Viernes, 23 de Abril de 2021

Otras localidades

ASESINATO EN LEÓN

Las claves de la investigación del asesinato de Isabel Carrasco

Los investigadores y la Fiscalía coinciden en que el asesinato se planificó durante años y que el motivo fue una acumulación de rencor que dos de las acusadas retroalimentaban contra la que fue presidenta de la Diputación de León

Las claves de la investigación del asesinato de Isabel Carrasco / Luces y sombras de la investigación del asesinato de Isabel Carrasco / ATLAS

Isabel Carrasco fue asesinada en el centro de León el 12 de mayo del año 2014. La que fue presidenta de la Diputación de León se dirigía a la sede del PP leonés cuando fue asesinada con tres disparos en la espalda. Montserrat González y su hija, Triana Martínez, se acercaron a Carrasco sin levantar sospechas. La autora confesa que empuñó el arma, un revólver 32 Taurus HR Magnum y disparó contra la política. Ya en el suelo le asestó un tiro de gracia.

Montserrat González, esposa de un inspector jefe de policía de Astorga, fue la autora material de los hechos, según las investigaciones avaladas en su propia confesión. Apretó el gatillo y después se fue a la fuga aunque gracias a un testigo presencial, un policía jubilado, fue arrestada esa misma tarde junto a su hija, Triana Martínez, de la que después se supo que fue la encargada de hacer desaparecer el arma homicida. La tercera acusada es Raquel Gago, policía municipal, amiga de Triana y la persona que 30 horas después del asesinato entregó el arma a la Policía Nacional que ha estado al frente de esta investigación desde el primer momento. Gago se encuentra en libertad con cargos después de pagar una fianza de 10.000 euros.

Así informó la SER del asesinato de Isabel Carrasco. Un resumen del caso

La Policía Nacional tiene todo los frentes atados de cara al juicio. El asesinato de Carrasco se planeó durante al menos dos años y se frustró en varias ocasiones. El arma homicida, un revólver lo compro la autora confesa a un toxicómano durante un viaje que hizo a Asturias, junto con otra pistola, una automática del calibre 7,65 que halló la policía en uno de los registros que se hicieron en casa de Triana Martínez. La tercera acusada, la policía municipal, prestó cobertura a las otras dos acusadas debido a la relación que tenía con Triana Martínez, según la Fiscalía.

El motivo del crimen también está claro. Una acumulación de rencor que madre e hija fueron alimentando contra la política leonesa a quien achacaban que hubiese frustrado la incipiente carrera política de ésta en Astorga. La misma noche del crimen la autora material del asesinato confesó ante la policía completamente derrumbada e insistiendo dejar al margen a su hija.

El asesinato se planificó durante meses por madre e hija aunque el objetivo lo marcaron dos años antes. Durante los registros que se practicaron después de las detenciones se encontraron varios planos con los recorridos de Carrasco por León. La propia fallecida avisó a la policía municipal meses antes del crimen de que estaba siendo vigilada pero la policía municipal nunca avisó a la Policía Nacional de estos seguimientos.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?