Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 12 de Diciembre de 2019

Otras localidades

El PSOE decide su futuro a cara de perro

Críticos y afines a Pedro Sánchez llegan a un comité federal de choque de trenes, después del último órdago del líder socialista que pone al partido en disyuntiva de decidir si se abstiene para dejar gobernar a Mariano Rajoy

Una persona ondea una bandera española en la sede central del PSOE en la calle Ferraz de Madrid. / ()

Ha habido intentos para llegar a este sábado sin el enconamiento de las últimas 48 horas, pero todos infructuosos. Pedro Sánchez no da por buena la disolución de la Ejecutiva federal que, según los críticos, se produjo este miércoles con las dimisiones de 17 directivos y, doce horas de la inédita reunión del comité federal (con dos convocatorias paralelas que el contrario no reconoce) lanzó un órdago definitivo: compareció públicamente para dejar claro que lo que se dirime mañana, según él, es si gobierna Mariano Rajoy con la abstención del PSOE o el partido le da la oportunidad para presentarse al próximo congreso, que quiere que comience con la celebración de las primarias en tres semanas (la jornada de votación sería el 23 de octubre) y culmine los días 14 y 15 de noviembre con el cónclave.

La cuestión es que en este momento hay dos convocatorias del máximo órgano de dirección del partido: una, que es la que reconoce el sector crítico, que piensan que a esta cita no puede asistir la ejecutiva federal porque está disuelta y que Pedro Sánchez solo puede participar como ex secretario general. Según fuentes socialistas, en esa reunión la presidenta del Comité Federal, Verónica Pérez, quiere tomar la palabra para invocar a la comisión de garantías para que reconozca la disolución de la Ejecutiva federal y se active una gestora.

La otra convocatoria es la que hizo la Ejecutiva de Pedro Sánchez, que tiene como único punto del orden del día la votación del calendario del congreso para que haya primarias el 23 de octubre, en solo tres semanas. Y, según el planteamiento de Sánchez, a esa reunión del comité federal no pueden acudir los dirigentes que dimitieron el miércoles, a excepción de Emiliano García Page y Ximo Puig, que son responsables territoriales de Castilla La Mancha y Valencia.

Ninguna de las dos partes que pugnan por el poder en el PSOE es capaz de pronosticar con certeza qué ocurrirá en la reunión del Comité Federal de este sábado. Desde que estallara la crisis interna el pasado miércoles, con la dimisión de 17 miembros de la ejecutiva, lo único que ambos sectores comparten es la necesidad de convocar a ese órgano, el de mayor poder entre congresos, para debatir qué pasos dar a partir de ahora. Esta será la primera vez que críticos y afines a Pedro Sánchez se sienten juntos en busca de una solución, que vistas las acciones y posiciones defendidas por cada parte, difícilmente será consensuada.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?