Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 17 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Horrach acusa a los jueces de orquestar una persecución contra la infanta

El fiscal arremete en su informe contra la investigación del juez Castro, las decisiones de la Audiencia de Palma y la actuación de Manos Limpias

El fiscal Horrach cree que el juez construyó "un andamiaje de sospechas de gran aplauso mediático". / ATLAS

El fiscal del caso Nóos, Pedro Horrach, ha iniciado su informe final arremetiendo contra la instrucción realizada por el juez José Castro, las decisiones de la Audiencia Provincial que permitieron sentar a la infanta en el banquillo y el papel que ha jugado la acusación popular de Manos Limpias. "No pueden tener cabida actuaciones ni resoluciones que cobijen convicciones personales" ha dicho el fiscal que además ha insinuado que la investigación contra la infanta terminó convirtiéndose "en persecución".

Horrach ha arrancado su una dura intervención afirmando que algunas de las decisiones judiciales en fase de instrucción han tenido "un condicionamiento mediático". "Jueces y magistrados han admitido que se introduzcan una serie de manifestaciones realizadas con un evidente abuso de derecho y denigrantes para las instituciones, cuando no directamente calumniosas, lo que es insólito" ha dicho en clara referencia a los postulados de Manos Limpias a lo largo de la investigación.

El fiscal ha criticado que los jueces compartan "este tipo de manifestaciones" como la realizada por la acusación popular que en su escrito de acusación afirmó que Hacienda realizó un "tratamiento esquizofrénico" sobre el papel de la infanta en el presunto fraude fiscal de su marido. Para Horrach, se ha optado por construir "un andamiaje sobre sospechas y conjeturas de gran calado y aplauso mediático".

Horrach también ha arremetido contra las decisiones de la Audiencia Provincial de Palma, criticando que se inventaran una suerte de "suspensión de la imputación" cuando Cristina de Borbón fue citada por primera vez por el juez Castro. "La suspensión de la imputación implica de forma directa abanderar una expedición de pesca, una prospección proscrita en el derecho penal" ha recalcado, señalando Horrach que de esta forma la investigación pasa a convertirse en "persecución".

"Debo poner sobre la mesa malabarismos jurídicos retorcidos y engañosos desde mi punto de vista" ha señalado, afirmando que no son compatibles con el rigor jurídico las manifestaciones de la acusación popular sobre "cloacas del estado, que son fruto de la demagogia y del lucrativo mercado de las confabulaciones".

"Cuando conjeturas y rumores que envuelven mareas mediáticas predominantes se infiltran en el proceso, cuando la desconfianza de las instituciones es la guía y la excusa, el resultado es siempre el mismo. Se prima la apariencia de justicia sobre la justicia" ha dicho el representante del Ministerio Público en clara referencia a la decisión de que la infanta haya terminado sentada en el banquillo.

Y es que Horrach ha acusado a Manos Limpias de recurrir al fraude de Ley y renunciar al único perito que sustentaba sus conclusiones sobre la participación de la infanta en el presunto fraude fiscal cometido por su marido a través de la sociedad matrimonial. "Se renuncia para esconder, ocultar y evitar someter su pericia a contradicción. Es de una inconsistencia técnica de tal calibre que su descalificación sería inmediata".

El fiscal ha vuelto a recalcar que la postura de la Abogacía del Estado y la Fiscalía ha sido siempre "la misma que hemos mantenido en miles de procesos de fraude fiscal en todo el ámbito nacional, la misma que han mantenido la Audiencia Provincial y los jueces de instrucción de esta ciudad, incluido el juzgado de instrucción número tres". Para Horrach hay riesgo de convertir el Estado de Derecho "en un reino de taifas judicial" con los "perversos efectos procesales que sorprendentes resoluciones jurídicas tienen para el procesado".

Yo acuso

El fiscal ha parafraseado a Emilie Zola en su célebre artículo "Yo acuso" para referirse a la saturación de "elementos ornamentales" que el escrito de acusación de Manos Limpias incluye para sostener la acusación contra la infanta Cristina. Horrach señala que para mantener el monólogo de Manos Limpias "entre los tabiques de la mesura y la dignidad" es necesario recurrir a las palabras de Zola que exclamó aquello de "cuanta vaciedad".

"Cristina de Borbón es infanta de España, crimen. Es licenciada en Ciencias Políticas y trabaja en La Caixa, crimen. En los registros domiciliarios no se hallan papeles comprometedores, crimen. En una ocasión visitó la sede del Instituto Noós para recoger a su marido crimen. Constituyó una sociedad con su cónyuge, crimen. Ni un solo testigo habla en su contra, crimen. No se turba ante las preguntas del instructor, crimen. Todo crimen, siempre crimen" ha dicho el fiscal.

Para Horrach, se han perdido dos años en "los arrabales de lo que era y es una sospecha infundada, alimentada y desquiciada por algunos medios de comunicación". La conducta de la infanta, dice, no constituye infracción administrativa tributaria.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?