Internacional
ALEMANIA

Una sátira sobre el primer ministro turco en la televisión alemana abre un conflicto diplomático entre Berlín y Ankara

Las relaciones entre los dos países se empañan por la emisión en un canal de televisión germano de un videoclip crítico con el presidente Erdogan

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan ha conseguido en las últimas horas reforzar los argumentos de los socios europeos que tienen reticencias a aceptar la entrada de Turquía en la UE. Su reacción ante la publicación de un vídeo satírico en la televisión alemana ha puesto de manifiesto su poca cintura para soportar las críticas contra su persona, ya ha llegado incluso a crear un conflicto diplomático con Alemania.

No en vano, tras la emisión de este videoclip, que critica con tono humorístico la violación de la libertad de prensa y de los derechos humanos por parte del presidente turco, Ankara citó al embajador alemán en el país asiático para pedirle explicaciones. El encuentro, según ha trascendido en Alemania, no era una reunión "entre socios" habitual en los círculos diplomáticos, sino una "citación formal".

Tras el encuentro, el ministerio de Exteriores germano aseguró que el embajador había recalcado ante sus homólogos turcos que la libertad de prensa y de opinión tenían que ser protegidas. En Ankara, las reacciones se limitaron a condenar la emisión del vídeo y a solicitar el cese de su difusión.

Las peticiones del gobierno turco, no obstante, cayeron en saco roto y el canal de televisión, en vez de eliminar el vídeo, optó por colgarlo de nuevo en su perfil de Twitter y le añadió subtítulos en inglés con el objetivo de llegar a un público más internacional.

Titulado "Erdowi, Erdowo, Erdogan", el vídeo fue emitido el pasado 14 de marzo en el programa Extra 3 de la televisión pública NDR. A lo largo de dos minutos criticaba los ataques de Erdogan a la libertad de prensa y su gusto por el lujo.

En referencia a los gastos en los que incurre para construir un palacio en las inmediaciones de Ankara, el vídeo señalaba que Erdogan "se pega la gran vida, este fanfarrón del Bósforo". Además señalaba que "cuando un periodista escribe algo que no le gusta, al día siguiente ya está en la cárcel".

En Alemania, los partidos de la oposición critican el silencio de la gran coalición en esta polémica y son muchos los que consideran que el gobierno de Merkel quiere optar por un perfil bajo para que las negociaciones con Turquía en materia de crisis de refugiados no se vean perjudicadas.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00