Miércoles, 25 de Noviembre de 2020

Otras localidades

COVID-19 | DATOS ESPAÑA COVID-19 | DATOS ESPAÑA Sanidad notifica 10.222 nuevos casos de coronavirus y 369 fallecimientos

Cinco agentes muertos en Dallas en una manifestación contra la violencia policial

Se trata del acto más sangriento cometido contra la Policía de EEUU desde el 11-S

Hay una decena de agentes heridos por disparos durante la protesta

Los sonidos de los disparos en la noche de Dallas. / YOUTUBE

Se eleva a cinco el número de policías que han muerto en una manifestación celebrada este viernes contra la violencia policial en Dallas (Texas, EEUU) cuando dos francotiradores les dispararon desde posiciones elevadas, según la Policía de Dallas. Doce agentes y civiles han resultado heridos durante el tiroteo.

La Policía de Dallas ha asegurado que no se han encontrado explosivos en la ciudad. El francotirador atrincherado durante más de seis horas tras participar en la matanza de cinco policías había asegurado que había sembrado Dallas de bombas. El atrincherado ha fallecido después de que las fuerzas de seguridad detonasen un artefacto explosivo en las inmediaciones. Sin embargo, el alcalde ha reconocido que no han podido determinar si se trata de un suicidio. Comercios e incluso dos estaciones de transporte público también quedarán cerrados según ha confirmado el ayuntamiento.

La manifestación se trataba de un encuentro pacífico en contra de la reciente violencia policial y en memoria de Alton Sterling y Philando Castile, dos hombres negros que fueron abatidos por la Policía sin motivo aparente.

Los manifestantes protestan en contra de las muertes de dos hombres negros por disparos de la Policía de EEUU. / HANDOUT (REUTERS)

En una rueda de prensa, el jefe de la Policía de Dallas, David Brown, indicó que algunos de los heridos que se encuentran en condición "crítica" y otros están siendo operados. Hasta el momento, solo se ha identificado uno de los agentes fallecidos, Brent Thompson, de 43 años. Además, otra persona, un civil, resultó herido por los disparos, pero se desconoce su estado.

Según el jefe de Policía, que apareció en rueda de prensa junto a Rawlings, los dos francotiradores "querían herir o matar al máximo número posible de agentes", por lo que prepararon una emboscada y algunos de los agentes recibieron los disparos en la espalda.

Alrededor de un centenar de agentes habían sido desplegados en el centro de Dallas con motivo de la marcha contra la violencia policial, en una noche en la que estas manifestaciones se repitieron en ciudades de todo el país.

Sospechosos del tiroteo

La Policía de Dallas mantiene a tres personas en custodia en relación al tiroteo, entre ellos, una mujer.

La Policía dijo tener detenidas a tres personas. Un tercero, Mark Hughes, cuya foto fue publicada en Twitter por la cuenta oficial de la Policía de Dallas, se entregó voluntariamente por miedo a su seguridad. La Policía finalmente le ha puesto en libertad.

Otras dos personas, ocupantes de un vehículo Mercedes color negro, han sido interrogadas pero también se les ha puesto en libertad minutos después.

Las fuerzas de seguridad divulgaron en internet la fotografía de una "persona de interés" en el caso, un hombre joven, negro y corpulento que viste una camiseta de estampación militar y porta lo que en la imagen parece un rifle. Desde Dallas piden ayuda ciudadana para identificarlo.

Brown también explicó que los sospechosos habrían amenazado con activar una bomba, aunque no dio más detalles.

Un sospechoso se atrinchera

Un joven se arrodilla frente a los policías desplegados durante una manifestación contra la violencia policial hacia los negros en EEUU. / RALPH LAUER (EFE)

Sobre la 01.20 de la madrugada, un sospechoso de la emboscada rodeado de explosivos se había atrincherado en un aparcamiento del instituto de Formación Profesional próximo al lugar de los disparos. Según medios locales, habría fallecido, supuestamente por su propia mano, pero todavía no existe confirmación oficial.

Lo que sí se sabe, según la Policía, es que el sospechoso ha intercambiado fuego de disparos con los agentes que le rodean al grito de consignas como "el fin está cerca" y ha declarado su intención de "matar a policías blancos".

Se tiene constancia de una explosión en el lugar del asedio, según testigos, que podría tratarse de una detonación controlada o del estallido de una bengala.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?