Últimas noticias Hemeroteca

Dos sargentos de la Legión de Ceuta, detenidos por disparar a un joven

  • Las detenciones se producían en Almería al mediodía cuando se encontraban de maniobras. En las próximas horas pasarán a disposición de la justicia
  • El presunto autor de los disparos se había llevado el arma con la que efectuó las detonaciones con la intención de deshacerse de ella según el jefe superior de Policía

Arma incautada con la que presuntamente se realizaron los disparos. /

La Policía Nacional de Ceuta en colaboración con efectivos de la Policía Militar de la Comandancia General de la Ciudad Autónoma se han encargado este mediodía de detener en Almería a los presuntos autores de los disparos contra un joven y el intento de agresión a varios menores que ocurrieron la madrugada del viernes al sábado de la semana pasada.

Los dos detenidos son dos sargentos del Tercio Duque de Alba de la Legión con sede en Ceuta que se encontraban de maniobras en la localidad andaluza. Habían bebido más de la cuenta, según ha contado el máximo mandatario de la Policía Nacional en Ceuta, Alfonso Sánchez, en su comparecencia ante los medios, para dar por terminada la investigación policial iniciada esa misma madrugada pasadas las dos.

Una llamada al 112 y posteriores a ese número así como a la propia Policía alertaban de una trifulca en las inmediaciones de la Comisaría de la propia Policía Nacional, a escasos 50 metros, en un local de comida. Allí, se daba cuenta de la existencia de dos adultos que estaban increpando a varios menores que habían entrado para comprar algunos productos. Según los testimonios de los propios menores, estos adultos intentaron propasarse con ellos llegando a colocarles, al menos, a dos, el brazo por encima y les dijeron que se vinieran con ellos que iban a pasar una buena noche. Uno de los menores incluso llegó a empujar a uno de los adultos. Los menores salieron en desbandada del local. Uno de los sargentos se sacó un arma de su riñonera, arma propia, no la reglamentaria, y disparó en primer lugar al aire. Por aquel lugar, pasaba un joven, Hichan, de 27 años, quien pidió tranquilidad y que no molestaran a los menores. Entonces, el sargento le disparó en el abdomen. El joven fue trasladado de urgencia al hospital Universitario e ingresado en la UCI con pronóstico muy grave. El joven se encuentra estable dentro de la gravedad pero, de momento, no se valora un traslado a la Península.

El jefe superior de Policía ha dicho este martes que la investigación permitió elaborar un perfil en función de los testimonios de los presentes y del calibre del arma: “era evidente que por el lugar (pleno centro), por la hora y por el tipo de arma, ese alguien no usaba un arma clandestina, ilegal”, dijo Alfonso Sánchez.

Con estos ingredientes las pistas conducían a pensar que se trataba de una persona perteneciente a una unidad policial y, de hecho, este lunes, el propio comisario de la Jefatura Superior de Policía de Ceuta, pidió a los medios que no criminalizáramos a ninguna unidad policial.

Pensaron que podían ser policías, guardias civiles o militares de cierta graduación y terminaron acertando. Eso y que las cámaras de la sede central de la Policía funcionaron para hacer la comprobación final: las ropas de los dos sargentos de la Legión.

Los dos detenidos pasarán en las próximas horas a disposición de la justicia puesto que este martes se encontraban de camino a Ceuta. Ambos ya han declarado ante la Policía y han reconocido los hechos. Junto a uno de los detenidos se le ha encontrado el arma con el que presuntamente efectuó los disparos a la espera del examen de Balística para determinar la fiabilidad de la prueba.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?