Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 20 de Enero de 2020

Otras localidades

Los socialistas franceses, 'Los siete enanitos' y Waterloo

El salvamento de Hollande, en vías de naufragio

El presidente de Francia, François Hollande, durante la cumbre contra el cambio climático en Nueva York / ()

A François Hollande le crecen los enanos. Y en este caso la expresión es literal. Derrotado en las urnas una y otra vez, contestado en la calle y humillado en los sondeos de popularidad como ningún otro presidente. Los ministros más fieles, se reunieron este lunes para reivindicar los logros, los supuestos logros de la legislatura Hollande en torno a un movimiento llamado ‘Hé oh la gauche!’. Algo así como, ‘Hey, ¿dónde está la izquierda?’. A miles de franceses esto de ‘Hé oh la gauche’, les ha recordado a los enanitos del cuento de Blancanieves.

“Eh, oh, ¿volvemos del trabajo?”, se ha podido leer en Twitter, tal y como cantan los enanitos de la película. “¡Eh, oh, todavía hay mucho curro!”, y otros “¿pero los sociatas están bien de la cabeza?”

Algunos mensajes se refieren, en efecto, al lugar de la convocatoria paragubernamental con bastante sarcasmo: “mitin convocado en la Facultad de Medicina porque la clínica forense estaba ocupada”.

Mucha juerga, en definitiva, en torno al lema inventado por el portavoz del Gobierno y titular de Agricultura, el socialista Stéphane Le Foll. Porque llueve sobre mojado. El ministro de Economía Emmanuel Macron va por libre con su movimiento '¡En marcha!' que genera desde hace dos semanas ríos de tinta a favor y en contra.

Y el secretario general del Partido Socialista, Jean-Christophe Cambadélis, ha unido a los suyos, se supone que a los mismos que Le Foll y Macron, pero “más genuinos , bajo el nombre de 'Belle Alliance Populaire (Bella Alianza Popular)'. Su primera idea fue simplemente llamarlo 'Alianza Popular'. Increíble resbalón de memoria del patrón socialista francés, que además cuenta con un primer ministro nacido al otro lado de los Pirineos.

La 'Belle Alliance' debe haber provocado más que una carcajada en Alemania, pues al otro lado del Rhin el nombre también tiene su historia. Era un hospedaje situado al sur de Bruselas donde se situaba el centro de operaciones del ejército de Napoleón el 18 de junio de 1815 (batalla de Waterloo), cuando la coalición de siete países comandada por Inglaterra y Prusia (con España incluida) venció a Francia. De hecho en Berlín hubo hasta hace pocas décadas una plaza y una calle llamadas “Belle-Alliance”, hoy Mehring Platz.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?