Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 21 de Octubre de 2019

Otras localidades

Paz Vega: “Quiero una reunión de '7 vidas' pero ya, sería todo un exito”

Nos trasladamos a Caños de Meca para charlar con la actriz

Hasta la costa de Cádiz nos hemos trasladado en Cadena SER para sumergirnos en el rodaje de Perdóname señor, la nueva miniserie de Telecinco producida por la cadena en colaboración con Gossip Event & Productions y protagonizada por Paz Vega, Stany Coppet y Jesús Castro.

Después de varios años alejada de la industria española, la reputada actriz vuelve a su tierra natal para ponerse en la piel de Lucia, una monja que regresa a Barbate para reencontrarse con su pasado y resolver asuntos pendientes. El tráfico de drogas y las condiciones en las que viven los lugareños de la pequeña localidad gaditana harán reaccionar a esta mujer sorprendente.

Paz Vega nos habla de este nuevo y ambicioso proyecto, las dificultades de interpretar a una monja de mundo y sus ganas de establecerse de nuevo en España.

Vuelves a tu tierra con un personaje muy diferente a lo que habías hecho hasta ahora. ¿Cómo es exactamente esa monja a la que interpretas en 'Perdóname señor'?

Lucía es una monja que era muy importante dentro de su congregación. Más que una monja misionera era una monja intelectual. Le iban a mandar al Salvador a una gran misión, pero siente que antes de irme, tiene que hacer algo que está en su corazón. Vuelve Barbate y se da cuenta que realmente su gran misión está aquí.

Perdóname señor tiene acción, amor y grandes dilemas…

Hay grandes dilemas existenciales. Esta mujer pensaba en su Dios y su fe estaba la solución de todo, pero  a la larga se da cuenta de que no. Realmente la solución está en estar y para eso decide tomar acción. Ella siempre ha sido una intelectual y, de repente, le toca remangarse, por lo que empieza a dudar de su fe.

El narcotráfico le da a Barbate un punto cool

¿Te vamos a ver implicada en escenas de acción?

Algo habrá… Es muy interesante ver cómo esta mujer, que no estaba acostumbrada a la acción en ningún sentido, se tiene que enfrentar a situaciones de mucho peligro.

¿Qué tal grabar en este entorno con localizaciones naturales?

Es maravilloso. Barbate es un gran plató. Si queremos rodar una calle, tenemos todos los permisos para hacerlo. El convento es una casa real, los apartamentos son reales. La casa de Rafa (Jesús Castro) es una casita de un pescador. Todo tiene una textura muy auténtica. A mí me ayuda muchísimo. No es lo mismo entrar a un estudio, que todo es cartón piedra y la luz es falsa, a este entorno tan estupendo.

¿Cómo te ves caracterizada de monja?

Me veo correcta y me veo creíble. Lo realmente importante era que no pareciera una actriz disfrazada. Santiago Tello, el diseñador de vestuario, ha hecho un trabajo fabuloso con esta monja, que sin tener un uniforme especifico, tiene una identidad propia pero a la vez conserva la silueta exacta de una.

¿Qué tal con la gente del lugar?

Tenemos los mejores extras con los que yo he trabajado en mi vida. Aquí la gente tiene una vena artística y cómica increíble. Todos los extras son gente del pueblo y lo viven. Además, hay que darse una vuelta con Stanis por el paseo marítimo... ¡Lo adoran! (Risas) Siempre le digo: ‘Te van a poner una plaza o una rotonda’. El pueblo se ha volcado y jamás tenemos una queja.

'Perdóname señor' también bebe del tópico del narcotráfico.

Es algo tan asumido y tan normal que no se le da importancia. Hay un sector mínimo que se dedica a esas cosas pero la gente no tiene complejos en ese sentido. Aparte le da un punto a Barbate como cool...Barbate Vice. (Risas)

¿Cuál es la relación entre tu personaje y el narcotráfico?

Lucía se encuentra metida en todo este asunto porque su sobrino es narcotraficante. Lo que más me interesa de la serie es la normalidad con la que se trata el tráfico de drogas, que es la normalidad con la que se trata en Barbate. El narcotráfico es el pan nuestro de cada día. El pueblo se beneficia de vez en cuando, porque entran grandes cantidades de dinero. Es como un negocio más.

¿Qué te convenció para hacer este reto?

Básicamente la monja...la posibilidad de hacer este personaje tan complejo porque. Me gustan las cosas diferentes y difíciles, y sentí que aquí había un reto importante. También la posibilidad de volver a trabajar en España que es algo que estaba deseando. Y además de la mano de Mediaset, Telecinco, la cadena que me vio nacer y la que tanto le debo.

¿Has estudiado temas religiosos para prepararte el papel?

No. Toda mi infancia ha sido en un colegio de monjas y además tengo mucha imaginación. Las monjas son mujeres, que se ponen un hábito, pero que sienten, sufren, aman y lloran.

¿No te has inspirado en ninguna mujer real?

No. No tengo ninguna referencia. He creado este personaje desde mí persona como andaluza, que es importante. La identidad andaluza está muy marcada y eso me gusta.

¿Qué tal es trabajar con Stanis Cooper y Jesús Castro, con los que todavía no lo habías hecho?

Ohhh, maravillosos. Stanis y yo estamos haciendo una pareja muy bonita. Este narcotraficante de guante blanco, millonario, súper elegante… es normal que en su día me enamorara de él. (Risas) Y con Jesús también estoy haciendo un trabajo precioso porque él es de aquí. Es de Vejer. Ha mamado esto y no tiene que hacer nada.

Tu último trabajo en televisión fue también de la mano de Mediaset España con la TV Movie 'Las mil y una noches'. ¿Prefieres este tipo de formatos más cortos para no atarte y así estar disponible para otros proyectos?

Me ha llegado alguna serie que no me ha interesado por circunstancias, pero hubiera seguido en esta miniserie con una segunda temporada porque me gusta la historia. Y más después de lo que le pasa a Lucia en el final…

También estás en México con 'La Hermandad'.

Acabo de estrenarla. La idea es rodar la segunda temporada en cuanto yo me pueda escapar. Esta sí que es una serie convencional...

Con un personaje completamente distinto, ¿no?

Es una inspectora de asuntos internos de la policía mexicana. Es una mujer muy ruda, obsesiva con su trabajo. Es la única que tiene un sentido de la justicia y la honestidad. Como es mujer, siente el rechazo de los hombres con los que trabaja. Al ser además extranjera tiene que demostrartodavía más que es válida para ese trabajo. Su obsesión es atrapar a los malos y se olvida de lo más importante, su hija. Se olvida hasta de ella misma. Cuando iba por la mañana no me maquillaba. Es una mujer que no se peina, no se maquilla… se olvida de su feminidad.

De aquella Lucia de 'Lucia el sexo' a esta Lucia, ¿qué balance haces?

Muy positivo. Ni en mis mejores sueños pensaba que me iban a suceder las cosas que me han pasado en estos 20 años de carrera.

¿Te gustaría establecerte en España?

Totalmente. Ya sí… Mis hijos están creciendo y quiero que echen raíces en España y que su adolescencia sea aquí. Es cierto que Los Angeles es una ciudad maravillosa para muchas cosas, pero para criar adolescentes no es una ciudad muy amable. Como mi hijo mayor ya tiene 9 años es el momento justo para hacerlo.

Los Ángeles no es una ciudad muy amable para criar adolescentes

¿Sería en Sevilla o enMadrid?

En Madrid. Soy sevillana de nacimiento, per madrileña de corazón y de alma.

¿Te preocupa que al establecerte de nuevo en Madrid no hubiese suficiente oferta de trabajo?

Aquí tendré la base, porque al final manda donde los hijos tienen el colegio. Ahora bien, yengo a mis agentes en Estados Unidos y eso no cambia. Hemos notado que es el momento para que nuestros hijos echen raíces en España. Además, me apetece personalmente porque tengo proyectos. Quiero producir historias que son de aquí y para levantar esos proyecto tengo que estar.

¿Algo en concreto?

Hay tres historias. Una película de amor en la Guerra Civil basada en hechos reales, otra sobre los campos de concentración nazis donde hubo españoles republicanos y una historia en África.

Últimamente se ha puesto de moda grandes reencuentros entre los elencos de series míticas. ¿Te gustaría hacer una reunión con tus excompañeros de '7 vidas'?

¡Pero ya! ¿Dónde hay que firmar? (Risas). A mí me encantaría. Es más, creo que si se organizara y se hiciera sería todo un éxito. Solo faltaría Amparo Baró, que es el alma, pero la tendremos allí con una foto muy grande.

¿Te animarías a dirigir?

No lo descarto poruqe en esto años he aprendido mucho y tengo mi propia visión, pero a veces me gustaría dar otro punto e vista a otras cosas. NO entra dentro de mis prioridades pero sí que quiero producir historias que tienen que ser contadas. Solo me fijo en historias basada en hechos reales. Leo una noticia y veo una película. Me sale una vena de denuncia social que no lo puedo evitar.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?