Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 23 de Enero de 2020

Otras localidades

Hugo Silva: “'El Ministerio del Tiempo' es una serie necesaria, hace autocrítica de nuestro país”

El actor se incorpora a la serie como gran fichaje de la segunda temporada

Hugo Silva en la presentación de la T2 de 'El Ministerio del Tiempo' /

Pocas veces ocurre que un actor pueda entrar a formar parte de un proyecto del que, como espectador, ya se consideraba un fiel seguidor. Menos frecuente aún es que, encima, ofrecimiento llegue para desempeñar un papel protagonista y llevar la vitola de fichaje estrella de la nueva temporada.

Esto le ha ocurrido a Hugo Silva (38 años) con 'El Ministerio del Tiempo', serie de la que se declara fan incondicional desde su inicio y en la que ahora interpretará durante varios episodios a Jesús Méndez, más conocido como Pacino, un policía de 1981 que descubre por casualidad una puerta temporal y se ve obligado a colaborar con este peculiar ministerio.

El personaje de Hugo Silva viene a reparar, de alguna forma, la ausencia del de Rodolfo Sancho, prota de la serie que desaparece en el primer tercio de esta recién estrenada segunda temporada (le fue imposible compatibilizar este rodaje y el de la serie 'Mar de plástico').

Con Pacino llega a esta serie parte del espíritu de los ochenta y de las barriadas obreras de Madrid, dos puntos que tocan en parte a Hugo Silva. Los ochenta y el barrio de San Blas, como confiesa en esta entrevista, fueron su niñez y su adolescencia. En ese universo en el que Hugo cambió los estudios de electricidad en el instituto de su barrio por los de interpretación.

El teatro fue su primer contacto con el mundo del actor; la pequeña pantalla, catapultó su carrera. Primero participando en series como 'Al salir de clase' o 'El comisario' y después como protagonista de 'Paco y Veva' (2004) y, el gran éxito, 'Los hombres de Paco' (2005-2009).

Después su carrera ha discurrido entre el cine y las miniseries para televisión, es decir, proyectos con los que el tiempo de compromiso muy concreto. Lo de 'El Ministerio del tiempo', parece que también será así. Lo de Pacino será breve, pero seguro que intenso.

Hugo Silva es Pacino en 'El Ministerio del Tiempo' / RTVE

¿Te sientes ya uno más de la familia ministérica?

Totalmente, desde hace ya unos cuantos meses. Yo ya era fan de la serie antes de participar en ella. El pre-estreno en Madrid fue muy emocionante, muy bonito. Había gente disfrazada, incluso. Estoy con muchas ganas de que se empiecen a emitir los capítulos de Pacino [su personaje] y a ver qué pasa.

¿Por qué te enganchaste tú a 'El Ministerio del tiempo'?

Primero, por el sentido del humor; luego, también por el hecho de que su trama no tiene límites ni de espacio ni de tiempo, su único límite es la historia de España en la que además ofrece el punto de vista de los guionistas. Y para hacer todo esto hay que estar muy bien documentado.

Sobre todo, me parece una serie bastante entretenida y, sin querer, bastante didáctica. Tiene muchísimas bromas internas… Me gustó mucho porque no se parece a ninguna serie que se haya hecho nunca. Estoy muy contento, imagínate: era fan de la serie y, de repente, me llaman y me proponen un personaje como Pacino, maravilloso.

¿Cómo es ese personaje?

Es un policía infiltrado en los bajos fondos, del año 1981, que descubre el Ministerio del Tiempo de una manera accidental y se ve obligado a quedarse en la patrulla. Ha sido muy divertido porque es un personaje que, aunque de comienzo está muy marcado, tiene que interpretar otros personajes a su vez. Yo nunca había llevado esta convención tan al extremo. Ha sido muy interesante y muy divertido.

En 1981, tú eras muy joven todavía pero, ¿recuerdas algo de aquella época, de tu barrio?

Lo recuerdo, pero tengo los recuerdos de un niño. Recuerdo a la gente con las chupas de cuero, recuerdo que se puso de moda llevar un mechón rubio -al menos, en mi barrio-, gente en la calle escuchando heavy metal todos juntos en un transistor, recuerdo la gente bailando break dance en la tierra -sobre un suelo de solador que se bajaban- , recuerdo también la heroína en mi barrio… que fue un azote brutal.

Todos los recuerdos los tengo como niño; le tengo mucho cariño a esa época porque fue mi infancia.

¿Tú bailabas break dance? ¿Tuviste tu época de rapero?

ASÍ ES 'PACINO'

Hugo Silva da vida a un policía de raza al que todos sus compañeros apodan ‘Pacino’ por el gran parecido con dicho actor en la película ‘Serpico’. Experto en infiltrarse en bandas callejeras y el mercado de las drogas, Pacino, hijo y nieto de policías, ha mamado su oficio desde pequeño. En 1981, mientras investiga un terrible crimen cometido en un apartamento madrileño, viajará por el tiempo sin proponérselo y acabará en el Ministerio.

No, yo nunca he pertenecido a ninguna tribu urbana. Recuerdo que fue la época cuando empezaron a salir las distintas tribus urbanas, recuerdo todo el movimiento cultural, el mundial de fútbol…

Ese Hugo Silva de los años 80, ¿cómo era ese chaval?

Pues un chaval que jugaba en la calle, como los niños de esa época: estábamos todos los días en la calle, no había ningún videojuego ni maquinitas. Estábamos todo el rato en la calle, todos los vecinos cuidaban a todos los niños. Recuerdo que, en aquella época, la gente estaba mucho más en la calle, por lo menos en mi barrio. La gente compartía mucho más.

¿Y ya querías ser actor por aquel entonces?

Yo creo que sí, lo que pasa que no tenía muy claro el concepto de actor. Jugaba mucho a hacer ficción de las series de la época. Lo llevábamos al límite y lo vivíamos mucho, pero como un juego.

Pensando en las series españolas de esa época, que todas eran de TVE -obviamente-, ¿crees que 'El Ministerio del Tiempo' solo podría existir en TVE?

No lo sé; esos conceptos se me pierden un poco porque yo no me dedico a la producción. Sí que es verdad que es una serie que, para mi gusto, es necesaria. Primero porque es muy buena y es entretenida, y luego porque hace una revisión y una pequeña autocrítica de nuestro país, de nuestra personalidad, de por qué somos como somos. Pero no sé si sería mejor en otra cadena.

¿Qué tal es trabajar con Marc Vigil, el director de la serie?

Es impresionante. Para mí ha sido el gran descubrimiento. A Javier ya lo conocía porque escribió para 'Los hombres de Paco', pero nunca había trabajado con Marc y ha sido la gran sorpresa. Es un pedazo de director, muy fino, muy sensible, va a la contra en el acting… Me gusta muchísimo su estilo

En el programa de Bertín Osborne, Mario Casas confesó que en su época en 'Los hombres de Paco' -donde fuisteis compañeros- se le subió un poco la fama a la cabeza y que, gracias a amigos y familia, volvió a poner los pies en el suelo. ¿Has tenido tú algún momento de tu carrera en el que se te subiera la fama a la cabeza?

La verdad es que yo he tenido la suerte de que me he criado en Madrid y de que toda mi familia y mis amigos han estado aquí. Soy un tipo bastante familia y de mis colegas de toda la vida, que me tratan igual de bien e igual de mal que siempre.

Me he sentido muy arropado por mi gente, siempre he tenido ese refugio. Quizá al principio sí que me costase gestionar lo de la fama, es algo complicado, pero no siento que en ningún momento se me fuera la cabeza.

¿Los temores en el ámbito profesional son los mismos ahora que hace 10 años?

Realmente, yo nunca he tenido ningún temor profesional. He tenido ganas y te tenido proyectos que se han caído y me ha dado mucha pena, pero nunca he afrontado esta profesión con ningún temor. Siempre he sabido dónde me estaba metiendo.

Tampoco yo vengo de haber estrellado ninguna carrera que me hubiera dado alguna estabilidad. Yo no tenía nada que perder, siempre he visto de una manera muy positiva esta profesión. Y hoy en día, ningún trabajo te da estabilidad y el que se mete a actor tampoco piensa en estabilidad.

Tu personaje en 'El Ministerio del Tiempo' llega en el capítulo 2, no sé si estará toda la temporada. En ese caso, ¿tiene un final como para ser recuperable en futuros capítulos?

Sí, va a tener un final abierto y espero que, para la siguiente temporada, cuenten conmigo por lo menos en algún capítulo.

Eso ya será cosa de lo que escriba Javier Olivares…

Con Olivares yo creo que hemos tenido muy buena química, creo que está muy ilusionado con la trama de Pacino; creo que hay mucho de Javier en Pacino.

Está bien que pongas en valor la figura del guionista, no todos los actores lo hacen…

Totalmente. En este caso, además, es el productor. Yo creo que Javier es un kamikaze, ha conseguido poner en pie un sueño, un sueño que era brillante, que tenía todo el sentido del mundo. Para mí merece todos los respetos.

Aparte, es un tipo genial. A la hora de trabajar con él, es un placer, es muy fácil. Y luego, claro, si de repente te llegan esos guiones, [resopla] es un lujo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?