Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 18 de Octubre de 2019

Otras localidades

'Salvados' y las juergas gitanas

Jordi Évole dedica su programa al maltrato de la mujer y se impone a los 'Gipsy Kings'

Jordi Évole entrevista a Marina, mujer víctima de malos tratos por parte de su pareja /

La noche del domingo evidenció los muy diferentes modelos de dos cadenas que compiten directamente entre sí, laSexta y Cuatro. Ambas son las segundas cadenas de sus grupos -Atresmedia y Mediaset, respectivamente- y su lucha en parrilla es directa: cada una se mide con la otra.

En el prime time del domingo, tanto Cuatro como laSexta han subido el telón a nuevas emisiones de dos de sus programas ya consolidados en su parrilla. Dos espacios que definen a la perfección el tono de una y otra cadena y el público al que mira cada una de ellas.

Por un lado, volvía Jordi Évole. Tras el descanso invernal, 'Salvados' retomaba su actual temporada y lo hacía sin medias tintas y sin abrigarse en la pretendida neutralidad periodística porque hay asuntos en los que ni el mejor de los periodistas debe ser imparcial: la violencia de género. El mensaje de este 'Salvados' era muy claro: "Machismo mata". Tanto que fue este el título que Évole y su equipo escogieron para una emisión que sobrecogió.

Como en tantas otras ocasiones, quizá este 'Salvados' no aportó nada que un espectador medianamente informado no supiese. No contó nada que no hayan explicado ya en otros medios, nada a lo que no se le haya dedicado horas de radio y páginas en prensa. La clave, como siempre, estuvo en las formas; en la crudeza con la que Évole se acercó al tema y con la que se lo vendió al espectador. Un bofetón de realidad necesario para recordar en horario de máxima audiencia que el machismo mata.

'Salvados' se ha convertido en la hora de los valientes. Valiente la productora del espacio -Producciones del Barrio- y sus directores -Évole y Ramón Lara- por los temas que eligen cuando saben que han de competir en una complicada franja comercial; valiente la cadena por confiar en este producto que, aun reportándole una sensacional audiencia, crea más de un quebradero de cabeza en las altas esferas; y, sobre todo, valientes son quienes prestan su testimonio de denuncia ante Jordi Évole. Valientes como Zaida Cantera, la militar que fue acosada, o como Marina Marroquí, una joven que sufrió violencia doméstica desde los quince años y cuyo relato hiela la sangre.

Voces particulares que, sin pretenderlo, son el altavoz para tantas otras víctimas de las realidades en las que se adentra este programa. Unas veces con más acierto que otras pues, en su denuncia, no siempre puede evitar desenfocar ni pervertir la realidad.

El retorno de Jordi Évole con este 'Salvados' dedicado a la violencia machista fue seguido por una media de 3.233.000, con un 16,0% de cuota de pantalla. Logró el minuto de oro a las 22:24 horas con más de 3,7 millones de espectadores y un 18,0% de share. Pese a que laSexta suele ocupar la cuarta posición en los rankings de audiencias del mes, 'Salvados' fue líder en su franja de emisión [de 21:42 a 22:32].

En esa misma franja, compitiendo directamente entre sí, emitió Cuatro la segunda temporada de 'Los Gipsy Kings', su programa de juergas gitanas. Un espacio que, en teoría, pretende compartir con el espectador las intimidades de 5 familias gitanas con pedigrí y que, en la práctica, no es más que un reality de esos cinco clanes gitanos en los que su día a día se transforma en una juerga: la juerga de la boda, del mercadillo, de las vacaciones… ¡La alegría de vivir y ser gitano!

Pese a la cuestionada y cuestionable imagen del colectivo gitano que ofrece este programa (lo que ya le costó las críticas y reprobación de asociaciones gitanas), 'Los Gipsy Kings' concluyeron su primera temporada en 2015 con una media de 8,5% de share y casi 1,8 millones de espectadores por capítulo.

Esto le valió su renovación por una segunda entrega que Cuatro ha estrenado este domingo y cuya audiencia solo se puede calificar de muy buena: 2.067.000 espectadores y 10,2%. Supone aventajar en 2,6 puntos al dato de share que promedió Cuatro en este domingo y en 3,6 puntos a la media mensual de la cadena en el mes de enero.

Adolescentes y niños prefieren a 'Los Gipsy Kings'

Los datos de audiencia dibujarán una sonrisa en los directivos responsables de ambas cadenas, pues tanto 'Los Gipsy Kings' como, evidentemente, 'Salvados' arrojan unas cifras muy por encima de la media de la casa en la que se emiten.

No se puede obviar la distancia entre dos productos que han de competir directamente y entre los que, realmente, no existe competencia posible; ni por el dato de audiencia (10,2% frente al 16,0%) ni por el contenido ni dimensión de lo emitido.

Pormenorizando el estudio de las audiencias, se aprecia, sin embargo, que 'Salvados' no fue la primera opción para todos los espectadores que se sentaron delante del televisor en el prime time de este domingo.

Por edades, 'Salvados' lideró entre los espectadores mayores de 25 años. Obtuvo unos sensacionales resultados entre el público de 25 a 44 años, segmento en el que promedió un 20,4% de share. También es reseñable el 18,5% logrado entre el público de 45 a 54 años.

Évole, por tanto, lideró en su franja en todos los segmentos de espectadores salvo entre lo más jóvenes; ahí los resultados caen, abrumadoramente -y quizá preocupantemente-, del lado de 'Los Gipsy Kings'.

El programa de Cuatro consigue una media en la franja de coincidencia con 'Salvados' de un 15,4% entre los espectadores de 4 a 12 años ('Salvados' se apunta un pobre 4,6%). Aún mejor es el dato entre los espectadores de 13 a 24 años entre los que 'Los Gipsy Kings' lideran con una cuota del 17,0% (frente al 13,0%) de 'Salvados'. Este programa tan solo cae por debajo de la media de Cuatro en el público mayor de 55 años, lo que encaja perfectamente con su perfil de espectador y dejará muy satisfechos a los responsables de la cadena.

Dos modelos antagónicos de programación y de concepto de cadena. Dos modelos que, al menos en el prime time del domingo, responden a las exigencias de los despachos. Dos tipos de apuestas que esbozan dos maneras radicalmente distintas de entender la televisión y que solo al espectador le toca juzgar, pues él es quien decide. Por el momento, 'Salvados' se impone con claridad a ese espacio de juergas y faranduleo gitano llamado 'Los Gipsy Kings'.

EL CONSEJO DEL PUEBLO GITANO SOBRE 'LOS GIPSY KINGS'

Con motivo del estreno de la primera temporada de 'Los Gipsy Kings', el Consejo Estatal del Pueblo Gitano (entidad que agrupa a decenas de asociaciones y organizaciones que luchan por mejorar la imagen de la etnia gitana y por derribar estereotipos) lanzó un comunicado criticando la emisión de un espacio de estas características: "Con lo visto en el primer programa de Los gipsy kings podemos prever el grave perjuicio que supondrá a la imagen de la comunidad gitana, identificada en la mayor parte de los contenidos de su hora de duración, con el lujo y el despilfarro, algo que choca frontalmente con la difícil situación que atraviesa la mayoría de las familias gitanas españolas", afirmaba el comunicado.

"una imagen estereotipada y caricaturesca que va calando en la sociedad con la amplificación de estos programas que tienen audiencias masivas. Cabe destacar que la comunidad gitana sigue siendo uno de los grupos de población más rechazados y discriminados según los datos de los Eurobarómetros de discriminación y otros estudios. Y la principal causa de este rechazo social es la imagen negativa generalizada que pesa sobre esta comunidad, una imagen a la que contribuyen algunos programas televisivos como los ya mencionados", apuntaba esta carta.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?