Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 17 de Febrero de 2020

Otras localidades

Un soldado israelí, detenido tras la difusión de un vídeo en el que remata a palestino herido

El grave incidente se produjo este jueves por la mañana en la ciudad palestina de Hebrón, después de que dos palestinos atacaran con arma blanca a un soldado israelí antes de ser abatidos. Un vídeo muestra cómo uno de los militares dispara a sangre fría a uno de los presuntos agresores, malherido y en el suelo. Los portavoces militares han calificado el hecho de “grave violación de los valores” de las fuerzas armadas

Las imágenes hablan por sí solas: un joven palestino yace malherido en el suelo en el centro de Hebrón, la ciudad palestina más poblada de Cisjordania. Minutos antes junto a otro palestino ha agredido con un cuchillo a un militar israelí que resultó herido leve. El otro atacante murió acribillado en el acto por otros soldados presentes. Militares y colonos israelíes atienden al herido, que está sentado y consciente, ajenos al presunto agresor, que mueve ligeramente la cabeza, pero no representa claramente ninguna amenaza aunque tampoco recibe atención médica. En ese momento un soldado israelí se acerca a él. “Este terrorista está todavía vivo. El muy perro”, se escucha decir en hebreo en el vídeo.

El militar quita el seguro del arma y dispara. Las imágenes muestran un reguero de sangre que brota de la cabeza del palestino, sin vida.

Los militares y miembros de los servicios médicos presentes parecen no alterarse con el disparo, no se oyen gritos ni hay nerviosismo entre los presentes. “El incidente ocurre ante la mirada de muchos otros soldados que ni se inmutan (…) Tanto el personal militar como los servicios médicos parecen ocupados en tratar al soldado herido levemente mientras ignoran al herido grave”, ha denunciado Btselem, una reconocida ONG israelí que se opone a la ocupación.

El vídeo fue grabado justamente por un trabajador de esta organización, que documenta desde hace años visualmente los abusos cometidos en los territorios palestinos ocupados gracias a decenas de cámaras que distribuye entre sus trabajadores.

“El ejercito israelí ve este incidente como una grave violación de los valores, de la conducta y de las normas de las operaciones militares. Se ha abierto una investigación y el soldado ha sido detenido”, ha anunciado vía Twitter el portavoz del ejército israelí, el coronel Peter Lerner.

Por su parte, el ministro de Defensa, Moshé Yaalon prometió aplicar “la máxima severidad” en la investigación de estos hechos. “No debemos permitirnos jamás perder la calma y el control de nosotros mismos, incluso cuando nos hierve la sangre”, ha dicho el responsable en un comunicado.

El vídeo de Btselem da fuerza a las acusaciones lanzadas por los responsables palestinos contra Israel por las presuntas ejecuciones extrajudiciales que estaría cometiendo desde hace meses.

En total, casi 200 palestinos han muerto violentamente desde principios de octubre, cuando estalló una ola de violencia que no da tregua hasta hoy. Dos tercios de ellos eran agresores o presuntos agresores, según cifras oficiales israelíes. Además, estos ataques, la mayoría perpetrados con arma blanca, han sesgado también la vida a una treintena de israelíes.

Los vídeos extraídos de cámaras de seguridad o los relatos de testigos describen la implacable violencia con que civiles y fuerzas del orden israelíes reaccionan o abortan estos ataques. La Unión Europea, la ONU y Estados Unidos han pedido a Israel que se contenga y el gobierno de Suecia fue aún más lejos y pidió que se investigaran las presuntas “ejecuciones extrajudiciales” que estaría cometiendo Israel.

“Disparar a una persona herida e indefensa, aunque haya estado implicada en un ataque, no se justifica y puede juzgarse como un potencial crimen de guerra”, ha reaccionado Philip Luther, director de Amnistía Internacional para el norte de Africa y Oriente Medio.

El responsable afirma que las fuerzas de seguridad israelíes tienen un amplio historial de este tipo de irregularidades “ejecuciones extrajudiciales incluidas, perpetradas impunemente en los territorios palestinos ocupados”

El pasado 17 de febrero, el jefe del Estado mayor israelí, el general Gadi Eisenkot, sorprendió con unas declaraciones en las que se criticaba el excesivo uso de la fuerza por parte de las fuerzas de seguridad israelíes contra jóvenes palestinos.

“Cuando una chica de 13 años amenaza con unas tijeras o un cuchillo y hay una distancia entre ella y los soldados, no quiero ver a un soldado abriendo fuego y vaciando su cargador contra ella, incluso si la muchacha ha cometido un acto grave”, dijo el general.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?