Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 25 de Agosto de 2019

Otras localidades

El límite de la vida humana podría situarse en los 125 años

Un estudio publicado en la revista Nature por investigadores del Colegio de Medicina Albert Einstein de Nueva York sugiere que no es posible extender la duración de la vida humana más allá de las edades ya alcanzadas por las personas más longevas de la historia.

La edad media de la población mundial ha tocado techo según sugiere una investigación realizada por científicos de Estados Unidos y que publica la revista Nature. /

Desde el siglo XIX, la esperanza de vida media ha aumentado casi continuamente gracias a las mejoras en la salud pública, la dieta o el medio ambiente. Por ejemplo, los bebés que nacen hoy en Estados Unidos tienen una esperanza de vida de 79 años, es decir, viven de media tres décadas más que los nacidos en el año 1900. Sin embargo, según este equipo de investigadores de Estados Unidos, esta tendencia al alza tocó techo en la década de los 90 del siglo pasado.

 El grupo dirigido por el Ene Vijg, profesor del Colegio de Medicina Albert Einstein, analizó las bases de datos de mortalidad humana en más de 40 países. Y éste ha sido el resultado: en los cuatro países con la población más longeva ( EE.UU., Francia, Japón y el Reino Unido) la edad de las personas que viven más de cien años aumentó rápidamente entre los años 1970 y 1990, pero se estabilizó alrededor de 1997, el año precisamente en el que murió la francesa Jeanne Calment, que batió el récord de longevidad en los seres humanos: 122 años.

Tocado techo 

Pero todavía hay más. Utilizando los millones de datos analizados, estos investigadores calculan que la esperanza de vida para los humanos, como media, puede alcanzar los 115 años. Sin embargo, estos especialistas norteamericanos matizan también que, de vez en cuando, habrá individuos que logren vivir más tiempo. Por último, esta investigación estima que el límite máximo de la vida humana se podría situar en los 125 años. Sin embargo la probabilidad en un año determinado de ver a una persona viva a los 125 en todo el mundo es de menos de 1 en 10.000.

"El progreso contra las enfermedades infecciosas y crónicas puede continuar aumentando la esperanza de vida media, pero no el máximo tiempo de vida," advierte en Nature el doctor Vijg.

No obstante, estos científicos también pronostican que si, en el futuro, se modificaran un gran número de genes el ser humano podría extender este límite. Mientras tanto, estos expertos proponen que se gaste menos dinero en aumentar la esperanza de vida de la gente para, en cambio, invertir más en mejorar la salud de las personas mayores.

 

 

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?