Martes, 13 de Abril de 2021

Otras localidades

El nuevo baremo de indemnizaciones por daño sanitario, 'guardado' en un cajón

Hace ya dos años, que el Consejo Asesor del Ministerio de Sanidad culminó un proyecto para conseguir que negliencias médicas tengan su propio baremo de indemnizaciones

El nuevo baremo de indemnizaciones por daño sanitario, 'guardado' en un cajón

Agencias

En España, actualmente, existen varios baremos para fijar indemnizaciones, una para accidentes de tráfico, otro para siniestralidad laboral, otro para discapacidad... Pero no existe ningún baremo para compensar a las víctimas de errores médicos. Esa es una laguna que el sistema español arrastra desde hace más de 10 años. Por eso, en enero de 2013, el Consejo Asesor de Sanidad recibió un encargo, debían diseñar un proyecto para crear un nuevo baremo que definiese y calculase las indemnizaciones por errores médicos.

En octubre de 2014, este comité de expertos terminó su trabajo. Pero dos años después, continúa guardado en un cajón. No ha prosperado esta idea, que surgió en tiempos de Ana Mato, un proyecto que quedó completamente estancado en la etapa de Alfonso Alonso, que tuvo su oportunidad de sacarlo adelante. Pero no ha sido posible, al final, el actual bloqueo político ha terminado de enterrar aún más esta propuesta, dejando en un limbo a las víctimas de errores médicos.

Escucha la entrevista con Julio Sánchez-Fierro, del Consejo Asesor del Ministerio de Sanidad:

 

¿Cómo se calculan las indemnizaciones por negligencia médica?

Hasta ahora, ante un caso de error médico, los jueces calculan esas indemnizaciones basándose en el baremo de accidentes de tráfico, “que por analogía podría servir”, según explican a la SER el abogado Julio Sánchez-Fierro, el responsable del grupo de trabajo del Consejo Asesor del Ministerio que lideró este proyecto. Pero ese sistema tiene un grave problema, “hay al menos 111 secuelas por mala praxis que no recoge ese baremo de tráfico”.

Por ejemplo, la hipoxia cerebral neonatal, es decir, cuando un bebé nace con falta de oxígeno por algún error de los ginecólogos. Ante casos como este, el Consejo Asesor del Ministerio proponía que ese nuevo baremo fijase “no solo indemnizaciones económicas, sino también de servicios”, es decir, “que por ejemplo un niño discapacitado por culpa de una hipoxia al nacer, tuviese garantizado un servicio de rehabilitación de por vida o durante varios años”.

Según los expertos, este nuevo baremo no solo daría “más seguridad a los pacientes”, sino que además ofrecería más garantías, una de ellas puramente económica, “porque ahora mismo se han detectado desigualdades en las indemnizaciones tremendas”, como por ejemplo, “diferencias de hasta medio millón de euros, en casos de mala praxis similares”. Pero hay más ventajas, este baremo de daños sanitarios “evitaría por ejemplo el actual vía crucis judicial de las víctimas, que pelean de juzgado en juzgado”, se evitaría porque el nuevo baremo “fomentaría las reclamaciones extrajudiciales para no llegar a juicio”.

En 2015 hubo más de 800 muertEs por supuesta mala praxis

Según el proyecto del Comité Asesore del Ministerio de Sanidad, "siete especialidades médicas absorben el 75% de las reclamaciones por errores médicos". Las más frecuentes son por errores en casos de "ginecología, seguidas por las operaciones estéticas y de casos de traumatología”. Según la asociación Defensor del Paciente, en 2015 recibieron 14.430 quejas por presuntas negligencias médico-sanitarias, de las cuales 806 acabaron en muerte. “Los casos más habituales se han producido por intervenciones mal realizadas, altas precipitadas, atención deficiente, infecciones hospitalarias o retrasos en ambulancias”.

Otros países, como Portugal, ya tienen su propio baremo por daño sanitario, “y de hecho, hasta el propio Parlamento Europeo aprobó el pasado año una iniciativa a favor de este baremo”, según explica Sánchez-Fierro. Sin embargo, España aún no ha dado ese paso. El Gobierno de Mariano Rajoy no quiso sacar a adelante este proyecto. Su última oportunidad fue en septiembre de 2015, cuando sacaron adelante la Ley 35/2015, la nueva reforma del sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación. Pero ese texto se quedó corto en este aspecto, solo se incluyó “el sistema de valoración regulado en esta Ley servirá como referencia para una futura regulación del baremo indemnizatorio de los daños y perjuicios sobrevenidos con ocasión de la actividad sanitaria”, según se puede leer en la disposición adicional tercera.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?