Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 24 de Agosto de 2019

Otras localidades

Mujer y cabeza de cartel en un festival, una combinación casi imposible

  • La brecha de género es considerable y la presencia femenina no alcanza la quinta parte de los carteles en ninguno de los festivales más importantes de nuestro país
  • Tan solo Dcode Festival y Primavera Sound tuvieron entre sus cabezas de cartel a una mujer

Si se mira la cifra de ventas, los éxitos de mujeres no faltan pero la predilección de las firma por las voces masculinas sigue presente /

Cientos de festivales, miles de artistas y aun podemos observar cómo la presencia de las mujeres es, cuanto menos, escasa. Las artistas claro, porque si nos paramos a mirar las webs de los grandes festivales podemos ver como sus campañas publicitarias usan imágenes en las que centenares de chicas jóvenes lo pasan bien; sin embargo, encima del escenario es otra la historia.

La brecha de género es considerable, si comparamos algunos de los festivales más reconocidos en el panorama nacional observamos cómo la presencia femenina no alcanza la quinta parte del conjunto de los carteles.

Y es que, hablando de carteles también es muy destacable la posición que ocupan las mujeres en este. Mujer y cabeza de cartel es una fórmula casi imposible de encontrar, tan solo en el Primavera Sound y en el Dcode Festival podemos ver como PJ Harvey y Zara Larsson, respectivamente, ocupan este lugar. Las únicas que, en solitario, tienen este prestigio. El resto de mujeres que disfrutan de ese lugar "preferente" en los carteles festivaleros van acompañadas de su banda, que casi siempre se completa con hombres.

P.J. Harvey / EFE

Toni Castarnado, autor de Mujer y música, cree que es "increíble" que solo estas dos hayan sido cabeza de cartel pero "¿qué otra mujer podría ser cabeza de cartel?". Resulta que, por muy increíble que parezca, la pregunta se torna complicada al pensar en las mujeres que, por su público, podrían encabezar una noche de conciertos. 

Escasa presencia

Para reflejar con más claridad esta desigualdad se han analizado algunos de los festivales más relevantes de nuestro país. Empezamos con el festival Sonorama de Aranda del Duero, uno de los festivales más grandes con 157 artistas invitados. De estos solo un 17 % del total eran mujeres, 27 concretamente. Carmen Boza, Clara Plath, Kaleema y Nadia Álvarez son algunas de las voces femeninas que se pudieron escuchar en los tres escenarios repartidos con los que cuenta este festival.

Los servicios de mantenimiento refrescan al público en el Sonorama Ribera / Paco Santamaría (EFE)

"Si vas a una tienda de 20 discos que veas solo 3 son de mujer. Lo mismo pasa en las listas de éxitos, siempre hay una cuota de aproximadamente un 15 % de mujeres, no más" asegura Castarnado, que explica que esta cuota representa el panorama musical general y es extrapolable a festivales y a casi cualquier acto cultural.

El festival Arenal Sound -que también se celebra dentro de la Comunidad Valenciana, en este caso en Burriana, Castellón- es otro ejemplo de este techo porcentual femenino. Solo 20 artistas femeninas han tenido la oportunidad de participar en este multitudinario espacio. Eran 120 los artistas contratados y llama la atención ese bajo número de mujeres, pero para más inri solo 7 de estas eran solistas y 5 de ellas, Dj's tocaban a altas horas de la madrugada. Ni siquiera artistas reconocidas como Carmen Boza y Zahara tuvieron relevancia en el cartel. Tan solo Fangoria, Fuel Fandango y Crystal Castles se encontraban bien posicionados en la cartelería, los tres grupos formados en su 50 % por una mujer.

Varios jóvenes disfrutan de la pasada edición del festival Arenal Sound, que se celebra en Burriana / EFE

Cabeza de cartel

Sin embargo, no son los únicos que no cumplen con las expectativas en cuanto al número de mujeres. El Primavera Sound que se realizó del 1 al 4 de junio en Barcelona sí que tiene en su 'top' a una mujer, PJ Harvey. Sin embargo, hay que buscar y casi dejarse la vista en su cartel para encontrar a artistas de la talla de Empress Of, Deradoorian, Chairlift, U.S. Girls, Savages, Holly Herndon, Julia Holter, CARLA y su hermana, Joana Serrat.

Festival Primavera Sound / EFE

Otros como el Sonar, con 124 actuaciones programadas, solo hacen hueco a las mujeres en 7 ocasiones. El BBK Live no se sale de esta línea en la que la desigualdad es más que evidente. No solo por número, que también, sino por horarios y escenarios. Algo que podría tener una senda continuista en los festivales de reciente creación como el madrileño Mad Cool el cual no supera el 20 % de mujeres entre sus artistas.

Ambiente en el nuevo festival de música Mad Cool / EFE

Podemos contar con los dedos de la mano las solistas que actúan en los festivales, por no hablar de los colectivos exclusivamente femeninos, de los cuales apenas hay ejemplos aunque uno muy bueno es el de las madrileñas Hinds, las cuales salían de España hace unos años para buscar fortuna en territorio internacional.

Hay que irse al FIB, el Festival Internacional de Benicàssim que agolpa a miles de seguidores año tras año en este rincón de la Comunidad Valenciana, para encontrarse con el mayor número de mujeres solistas en cartel. Con cerca de 100 artistas en su cartel son 25 las mujeres que se han subido este año a su escenario. De estas, 12 eran solistas y el resto iban acompañadas de su banda. En los nombres destacados solo podemos leer Band Of Skulls, el trío de rock británico con Emma Richardson como vocalista; el dúo The Kills y la española Zahara.

Zahara durante su concierto en el FIB 2016 / EFE

Otro de los grandes ejemplos de paridad lo encontramos en el Dcode Festival que se celebra en septiembre en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid. Con 25 artistas invitados casi un 30 % de los mismos son mujeres, consagrándose así como el festival con una mayor cuota femenina. Además, cumplen con ese estereotipo casi imposible de encontrar hoy en día, mujer y cabeza de cartel. Una posición que ocupa la sueca de 18 años, Zara Larsson; aunque no es la única solista que ha eclipsado el multitudinario escenario del Dcode y es que, Carla Morrison y Dagny también engrosan la lista de mujeres que, en solitario, han llenado su pista en este festival.

Divulgación del talento

En respuesta a esto han surgido festivales como She is the fest, un festival en el que solo actúan mujeres y que tendrá su segunda edición este otoño. Un festival en el que todo se centra alrededor de la mujer para potenciar y divulgar el talento femenino en la escena musical nacional e internacional.

Aunque es una iniciativa novedosa la separación de hombres y mujeres de esta manera no deja de recordar a un gueto, algo de lo que se debe de huir como explica el autor de Mujer y música quién reafirma la necesidad de "romper tabúes".

Si se mira la cifra de ventas, los éxitos de mujeres no faltan pero la escasa promoción y la predilección, aún en este momento, de las firmas discográficas por las voces masculinas hace que las mujeres tengan que seguir luchando día tras día en esta industria tan compleja.

Según los últimos datos del Ministerio de Cultura obtenidos de la encuesta de hábitos y prácticas culturales el perfil del consumidor de cultura es mayoritariamente el de una mujer joven y con estudios. En vista de esto cabe preguntarse porque el lugar de las mujeres está en auge fuera del escenario pero no encima de este.

éxito internacional

Frente a estos datos encontramos otros más alentadores para las artístas femeninas. Según la última lista de Forbes Taylor Swift es la artísta más cotizada del 2016 con unos ingresos de 170 millones de dólares, seguida muy de cerca por Adele ( en el número 9) con unos ingresos de 80.5 millones de dólares. Una Adele que ya hacía historia en 2015 cuando tras entonar Hello su disco se convirtió en el único en la historia que ha vendido más de 3 millones de copias en una semana en EE.UU. Rihanna, Madonna y Katy Perry siguen engrosando la lista de mujeres que lideran el panoráma musical del momento.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?