del total de la población ocupada en las actividades sanitarias”, según alerta CC.OO en su estudio ‘El empleo en actividades sanitarias y su evolución durante la crisis’.

Según ese trabajo - basado en microdatos de la EPA- hay 59.300 jubilaciones que afectarán a la sanidad pública, es decir, afectará al 10’5% del empleo de todo el sector sanitario.

“¿Están analizando las administraciones sanitarias públicas este fenómeno demográfico en sus propias plantillas para prever un proceso de recambio de los profesionales sanitarios?”, se pregunta el autor del informe, Fernando Puig.

La respuesta no parece clara, y de hecho, preocupa porque “el sector sanitario está envejeciendo a mayor ritmo que los sectores no sanitarios”.

Esta tendencia solo podría frenarse si se aplicase con rigor la tasa de reposición que para el año 2016 se ha fijado en el 100% para sectores prioritarios como sanidad, es decir, habría que cubrir el 100% de las bajas que se den ese año. Pero para ello tiene que funcionar correctamente el sistema de Oferta Pública de Empleo (OPE), y no es el caso, según CC.OO “porque pueden pasar hasta cinco años desde que la administración inicia un proceso de OPE, hasta que una aspirante consigue su plaza”.

El golpe de la crisis

En esta radiografía del sector sanitario español también se acredita que la Sanidad Pública ha sufrido duramente el tifón de la crisis. En los peores años, entre 2011 y 2013, “en solo dos años se perdieron 45.700 empleos en la sanidad”.

La peor parada fue, sin duda, la Sanidad Pública, porque se perdieron 43.400 profesionales sanitarios, de ellos, más de 30.000 eran enfermeras.

Según los datos analizados en este informe, en el cuarto trimestre de 2014, figuraban 941.000 personas trabajando en el sector sanitario. De ellas, el 60’2% en la Sanidad Pública, y el 39’8% en la sanidad privada.

Del total de esos trabajadores el 73’5% eran mujeres.

Cada vez más demanda, cada vez menos recursos

El secretario de protección social y políticas públicas de CCOO, Carlos Bravo, ha señalado que la demanda de servicios sanitarios es creciente y va a seguir siéndolo, debido al envejecimiento de la población y al incremento del número de pacientes con enfermedades crónicas y con varias patologías.

Sin embargo, el presupuesto sanitario entre 2009 y 2014 se ha reducido en 9.000 millones de euros y las perspectivas tanto del Programa Nacional de Reformas para este año como de la actualización del Programa de Estabilidad 2015-2018 indican "en el mejor de los casos" una congelación.

Por ello, según Bravo, "no se prevé que el sistema sanitario de una respuesta adecuada al crecimiento del gasto" derivada de la transición demográfica y epidemiológica que se está viviendo.

Y si el sector público no responde a ese incremento de la demanda lo hará el privado y dará lugar a un proceso que aunque no puede definirse como privatización, el autor del informe, Fernando Puig-Samper, lo define como "privatización suave".

"Cuanto más se constriñe la capacidad de respuesta del sector público más se desarrolla la capacidad de respuesta del sector privado", ha subrayado Puig-Samper, quien ha incidido en que "la sanidad privada trata de buscar su nicho de negocio donde no llega la pública".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?