Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 09 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Las claves del enfrentamiento entre el FBI y los gigantes de la tecnología

Google, Facebook y WhatsApp se alían para impedir que el FBI obligue a Apple a modificar su software para permitir el acceso de las fuerzas de seguridad a los términales de los usuarios

El símbolo de Apple en su sede en Munich, Alemania. / ()

Hace dos días estallaba el conflicto entre el FBI y Apple por los intentos de la oficina de seguridad norteamericana de acceder a un smartphone relacionado con la matanza de San Bernardino.

Sin embargo, esta acción requeriría una modificación del software de Apple, que la compañía no estaba dispuesta a conceder. Aseguraba que esta petición suponía un retroceso en el desarrollo de las medidas de seguridad y privacidad tomadas hasta ahora por la compañía.

El mismo Edward Snowden, exanalista de la CIA, calificaba el inicio de esta batalla como “el caso de tecnología más importante de la última década”.

¿Por qué Apple no quiere colaborar?

En sentido estricto a lo que no está dispuesta la compañía fundada por Steve Jobs es a incorporar ‘puertas traseras en su sistema operativo. Esto es, facilitar la entrada de programas informáticos de terceros (en este caso, la policía) que puedan hacerse con determinados datos de los usuarios de esos terminales. Precisamente, estos son los 'agujeros' que las empresas tratan de solventar cuando se descubren fugas de seguridad.

Por tanto, la negativa de Apple no es total. La empresa ya ha colaborado con las fuerzas de seguridad en otras 70 ocasiones anteriores. A lo que se cierra con rotundidad es a modificar su software con este fin.

El FBI esgrime que esta petición se limita al terminal de los atacantes de San Bernardino, pero Apple teme que siente un mal precedente y que acabe facilitando el acceso a otros teléfonos.

Los apoyos de Apple

Desde ese momento, a Apple no le ha faltado apoyos por parte de las principales empresas tecnológicas de todo el mundo. Uno de los primeros en hacerlo, Google. A través de su consejero delegado, Sundar Pichai, consideraba acertada la decisión de los responsables del imperio de la manzana. Aseguraba que lo intolerable del caso era que el FBI pida “a las empresas que incluyan una fórmula para que se pueda acceder a los datos de los consumidores y sus aparatos”.

Este jueves conseguía, también, el respaldo de WhatsApp y Twitter. El confundador de Twitter, Jack Dorsey, escribía en su red social: "Respaldamos a Tim Cook y a Apple (gracias por su liderazgo)". Por su parte, Jan Koum, fundador de WhatsApp, daba su propio espaldarazo a Apple a través de un mensaje en Facebook: "No debemos permitir que se cree este peligroso precedente. Nuestra libertad está en peligro".

Con objeto de materializar esta unión, o bien por cuestiones de mera difusión, una de las curiosidades del asunto es que todos estos mensajes se han transmitidos a través de las redes sociales de las compañías. Sin embargo, uno de los grandes ausentes en la disputa ha sido el propio CEO de Facebook, Marck Zuckerberg.

Además, el Movimiento de Reforma de Vigilancia Gubernamental- que engloba a AOL, Google, Apple, Dropbox, Facebook, Evernote, LinkedIn, Microsoft, Twitter y Yahoo!- han remitido un comunicado en el que aceptan la colaboración de la ley, pero sin que les exigan la creación de estas ‘puertas traseras’.

La solución de McAfee

Sin embargo, en las últimas horas al FBI le ha salido un ayudante improvisado. Se trata de John McAfee, el experto en ciberseguridad y creador de la compañía que fabrica antivirus. “Yo, de forma gratuita, descifraré la información del teléfono de San Bernardino, con mi equipo”, ha asegurado en el portal tecnológico Business Insider.

“No importa cómo se mire este asunto: si el gobierno tiene éxito en conseguir esta puerta trasera, con el tiempo se conseguirá que todos los avances en encriptación y en nuestro mundo hayan terminado”, esgrime McAfee en su razonamiento.

Próxima parada: los tribunales

La última decisión que se conocía este viernes es la del Departamento de Justicia de EEUU, que ha presentado una moción para obligar a Apple ha cumplir con la petición del FBI. Como respuesta, se espera que la compañía responda formalmente a los tribunales, esgrimiendo que esta solicitud va más allá de los límites legales del Gobierno.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?