Ocio y cultura
ENTREVISTA

Anaut: "Ojalá haya un día en que no solo se subvencione la música clásica"

La banda madrileña, que presenta oficialmente su disco en abril, huye de las etiquetas de grupo indie, apuesta por el sonido analógico y viste de traje durante sus conciertos

El grupo madrileño Anaut. / José Aguilar

Madrid

Están muy cerca de presentar oficialmente su nuevo disco ‘Time goes on’. Un álbum grabado en analógico y de forma totalmente independiente. Ellos son Anaut, un grupo que huye de las etiquetas de banda ‘indie’, que se viste de traje en sus conciertos y que disfruta mirando al público a la cara.

A día de hoy, con tanta tecnología a nuestro alcance, grabar en analógico se convierte en una auténtica labor de artesanía. “El 90% de nuestros discos favoritos se han grabado en analógico y queríamos conseguir esa calidez y esa expresividad”, asegura Alberto Palacios, vocalista del grupo. Y es que aquí no hay lugar para los retoques, como ya comentó en otra ocasión Mikel Erentxu, la suma de estas imperfecciones “puede ser una gran cagada o algo maravilloso”.

más anaut

Anaut es una banda madrileña que aúna soul, blues y rock con toques de música negra. Sus componentes -Alberto Anaut, Javier, Alberto Arteta, Javier Martínez, Gabri y Javier Geras- se conocieron en conservatorios de Pamplona y Ámsterdam. En 2013 consiguieron lanzar su primer disco, ‘140’, con la ayuda del crowfunding. A finales de año sacaron su segundo disco, que presentarán de forma oficial en la Sala Joy Eslava el próximo 23 de abril.

‘Time goes on’ es el segundo disco que elaboran de forma autoproducida, pero renuncian a ser tachados de ‘indies’. Alberto considera que hay demasiados artistas con esta etiqueta, “tantos, que ya se ha convertido en un género musical”. “Si hablamos de artista independiente que costea sus discos, monta sus conciertos y hace la producción, estamos dentro. Si hablamos de música indie, no”, sentencia.

El grupo madrileño prefiere hablar “del privilegio de libertad creativa” que les ha dado trabajar de esta manera desde sus inicios. Y aunque le deben mucho a los circuitos de pequeñas salas, han pisado con la misma energía festivales como el Sonorama. “Son la herramienta más poderosa para llegar a los oídos que aún no te conocen”, reconoce el grupo.

No obstante, no todo es de color de rosa y Alberto se moja. “Ojalá haya un día en que no solo se subvencione la música clásica”, asegura reconociendo el difícil momento por el que atraviesa la industria. “La cultura debería estar asegurada y, a la vez, ser rentable”, añade. Pese a ello, mantiene los pies en suelo y afirma que es una realidad todavía lejana en nuestro país, donde en este momento deben atenderse otras prioridades sociales.

Quizá, este no elevarse con las gotas del éxito haya sido su apuesta más segura. Con una amplia formación académica y musical a sus espaldas, afirman ser “conscientes de que esto es una carrera de fondo”. “Tenemos trabajo, vivimos de escribir música y tocarla y estamos muy agradecidos por ello”, concluye Alberto.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad