Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 12 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Retrato de nueve jueces de actualidad

Los jueces nunca hablan de sus resoluciones y menos de su vida privada. El libro 'La última trinchera' (ed. Planeta) rompe con esa tradición y ofrece un retrato personal y profesional de nueve jueces y juezas españolas que llevan o han llevado algunos de los casos con más impacto social, como Nóos, Gürtel y Bankia

'La última trinchera', de Javier Álvarez y Luis Fernando Rodríguez. /

El libro La última trinchera, escrito por los periodistas Luis Fernando Rodríguez y Javier Álvarez, publicado en la colección Península, ha contado con la colaboración de forma directa o indirecta de José Castro, Emilio Calatayud Ana Ferrer José María Fernández Seijo, Mercedes Alaya, Sonia Chirinos, Pablo Ruz, Santiago Pedraz y Fernando Andreu, cada uno responsable de sumarios judiciales de actualidad.

Cada capítulo está dividido en tres partes que recogen la vida, formación y el caso más importante que ha llevado. El trabajo desvela aspectos de la vida de estos magistrados desconocidas hasta ahora donde comentan cuestiones más privadas y recuerdan anécdotas personales. Segundo, su vocación y su profesión, cual ha sido el destino que le ha llevado donde están y su aportación a la justicia, ocupa otro apartado individual de cada relato. El tercer elemento de los capítulos se centra en el sumario judicial por el que han salido en las portadas de los medios de comunicación, donde explican en abstracto que les parece, con mensajes de crítica y esperanza, pero sin perturbar el deber de sigilo de sus cargos.

Personalísimo

  • El juez José Castro, instructor del sumario del caso Nóos, ha demostrado que “cuando un miembro del poder judicial quiere, puede; no es una cuestión de valentía, sino de voluntad”. Y ha soportado todo tipo de presiones en forma de amenazas, seguimientos o incluso la manipulación de las puertas de su casa.
  • Emilio Calatayud, juez de menores, desvela un futuro preocupante de la violencia juvenil incrementado por las nuevas tecnologías y mantienen como siempre “el sentido común” en todas sus resoluciones. El libro también entrevista a algunos de su “niños” condenados y reinsertados.
  • Ana Ferrer, la primera magistrada en la Sala Penal del Tribunal Supremo, relata el coraje y la persistencia de las mujeres para llegar a puestos relevantes de la magistratura. La dama de hierro y seda de la judicatura explica cómo su generación fue el motor de la transformación de la Justicia introduciendo practicas inusuales como bajar a calabozos a interrogar a los detenidos o atender personalmente a los ciudadanos.
  • José María Fernández Seijo, juez de mercantil en Barcelona, describe el camino empinado hasta llegar a cuestionar la legalidad hipotecaria española ante cortes europeas y ganar la lucha. El término “deudores de buena fe” deudores accidentales que se han visto abocados a una situación no deseada de insolvencia definitiva ha abierto la esperanza de muchos que ciudadanos para no perder su casa.
  • La juez Mercedes Alaya (instructora del caso de los ERE en Andalucía) es la única que no ha mantenido una charla con los autores, pero los testimonios de personas muy cercanas a ella y su última intervención pública, permiten dibujar un retrato muy ajustado de esta magistrada que ha demostrado una “lucha indisimulada por desmantelar la corrupción y mantener el control de los sumarios”.
  • La juez de violencia contra la mujer Sonia Chirinos, lamenta que “la sociedad tolere” esta lacra y regala a los lectores su experiencia de 20 años le lleva a sostener que “la igualdad debe sentirse, no pensarse”. La solución, concluye, está “en la educación”.
  • Pablo Ruz, instructor del caso Gürtel y los papeles de Bárcenas, demuestra su “humanismo togado” cada vez que intervienen en un foro de justicia. El libro desvela anécdotas desconocidas y el pensamiento de un magistrado que crítica “el populismo punitivo de endurecer penas por afán electoralista cuando se producen crímenes que provocan alarma social”. La última trinchera desvela que fue objeto de una indagación sustantiva y sistemática por parte del Consejo General del Poder Judicial, como confirman amigos suyos.
  • Santiago Pedraz, instructor del caso por el asesinato del cámara de televisión Jose Couso, rompe con el silencio judicial y explica sus sensaciones en la lucha por la persecución universal de los delitos.Periodista frustrado, lleva mal lo de salir en la prensa, aunque el destino ha querido que conviva con ella.
  • Fernando Andreu, Instructor del caso Bankia, reflexiona con “un temperamento audaz” sobre las precariedades de la Justicia, “las puertas giratorias” y describe un panorama enigmático por el futuro de la Audiencia Nacional, “un buque a la deriva y sin timonel que debería volver a redefinir su hoja de ruta”. Primera vez reflexiona en voz alto sobre los casos de corrupción económica como el caso Bankia.
  • Baltasar Garzón, juez que acuño a su pesar el término “estrella”, reflexiona sobre la evolución y el coraje de muchos compañeros que siguieron su senda: “Ya no importan nombres sino hechos” y anuncia contundente que volverá a la judicatura porque “soy juez y moriré siendo juez”.
Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?