Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 26 de Mayo de 2020

Otras localidades

BLOG

Por fin, la lluvia

El PSOE confía en la movilización de los suyos que recibieron la descarga dialéctica de Sánchez contra Rajoy como agua de mayo. "Muchos iban a publicar la esquela de Pedro Sánchez" después del cara a cara, ilustran fuentes del partido

El secretario general del PSOE y candidato a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, saluda al expresidente del Gobierno Felipe González.

El secretario general del PSOE y candidato a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, saluda al expresidente del Gobierno Felipe González. / Oto (EFE)

Llevaba sin llover en Madrid 40 días y, este lunes, justo cuando Pedro Sánchez bajó del coche para acceder a las instalaciones de la Academia de Televisión en Pozuelo de Alarcón, empezaron a caer chuzos de punta. El chaparrón tuvo su correlato dentro del plató cuando el líder socialista empezó a descargar contra Mariano Rajoy por casi todo a la vez desde el primer minuto ante más de nueve millones de españoles, algunos de ellos con carné socialista que, según cuentan en el partido, empezaron a ver cómo perdía espesura la nube negra que flotaba sobre sus cabezas. "La militancia está muy contenta", respondía ayer un dirigente territorial. "Los nuestros están que se salen", comentaba otro.

El tan traído y llevado "indecente" que el candidato socialista soltó al presidente del Gobierno mirándole a la cara no es del agrado de muchos de los dirigentes consultados ("sobraba porque iba ganando", "no es el camino al que hay que llevar el debate", "en ese lodazal no sacamos ventaja", son algunos comentarios) pero sí que admiten en muchas voces del PSOE que ha llegado como agua de mayo en este diciembre electoral. Ha sido, explican, un revulsivo para movilizar a un partido que tiene que seguir haciendo campaña: "Estamos en el minuto veinte de la segunda parte y quedan 25 minutos de juego", es el símil balompédico que ha puesto este martes Guillermo Fernández Vara, presidente extremeño, en un mitin en Badajoz.

La "esquela" de Pedro Sánchez

"Hoy había muchos que iban a publicar la esquela de Pedro Sánchez", aseguran fuentes del partido que consideran que el candidato ha "resucitado" gracias a cómo enfocó el cara a cara. Se ha evitado el entierro, vienen a explicar las fuentes, por parte de los rivales políticos y mediáticos de un PSOE que lleva toda la campaña entonando el mismo lamento: que las encuestas ya no son una fuente informativa sino una herramienta más para intervenir en el ánimo del electorado.

Lo que admiten en Ferraz y en los cuadros del partido es que el riesgo de desmovilización de los malos datos demoscópicos había que neutralizarlo y que para eso sirvió, de forma muy significativa, el choque televisivo con Rajoy. Muchos socialistas repiten que Sánchez espetó a Rajoy, frente a frente "lo que piensan muchos españoles" pero, sobre todo, el líder del PSOE atizó al presidente del Gobierno con la munición que sus bases estaban esperando después de una legislatura con pocas oportunidades para mostrar orgullo socialista. Pasaron del desconcierto inicial por la "herencia recibida" (cuando muchos en el PSOE no se reconocían con las decisiones que había tomado el Gobierno de Zapatero al final de su mandato) a la sensación de que al PP de la Gürtel y de los recortes casi nada le pasaba factura. "Nuestra gente ha visto como levantábamos del escaño a gente honesta como Chaves y Griñán mientras que en el PP no se ha hecho nada, alguien tenía que decirle a Rajoy lo que le dijo Pedro", comenta otra fuente.

La verborrea de Sánchez contra Rajoy ha desatado una tormenta fuera del PSOE que no preocupa demasiado a Ferraz aunque sí que hay división de opiniones en otros ámbitos del partido sobre cómo pueda ser recibida esta catarata de cruce de acusaciones (el "y tú más" del plató y las declaraciones del día siguiente). En la dirección socialista, en cualquier caso, aseguran que su líder ha logrado situarse como referente de la oposición y hasta se dirigen con cierta displicencia a los dirigentes de los partidos emergentes que critican por bronco el tono del debate. Lo que les molesta, dicen en el PSOE, es que se quedaron fuera de juego. Nada de arrugarse, vienen a decir los socialistas.

"A por ellos"

Así que en el mitin de este martes en Badajoz, ante una militancia entregada que coreó con fuerza el "a por ellos" y recibió a Sánchez con verdadero entusiasmo, los oradores se encargaron de que la fiesta no pare. Empezó Felipe González lamentando que sean los populares de piel "tan sensible" cuando a él "lo han llamado de todo y le siguen llamando de todo" y continuó el presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, mofándose de que Pablo Iglesias haya pretendido en las últimas horas darse un barniz de moderación.

Fue Pedro Sánchez quien remató la jugada contra el líder de Podemos, la formación que ha abierto una vía de agua por la izquierda al PSOE que, a día de hoy, piensa que se ha detenido la fuga a Ciudadanos, situado en la derecha en el imaginario colectivo, según el análisis socialista. Aprovechando que Pablo Iglesias "se rasga las vestiduras" por que se llame "indecente" a Rajoy, el candidato socialista recordó a los presentes que Ada Colau insultó a los socialistas llamándoles criminales y nadie de Podemos la censuró. En las redes sociales han circulado desde las horas posteriores al debate invectivas similares y a la memoria de todos los socialistas han regresado muchas de las que recibió el expresidente Zapatero cuando el PP aspiraba a desalojarlo del poder.

Y es que es muy relevante el papel que el PSOE está concediendo a la memoria en esta campaña. Desde que arrancó la ruta electoral, a diario, hay en boca de todos quienes se suben a la tribuna una apelación a lo que fue el PSOE y a lo que tiene que seguir siendo, a lo que hizo y a lo que le queda por hacer. Se empeñan en eso todos, desde los expresidentes del Gobierno a los barones y al propio Pedro Sánchez, que terminó su primer debate, en El País, poniendo por delante su orgullo de dirigir un partido centenario. Ha repetido esa frase en casi todas las plazas y volvió a hacerlo este martes en Badajoz ante las 4.500 almas en vilo que le estuvieron esperando que llegara de los funerales de Estado en Madrid para vitorearle. A muchos de ellos, militantes con carné, les habría llegado ese mismo día una carta de Ferraz invitándoles a no desfallecer: "La victoria electoral está en nuestras manos, ánimo", señala. "Ganaremos si seguimos movilizados", se titula. Tiene que llover, a cántaros, decía la canción.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?