Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 09 de Abril de 2020

Otras localidades

CORONAVIRUS | ÚLTIMA HORA CORONAVIRUS | ÚLTIMA HORA Debate en el Congreso sobre la prórroga del estado de alarma en España

Un verano con menos medusas

Especialistas del IEO y el CSIC aseguran que la llegada de esta molesta especie marina a la costa española está siendo menor este año, aunque no se conocen todavía las causas.

La presencia de medusas en el agua es uno de los problemas que más afectan a los bañistas en la costa española.

La presencia de medusas en el agua es uno de los problemas que más afectan a los bañistas en la costa española. / Cadena SER

Buena noticia para los bañistas: la costa española pasa por un periodo de “baja presencia” de medusas. Esta fase de menos cantidad dura unos cuatro años y, según expertos del IEO (el Instituto Español de Oceanografía) estamos en el tercer año de este paréntisis de relativa paz.

Sin embargo, estamos ante problema (la proliferación de las medusas en el litoral español) del que todavía no se saben las causas (contaminación del agua, sobrepesca, cambio climático… ) y, por lo tanto, los especialistas también insisten en es que difícil de predecir cuándo comenzará un nuevo auge y conviene mantener la alerta.

Ignacio Franco es investigador del Centro Oceanográfico de Murcia (que pertenece al IEO) y ha confirmado a la Cadena SER que "en la actualidad nos encontramos en un periodo de menos cantidad".

Causas

La llegada de las medusas a las playas no sólo depende de sus ciclos de crecimiento, sino también depende de otros factores externos como el viento, las corrientes marinas o los temporales en las costas afectadas. Según el investigador Ignacio Franco, "se han registrado veranos en los que la cantidad de medusas ha batido récords, pero apenas se vieron en las playas al quedarse a unas cinco millas de tierra".

Y otra buena noticia: la "carabela portuguesa" (Physalia physalis), una de las especies con la picadura más peligrosa y que procede del océano Atlántico, no ha sido detectada este año en el Mediterráneo. Esta especie puede producir un dolor más intenso y síntomas que pueden acabar en la hospitalización del afectado.

Gracias a la colaboración de decenas de voluntarios, el IEO ha puesto en una Red de Alerta de Medusas, que, año tras año, realiza un seguimiento de los individuos de carabela portuguesa que entran por el Estrecho de Gibraltar procedentes del Atlántico.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?