Ocio y cultura
GURU JOSH

Muere el DJ Guru Josh, creador del emblemático tema 'Infinity'

Paul Walden ha fallecido en Ibiza a los 51 años, donde vivía desde hacía 16 años

Portada del single Infinity, de Guru Josh, editado en 1990. / Cadena SER

Paul Walden siempre utilizó como nombre artístico Guru Josh. Con ese pseudónimo pasó a la historia de la música electrónica en 1990 con la canción Infinity, que alcanzó el número cinco en la lista británica de éxitos aquel año y gozó también de enorme popularidad en Alemania, Portugal y Austria. En España llegó a ser el single más vendido de la entonces llamada lista Afyve. Este miércoles, su representante ha confirmado su muerte al diario The Guardian.

Guru Josh, representante de la cultura rave de finales del siglo XX, murió el lunes a los 51 años en Ibiza, donde vivía desde 1999. Se desconocen las causas de su fallecimiento, aunque la prensa local de la isla de Jersey, donde nació, asegura que se ha debido a una "breve enfermedad". Tras el one hit wonder de su vida, y ya en España, se dedicó a otras facetas artísticas y a la promoción discográfica y de eventos. Como creador plástico, expuso sus trabajos en salas de Madrid y Barcelona.

La pequeña parroquia de Saint Ouen, al noroeste de la dependencia de la Corona británica, vio los inicios de Guru Josh en la escena nocturna. Walden se trasladó a Londres a finales de 1980, donde recorrió los pubs con su banda de rock, Josué Cries Wolf. Infinity era, de hecho, uno de los temas de su repertorio, que acabó adaptando a los ritmos electrónicos. "Nos dimos cuenta que la música de baile era el futuro y adaptamos el tema", confesó en 2009 en una entrevista en Tentaciones. "No era mi mejor canción pero sí la única que gustaba a la gente", concedió. Hijo de un dentista, Walden cursó en su juventud estudios de Odontología.

Sus escasos pero rentables éxitos (Infinity a años luz del resto, pero también Freaky dreamer, Holographic dreams, Whose law (is it anyway) y, más recientemente, This is the night) siempre contaron con la efectiva y pegadiza presencia del saxo de su colega Mad Mick. "Tuve la idea una noche, actuando en un pub de Londres. Alguien puso algo en mi bebida [una pastilla de éxtasis, según contó el propio Guru Josh en una entrevista en The Guardian] y me dio un subidón brutal. Empecé a jugar con las bases grabadas de mi teclado y mi saxofonista me acompañaba. Estaba fuera de mí y el público se volvió loco", explicó en 2010 en una entrevista en El País. "Imprimimos 500 copias y 480 personas las tiraron a la basura. Todo el mundo dijo 'Has puesto un saxofón, estás loco, no puedes hacer eso'. Pero [el DJ del club Haçienda de Manchester] Mike Pickering lo pinchó y el resto es historia", detalló al diario británico. En efecto, la machacona frase de Infinity se hizo realidad: 1990's time for the Guru. En la misma charla, Paul Walden desgranó sorprendentes detalles de su pintoresca trayectoria personal y profesional: "Antes de Infinity me había mudado a EE UU para hacer música, pero gané un millón de dólares pintando rascacielos. Antes intenté ser fontanero, pero destrocé una casa entera".

Colaboró de manera estrecha con el cantante Seal y el productor de acid house Adamski. El único club que pinchaba sus primeras creaciones, el desaparecido Haçienda de Manchester, era propiedad de la banda New Order.

Guru Josh se transmutó en Dr. Devious para probar suerte con el videoarte. Suyos son psicodélicos experimentos que mezclaban imágenes en tres dimensiones generadas por ordenador, música electrónica, el VHS y el LaserDisc, como Cyberdream y Dance in cyberspace, cuyo libreto advertía a los imprudentes de que algunas imágenes podían producir epilepsia.

A base de millones de copias vendidas y de hits, Guru Josh abandonó rápido la electrónica underground mancuniana y abrazó la receta dance más comercial y accesible, representada por el sonido Ibiza.

En 2008, una reedición de Infinity, adaptada a los nuevos tiempos por el DJ alemán Klaas y editada bajo el nombre Guru Josh Project, volvió a colocar a Walden en lo más alto de las listas de éxitos, con cerca de seis millones de copias vendidas. Infinity 2008 fue número uno de Los 40 Principales durante dos semanas consecutivas, el 30 de mayo y el 6 de junio de ese mismo año.

"Me gustó tanto Ibiza que decidí mudarme allí. Estaba haciendo mi arte y también tenía una compañía de promoción, hacía fotografías aéreas y pancartas. Llevaba una buena vida, así que realmente nunca me molesté en sacar otro disco [después de Infinity, en el año 1990]. Luego, en 2008, Big City Beats [un sello discográfico alemán, que ha lamentado la muerte de Guru Josh] llamó a alguien llamado Klaas para que remezclara Infinity, vendió cerca de seis millones de copias y fue número uno en toda Europa. Fue un éxito aún mayor la segunda vez. Cada día que me sumerjo en mi piscina me siento bendecido y honrado de que la gente comprara ese disco. Pero, ¿qué es lo que quiero hacer el resto de mi vida, seguir produciendo basura? La música ha sido buena conmigo, pero ahora puedo obtener más emoción creando nuevas empresas. Soy más un inventor loco que un músico. Hace aproximadamente un año patenté un nuevo invento que está siendo fabricado en China en este momento. Es un gran secreto, pero sabréis de ello pronto", dijo en septiembre de este año a The Guardian.

"Estamos consternados y con el corazón roto tras la pérdida de una persona tan dinámica y creativa en circunstancias trágicas y prematuras. Paul era un hijo, hermano y tío muy querido, al que echaremos de menos", ha declarado un portavoz de la familia a la prensa local de Jersey.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00