Sábado, 24 de Octubre de 2020

Otras localidades

ELECCIONES REGIONALES

Domingo negro para Merkel: AfD triunfa en las elecciones regionales

Las elecciones en tres estados federados de Alemania confirman los pronósticos que venían avanzando las encuestas en las últimas semanas: los electores penalizan a la canciller por su política de refugiados y otorgan su confianza al partido populista de derechas Alternativa para Alemania (AfD), que lograría según los sondeos a pie de urna convertirse en segunda fuerza política en Sajonia-Anhalt con al menos un 24% de los votos

La canciller alemana, Angela Merkel.

La canciller alemana, Angela Merkel. / WOLFGANG RATTAY (REUTERS)

Lo que los medios dieron en llamar el 'Superdomingo' se ha convertido en un domingo negro para Angela Merkel y para sus socios de gobierno, el partido socialdemócrata. Las elecciones celebradas en tres estados federados de Alemania han confirmado el malestar de los ciudadanos con la gestión de la crisis de refugiados llevada a cabo por la canciller, un descontento que se ha traducido con un ascenso triunfal del partido populista de derechas Alternativa para Alemania (AfD).

Esta formación, criticada por su cercanía a movimientos de extrema derecha y por un discurso un tanto xenófobo, ha logrado convencer a los electores desencantados y a los abstencionistas superando con holgura la horquilla mínima del 5% que se exige para contar con representación parlamentaria. En el estado de Baden-Württemberg los sondeos le otorgan un apoyo del 14,9%, en Renania-Palatinado obtendría un 11,7% y en Sajonia-Anhalt lograría incluso situarse como segunda fuerza política (por delante de los socialdemócratas) con un 24% de los votos.

La líder del partido Frauke Petry no escondía este domingo su satisfacción por los resultados cosechados al tiempo que se refería a la “política catastrófica de Angela Merkel”. “Durante la campaña muchos votantes me dijeron que gracias a AfD volvía la democracia a Alemania”, dijo ante sus militantes en la sede de la formación en Berlín.

Su euforia contenida contrastaba con la cara de póker del líder del SPD, el vicecanciller Sigmar Gabriel, que comenzaba su intervención ante los medios recordando la única victoria, la de Malu Dreyer en Renania Palatinado, que les permite a los socialdemócratas salvar los muebles. El SPD sufre el desgaste de ser un partido de gobierno y en Sajonia-Anhalt se ha dejado más de 11 puntos en relación a las últimas elecciones.

Los resultados han caído como un jarro de agua fría en la Willy-Brandt-Haus de Berlín, la sede del SPD en la capital alemana. No en vano, Gabriel ha reconocido que los resultados de este domingo deben servir para “tomar la situación en serio” y alertó del peligro de apoyar a la formación liderada por Petry. “Quienes por frustración no han ido a votar o han votado a AfD, eso no favorece a Alemania, no es una buena idea”, dijo.

La voz que todavía no se ha escuchado es la de la canciller federal. Este domingo Merkel y su formación no tenían nada que celebrar, dado que la CDU ha perdido apoyo de los electores en los tres estados federados. Sobre sus espaldas no solo carga la frustración de no lograr el gobierno en ninguna de las regiones, sino también el “sambenito” de haber permitido, con su política de refugiados, que Alternativa para Alemania se estableciese en el sistema político alemán.

Alternativa para Alemania, el nuevo jugador en el tablero político alemán

Nacido en 2013 al abrigo de la crisis europea, Alternativa para Alemania basaba su programa en desmantelar la eurozona, regresar al marco alemán y evitar el rescate de Grecia. Ahora ha cambiado de estrategia al encontrar un filón en la crisis de refugiados.

Es la única formación que contradice abiertamente la política migratoria de Merkel, incluso echando mano de un discurso políticamente incorrecto que defiende como último recurso disparar contra los refugiados para evitar su entrada en Alemania. La líder del partido, Frauke Petry, rechaza etiquetas que califican a la formación como populista o de extrema derecha y marca distancias con Marine Le Pen porque dice que el Frente Nacional, en su política para Francia, incluye puntos que no se ajustan a su formación porque abundan las “políticas socialistas”.

Tampoco le agrada que vinculen a su formación con el partido de extrema derecha NPD o con el movimiento xenófobo Pegida. “A nuestros militantes y simpatizantes suelen calificarlos de populistas de derechas, eso es lo más bonito que les dicen, en general se nos etiqueta como los radicales, los extremistas que definitivamente no somos”, declaraba recientemente en Berlín en una rueda de prensa con medios extranjeros, entre ellos la Cadena Ser.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?